Temporada de la Filarmónica comienza con un pianista argentino

Temporada de la Filarmónica comienza con un pianista argentino

Febrero 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Temporada de la Filarmónica comienza con un pianista argentino

“En el pasado se decía que la partitura sirve para volver al sonido original. Hoy se toca como se ve y eso ha empobrecido la música”, dijo Alexánder Panizza, concertista argentino de piano.

El extranjero Alexánder Panizza tocará este jueves con la Orquesta Filarmónica de Cali.

Desde hacía mucho tiempo no coincidían tantas cosas buenas para el primer concierto de temporada de la Orquesta Filarmónica de Cali, como todas las que confluyeron para el de esta noche.Tantas, que es necesario enumerarlas: la primera, se estrenará como director titular el estadounidense Irwin Hoffman, quizás el conductor con más trayectoria que ha tenido la orquesta local, junto con Luis Bacalov y Francesco Belli. La segunda, la orquesta terminó 2o11 y comenzó 2012 sin afugias económicas. Prueba de ello es la traída de Hoffman. Tercera, se comenzará temporada con un concierto muy sólido, con tres grandes obras de un compositor como Beethoven. Y la cuarta será la presentación del joven concertista de piano el argentino Alexánder Panizza.Todo ello es refrescante y esperanzador, después de tantos sobresaltos el año pasado. Cuando a las 7:00 p.m. suba el telón del Teatro Municipal y resuenen los primeros acordes de la obertura ‘Eleonora’, se verá cómo las buenas noticias se reflejan en la calidad de la orquesta, que tiene felices a su nuevo director y a su primer solista invitado del año.Y éste no es un desconocido: Alexánder Panizza es destacado por la crítica como uno de los pianistas argentinos más relevantes de la última década y con mayor proyección internacional. Por ello recibió el Premio Konex 2009.Panizza, quien nació y vivió en Toronto, Canadá hasta los 17 años de edad, se presentará por primera vez a Colombia. Su llegada se logró por intermedio de Hadrián Ávila, director de la Sinfónica de Córdoba (exdirector de la Banda Departamental del Valle), con quien “he tocado en Argentina y fue quien sugirió mi nombre para ser invitado acá”, dijo Panizza.¿Por qué aceptó venir a Cali?Me gusta mucho conocer lugares nuevos y ver cómo se difunde la música clásica por Latinoamérica. He estado en varios países y siempre me causa una sensación rara ver cómo echa raíces esa música entre nosotros.Esa experiencia le permitió conocer el nivel de la Filarmónica de Cali...Encontré una linda orquesta, muy buena, con un gran director. Le contaré un detalle que parece insignificante, pero es muy bueno cuando uno llega por primera vez: cuando llegué para el primer ensayo los músicos se acercaron a saludarme y me dieron buena acogida. Es muy duro cuando se llega y la orquesta permanece distante. Además, un violinista que había tocado en orquestas argentinas, Andrés Felipe Beltrán, me acercó más al grupo.Debutará con el concierto ‘Emperador’, que es palabras mayores.Yo soy más beethoveniano que chopiniano, por ejemplo, aunque, en general, todos los compositores románticos me gustan mucho. El año pasado, con motivo de su bicentenario, toqué muchas obras de Franz Lizst, pero también he interpretado mucho a Robert Schumann, a Johannes Brahms, a Sergei Rachmaninov. Eso es bueno, porque uno no siempre quiere tocar lo mismo, y yo soy muy curioso, así que siempre quiero explorar entre los compositores.¿Cuáles de las obras para piano de Beethoven ha interpretado?Tuve la suerte de tocar las 32 sonatas en ocho conciertos. Fue un viaje artístico espectacular. Es como compartir el tiempo con el compositor y se establece un vínculo con su obra. Y el concierto ‘Emperador’ lo he tocado en varios países y con varios orquestas. Es fantástico para el pianista, los músicos y el público.Usted pertenece a una generación de músicos que toca a Beethoven y Mozart en ritmo de tango, a Brahms en salsa, a Strauss en chachachá...Yo no estoy muy de acuerdo con mezclar la música clásica con otras músicas u otras formas interpretativas. Me gusta que siempre se pueda dar una mirada contemporánea, pero para mí no pasa por ahí ese tipo de actualización. ¿Por qué está ocurriendo eso?En el pasado se decía que la partitura es una transcripción para volver al sonido original. Pero hoy se toca como se ve y eso ha empobrecido bastante la música. Se ha homogenizado, lo mismo que los intérpretes.¿Y usted qué hace para no homogenizarse?Mantengo presente el refrán “no sigas los pasos de tus maestros, sino busca lo que ellos buscaban”, del poeta japonés Matsuo Basho.Usted tiene apenas 38 años. ¿Es un purista, ya tan escasos?No sé si sea purista. Me gusta el jazz, pero no me gusta Bach jazzeado, salvo que sea para atraer nuevos públicos.¿Y las músicas populares sinfonizadas?Pierden mucha de su riqueza y autenticidad. No las rechazo, pero no me atraen.Programa de hoyBajo la dirección de Irwin Hoffman, la Filarmónica de Cali intepretará esta noche en el Teatro Municipal, desde las 7:00 p.m.: Obertura ‘Eleonora nº 3’‘Concierto para piano y orquesta nº 5 en Mi bemol mayor, opus 73, Emperador’. Solista invitado: Alexánder Panizza (Argentina).‘Sinfonía nº 7 en La mayor, opus 92’.Todas las obras fueron compuestas por Ludwig van Beethoven.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad