Cali, tercera ciudad de Colombia que más contamina sus ríos: Ideam

default: Cali, tercera ciudad de Colombia que más contamina sus ríos: Ideam

Así lo revela 'Estudio Nacional del Agua: información para la toma de decisiones'. El documento también muestra que en los ríos Cali y Cauca hay niveles críticos de mercurio, cromo y plomo.

Cali, tercera ciudad de Colombia que más contamina sus ríos: Ideam

Agosto 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Así lo revela 'Estudio Nacional del Agua: información para la toma de decisiones'. El documento también muestra que en los ríos Cali y Cauca hay niveles críticos de mercurio, cromo y plomo.

El 'Estudio Nacional del Agua: información para la toma de decisiones', dado a conocer este martes por el Ideam, ubica a Cali como la tercera ciudad del país que más contamina sus ríos, seguida de Medellín y Bogotá.

 Lea también: cada año se vierten 205 toneladas de mercurio en ríos de Colombia: Ideam

Solo en desechos que se producen en los hogares se vierten cada año 33.370 toneladas a los recursos hídricos, así como también 4.281 por actividades industriales. 

En cuanto al vertimiento de cargas químicas a los recursos hídricos de la ciudad, se reportan anualmente 61.809 toneladas provenientes de viviendas, contrario a las 10.678 generadas por actividades industriales. 

El estudio deja en evidencia que el río Cauca en su paso por la ciudad registra niveles críticos de mercurio, sustancia utilizada en minería de oro. 

El cromo también presenta niveles críticos en el río Cali, segundo recurso hídrico en importancia en la ciudad, y el río Cauca. 

Altos niveles de plomo también se encontraron durante el monitoreo realizado a aguas del río Cauca y Cali en la ciudad. Las corrientes del río Cauca son de "mala" calidad, dice el Ideam. 

Descargue aquí el estudio completo realizado por el Ministerio del Medio Ambiente y el Ideam. 

Omar Franco, director del Ideam, confirmó que la afectación a la calidad del agua por cargas contaminantes del material biodegradable y no biodegradable, nutrientes, metales pesados y mercurio se concentra en cerca de 150 municipios que incluyen ciudades como Cali, Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cartagena, Cúcuta, Manizales y Bucaramanga. 

Asimismo, sostuvo Franco que la materia orgánica biodegradable vertida a los sistemas hídricos en 2012 se estima en 756.945 toneladas por año, mientras que la materia orgánica no biodegradable (sustancias químicas) supone unos 918.670 toneladas por año, siendo Bogotá, Cali, Medellín y Cartagena, los principales aportantes. 

Advirtió que 318 cabeceras municipales pueden presentar problemas de desabastecimiento en épocas secas, lo cual podría afectar una población aproximada de 11 millones 530.580 habitantes, y entre las cuales se destacan Buga y Palmira, Valle, Yopal, Neiva, Santa Marta, entre otras. 

En septiembre de 2013 la Contraloría Delegada de Minas y Energía solicitó a la Procuraduría General de la Nación acompañamiento preventivo para realizar muestreos a las aguas del río Cali con el fin de determinar si existen altas concentraciones de mercurio por cuenta de la minería ilegal en zona montañosa de la ciudad.

Para entonces, Ana María Silva, contralora delegada de Minas y Energía, reveló que los niveles de mercurio en el río Cali, que abastece a más de 500.000 caleños, serían 1355% más de lo establecido por la norma, de acuerdo a estudios entregados por las autoridades ambientales del Valle.

Según el director del Ideam, Ómar Franco, cada 365 días, 300 millones de toneladas de sedimentos son arrojados a los distintos afluentes del territorio nacional.

Franco dijo que las condiciones más críticas del recurso hídrico asociadas a presión por uso, contaminación del agua, vulnerabilidad al desabastecimiento y a la variabilidad climática y condiciones de regulación, se concentran en 18 subzonas hidrográficas de Magdalena- Cauca y Caribe que abarcan 110 municipios con una población estimada superior a los 17 millones de  habitantes.

El funcionario señaló que durante 2013 se realizaron 169 muestreos de cadmio, 180 pruebas de cromo y plomo y 104 muestras de mercurio, en los ríos del país y que la afectación de la calidad del agua se concentra en cerca de 150 municipios que incluyen ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Cúcuta, Manizales y Bucaramanga.

De hecho, el estudio del Ideam marcó que el índice de calidad del agua del río Cauca, en la corriente de Cali, es malo. En este afluente se encontraron niveles críticos de metales pesados como mercurio, cromo y plomo. En el río Cali se constató presencia de cromo.

No obstante, el gerente de Acueducto de Emcali, Julián Lora, expresó que al agua de los cuatro ríos de los que se abastece la ciudad (Cauca, Cali, Pance y Meléndez) se le hacen pruebas para establecer sus niveles de contaminación y los resultados “están dentro de los límites permitidos por la ley y no hay problemas para el consumo humano”.

 Otros ríos en riesgo

Según el Estudio Nacional de Aguas, el índice de la alteración potencial de la calidad del agua de los ríos Lili, Meléndez y Cañaveralejo es muy alto, pues en estos afluentes se vierten 37.669 toneladas de material orgánico biodegradable, anualmente.

Para Hugo Salazar, de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Acodal, estos tres afluentes son impactadas por los rezagos de las minería, asentamientos y la falta de arborización en sus riberas.

“Las aguas de estos ríos están contaminadas porque muchas fincas y urbanizaciones botan sus aguas residuales en ellos y lo preocupante es que ellos van a dar al canal Sur, que desemboca en el río Cauca, lo que se convierte en un círculo de nunca acabar”. 

Salazar agregó que “aquí no hay una política agresiva por parte de las autoridades ambientales para recuperar los ríos. En este grupo de ríos en peligro tenemos que agregar al Pance, porque sus aguas cada vez están más contaminadas por el vertimiento de aguas servidas de las invasiones; si no se mete mano, en menos de diez años nadie va a volver a recrearse allí”.

De otra parte, el jefe de recurso hídrico del Dagma, Camilo Vélez, explicó que la autoridad ambiental adelantó obras de eliminación de vertimientos en los ríos, jornadas de limpieza comunitarias en las riberas de los ríos, campañas educativas en colegios, entre otras estrategias para disminuir el efecto contaminante sobre los afluentes de la ciudad.

“Uno de los mecanismos que se va a implementar es la instalación de puestos de control policivo en el Parque Nacional Natural Farallones, para cercar la actividad minera en las cuencas de los ríos, para minimizar el impacto en la parte baja. También, para controlar el vertimiento de aguas servidas en los afluentes, desde el 2013 se hicieron más de cinco colectores en el río Aguacatal para mejorar su calidad de agua y hoy evidenciamos que las características de calidad de agua que ingresan al perímetro urbano se mantienen a su paso por la ciudad”, anotó Vélez.

Cifras a nivel nacional

Por año, un total de 205 toneladas de mercurio son vertidas en los distintos ríos de Colombia, especialmente en aquellos que se ubican en el bajo Cauca, Chocó y Nariño, revela el documento. De igual manera, se indica que en total, cada 365 días, 300 millones de toneladas de sedimentos son arrojados a los distintos afluentes del territorio nacional. Colombia cuenta con un rendimiento hídrico promedio que equivale a seis veces la media mundial y a tres veces el de Latinoamérica; además de reservas de agua subterránea que triplican esta oferta y se distribuyen en el 74% del territorio nacional. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad