Taxistas de Cali desconfían del posible bloqueo tecnológico a Uber

Julio 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Taxistas de Cali desconfían del posible bloqueo tecnológico a Uber

Taxistas de Cali denuncian que el servicio de Uber es cada vez más frecuente en la ciudad, y que han desplazado a taxistas de las zonas hoteleras.

Esto es lo que dicen los representantes del gremio en Cali, ante la posibilidad de bloquear Uber y otras 'apps' de servicios similares.

Con desconfianza ven los taxistas de Cali, la posibilidad de que las autoridades nacionales bloqueen la plataforma tecnológica de Uber, como se ha conocido este viernes.

Esto debido a que, según líderes del gremio, la intención de bloquear Uber es una declaración que las autoridades vienen dando desde inicios de este año y aún no se ha hecho efectiva.

El debate sobre la competencia desleal que hacen los afiliados a la aplicación Uber contra los taxistas, volvió a cobrar vigencia este viernes después de las declaraciones del coronel Juan Francisco Peláez, director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, entregadas a Blu Radio.

El coronel Peláez indicó que las autoridades vienen realizando operativos, inmovilizando a los vehículos que trabajan con Uber, la cual no está permitida en el Código de Tránsito, y añadió que se estudia un posible bloquoe tecnológico de la aplicación.

Dijo que la Superintendencia de Puertos y Transporte, y el Ministerio de las Tecnologías de la Comunicación, estudian la posibilidad de solicitar a los operadores móviles el retiro de aplicaciones como Uber de sus tiendas, pues se han registrado casos de clonaciones de tarjetas de crédito, entre otras infracciones.

Sin embargo, los taxistas han entendido estos anuncios como "pañitos de agua tibia" para frenar la marcha nacional que el gremio ha programado para el próximo 29 de julio.

"Estamos de acuerdo con el bloqueo tecnológico si eso fuera una realidad. Pero parece un tema electoral porque la marcha del 29 de julio no les conviene", dijo Jorge Adrián Palacio, presidente de la Asociación de Propietarios de Taxis de Cali.

Añadió que las autoridades siempre han dicho que se implementarán controles, pero que la operación de vehículos con Uber sigue siendo preocupante en Cali, especialmente en hoteles, barrios de estrato alto, entre otros.

Más de seis mil taxistas estarían dispuestos a participar de la marcha contra Uber el próximo 29 de julio en Cali.

El mismo inconformismo manifestó Johnny Rangel, vocero de los taxistas de Cali y miembro del programa radial La Mancha Amarilla.

"Nosotros desde el año pasado venimos reclamando medidas radicales contra Uber y las aplicaciones que fomentan la ilegalidad, porque no se puede permitir que esta aplicación se pase la ley por la faja y pase por encima de nuestros derechos, porque nosotros cumplimos con los requisitos legales", indicó.

Rangel también recordó que en Cali además se está usando con frecuencia la aplicación Easy Moto (sirve para movilizarse en moto desde cualquier lugar), que ya tiene a 180 trabajadores en la ciudad y cerca de mil usuarios.  Lea también:  Polémica aplicación de celular para pedir mototaxi a domicilio en Cali

Narró que la operación de Uber ha ganado tanto espacio en Cali, que han logrado "confabularse" con los jefes de seguridad de hoteles de la ciudad, para desplazar a los taxistas que trabajan en estos sectores.

Recordó que Cali cuenta con taxistas certificados por Icontec, y capacitados en bilingüismo para la adecuada atención de turistas extranjeros.

Mientras tanto, los taxistas de las más de 25 agremiaciones que existen en Cali, permanencen en asamblea permanente para la próxima marchan nacional contra Uber.

Según Jorge Palacio, los taxistas buscan que la marcha del 29 de julio impacte lo menos posible la movilidad de los caleños, "pues los ciudadanos no deben verse afectados".

Añadió además que las empresas de taxis de Cali avanzan en el diseño de aplicaciones móviles y en el cobro vía tarjeta de crédito, para competir legalmente.

La alcaldía de la Ciudad de México impuso esta semana regulaciones y tarifas para los polémicos servicios de transporte mediante aplicaciones tecnológicas, como Uber y Cabify, después de que su expansión generara fuertes protestas de los taxistas tradicionales.

Las normas, publicadas en la gaceta oficial de la capital de México, establecen que los operadores de las aplicaciones deben aportar el 1,5% de cada transporte a un fondo especial para la mejora del servicio de taxis de la megaurbe, informó la alcaldía en un comunicado.

El reglamento dicta también condiciones para el tipo de autos que pueden formar parte de la flota que usa estas aplicaciones: deben tener un valor de al menos 200.000 pesos (12.650 dólares), cuatro puertas, aire acondicionado, cinturones de seguridad y airbags.

Los conductores tampoco podrán aceptar pagos en efectivo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad