Tensión entre Secretaría de Tránsito y operadores por buses del MÍO

Tensión entre Secretaría de Tránsito y operadores por buses del MÍO

Julio 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Tensión entre Secretaría de Tránsito y operadores por buses del MÍO

El MÍO requiere una flota urgente de 127 buses para reducir los tiempos. Tránsito dice que el viernes se matriculó un amplio número de vehículos.

Transportadores insisten en que el Municipio le pone trabas al ingreso de nuevos buses para el sistema masivo. Viceministro de Transporte anunció investigaciones a la dependencia local.

La orden de ingreso de una nueva flota de buses para reforzar el Sistema de Transporte Masivo dejó en evidencia una vez más el abismo que hay entre la Secretaría de Tránsito, las empresas que operan los vehículos del MÍO y hasta el mismo Metrocali.Desde los operadores hay agudas quejas por la “falta de voluntad” del Tránsito, incluso serios cuestionamientos porque la dependencia le pone trabas al ingreso de nuevos buses; mientras que Tránsito sostiene que los operadores tienen un doble juego al querer tener buses en el MÍO, pero también en el sistema tradicional. Metrocali, por su parte, maneja un bajo perfil y sólo sostiene que así las cosas el MÍO seguirá en déficit para atender la demanda de pasajeros.Un nuevo capítulo del rifirrafe se inició exactamente hace una semana, cuando los representantes de los operadores Blanco y Negro S.A., GIT Masivo y ETM S.A. denunciaron que la Secretaría de Tránsito estaba “dilatando” el trámite aprobado por el Alcalde de Cali el 17 de junio pasado para matricular los nuevos buses.De inmediato la dependencia explicó que lo que estaban haciendo era revisar el fallo del incidente de desacato (emitido el pasado 21 de junio por el Juez Quinto Penal Municipal en el que se ordenó cumplir con la tutela que suspendía la segunda fase del MÍO) para evitar implicaciones legales para ingresar los 127 buses requeridos.Después se aprobó un nuevo decreto (el 0458 del 24 de junio) que cambió las reglas del juego: Ya no ingresarían únicamente los buses de las empresas que los tienen listos para ponerlos a rodar (Blanco y Negro y GIT), sino que los 127 vehículos nuevos fueron divididos entre los cuatro operadores que actualmente participan en el masivo.César Vergara, gerente de GIT Masivo S.A., aseguró que con ese decreto que se emitió el 24 de junio “se está premiando a los (operadores) que han incumplido sus obligaciones”.Indicó que él tiene una flota disponible en los patios y que ahora Tránsito no se los deja matricular. “Tránsito no ha cumplido con la reestructuración de rutas, con la capacidad transportadora de las empresas del transporte colectivo y además, impide la matrícula de los carros del MÍO”, agregó.Alexánder López, secretario de Tránsito, señaló que para nadie es un secreto que “el gremio del transporte es difícil de manejar y algunos le apuestan al doble juego”, es decir, a tener paralelo en la calle buses del sistema tradicional y del MÍO.Incluso, uno de los empresarios del MÍO confesó que a su organización le convienen ese tipo de conflictos, porque en este momento no tiene en Cali los buses necesarios para cumplir la incorporación de nueva flota. Felipe Targa, viceministro de Transporte, reconoció que hasta la cartera no han llegado las minucias sobre el asunto del polémico decreto. Aclaró que con la Superintendencia de Puertos y Transporte están haciendo una vigilancia en todos los temas relacionados con la Secretaría de Tránsito de Cali porque “estamos preocupados por la falta de gestión y poder coercitivo para realizar la reestructuración de rutas”.Pero un informe publicado por este diario reveló que Tránsito Municipal ‘rajó’ a Metrocali en el proceso de implementación del Sistema de Transporte Masivo.El documento precisó que la empresa que gerencia el MÍO tiene significativos retrasos en la infraestructura, presenta falta de reemplazo de buses viejos por nuevos, incumple con rutas y frecuencias a los usuarios y enfrenta debilidades técnicas y legales.Situación que para Carlos Vivas, gerente de Unimetro (que la semana pasada anunció el ingreso de un socio para evitar la cancelación de su contrato), es de preocupar. “No entiendo cómo las mismas oficinas municipales le tiran a un proyecto que es de la Alcaldía. Eso es para analizar”, agregó.Mientras que otro empresario de transporte, que prefirió mantener en reserva su identidad, dijo que “Tránsito tiene engañado al Alcalde con sus reportes”.La pelea por la movilidadAnte los cuestionamientos que vienen y van entre la Secretaría de Tránsito y los operadores hay quienes indican que lo mejor para la ciudad es crear una oficina de Movilidad que tenga la posibilidad de una visión macro.Mauricio Carvajal, ex presidente de Metrocali y consultor de movilidad, precisó que “sí es importantísima la creación de una Secretaría de Movilidad que diseñe las políticas de transporte y tránsito para el logro de una verdadera coordinación interinstitucional”.Mientras que el Viceministro de Transporte dijo que en Cali ha fallado “bastante” la administración en cabeza de la Secretaría de Tránsito, que ha sido la encargada de reestructurar el sistema colectivo para que funcione en armonía el masivo. “Es una falta de voluntad política, capacidad institucional y administrativa”.Pero Alexánder López, titular de la dependencia, aseguró que desde la entidad se han seguido las directrices municipales y se han organizado las mesas de trabajo necesarias para, de una u otra manera, fortalecer el sistema. “No podemos ser ajenos a las circunstancias jurídicas que está enfrentando Metrocali”, dijo.Víctor Hugo Vallejo, abogado experto en Tránsito, señaló que la Secretaría de Movilidad no ha sido ni es una necesidad en Cali. “Lo que pasa es que está atravesando por dos situaciones: Una, carece de un cuerpo de control y vigilancia: tiene 149 guardas y debería tener 500 y dos, está viviendo un momento crítico por el desarrollo de diferentes obras de infraestructura en la ciudad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad