Suspensión de megaobras del Sur también dejó en vilo a firmas locales de ingeniería

Suspensión de megaobras del Sur también dejó en vilo a firmas locales de ingeniería

Julio 04, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Avenida Circunvalar Megaobras

Las obras de prolongación de la Avenida Circunvalar están descuidadas desde hace un año, comentan moradores del sector. El puente vehicular del sector es foco de inseguridad, depósito de escombros y dormitorio de habitantes de calle.

Bernardo Peña / El País

La suspensión de los trabajos de prolongación de la Avenida Circunvalar y la vía a La Paz, así como la declaratoria de caducidad del contrato a la sociedad Vías de Cali S.A.S. -contratista a cargo del paquete de ocho megaobras del sur de Cali-, tienen en vilo a más de trece firmas de ingeniería locales que prestaron sus servicios para ejecutar los trabajos y que aún no reciben la totalidad de los pagos por la mano de obra.

Se trata de empresas que subcontrataron con Vías de Cali la realización de obras de alcantarillado, telecomunicaciones, pavimentos, eléctricas, espacio público, muros de contención, entre otras. Dichas labores se ejecutaron en la extensión de la Calle 16 entre carreras 50 y 105, los puentes peatonales de la Autopista Sur con carreras 63B y 68, la intersección vial a desnivel en la Autopista Sur con Carrera 70, la ampliación de la vía a La Paz y la prolongación de la Avenida Circunvalar.

Cabe recordar que la construcción de las 21 megaobras se adjudicó el 11 de mayo del 2010 y se dividieron en tres grupos: zona norte, zona centro y zona sur. A Vías de Cali S.A.S., integrado por el grupo Vergel y Castellanos S.A.; Gaico S.A. Ingenieros Constructores y Construcciones Industriales Ltda., le correspondió la ejecución del paquete de obras del sur.

En ese entonces, Vías de Cali reportó en su registro mercantil un capital de $10 millones, para responder por un contrato de ocho obras valorado en $161.433 millones.

Según cálculos de la Secretaría de Infraestructura, terminar las obras de la vía a La Paz y la Av. Circunvalar tendría un costo aproximado de $18.000 millones.

En algunos casos las deudas de Vías de Cali con los subcontratistas se remontan al 2014 y, en total, ascienden a los $2367 millones. Dichos recursos corresponden a facturas pendientes y a la retención en garantía, que es el pago de una parte del total del contrato pactado que no se desembolsa hasta que el contratista cumpla con las obras y se liquide el contrato.

Harvey Trujillo, representante de Consmacol, una de las firmas afectadas, asegura que “tenemos procesos y medidas cautelares en contra de Vías de Cali desde hace tres años, pero han sido insuficientes porque son una Sociedad por Acciones Simplificada y no cuentan con patrimonio alguno y las cuentas están vacías. Buscamos a las empresas que conforman la S.A.S. y lo único que tienen es una camioneta vieja en Bogotá. La caducidad irregular del contrato nos está perjudicando porque nadie quiere responder por los dineros de retención de garantía de obras que ya están al servicio de la comunidad”.

Añade Trujillo, a quien le adeudan $159 millones por la construcción de redes secas en la ampliación de la Carrera 80, que pese a que la relación contractual de estas empresas era con Vías de Cali (ente que debía supervisar las obras) “era el Municipio el que, por medio de la interventoría, siempre supervisó los trabajos, nos recibió las obras y sabía de las irregularidades en los pagos de las que eramos víctimas.
Ahora necesitamos que el Municipio responda por estos recursos porque desde un principio permitió anomalías en este contrato y está usufructuando lo que nosotros hicimos”.

Por su parte, Miguel Emiro Lozano, de la empresa Polo Ingeniería, aseguró que “fuimos víctimas de un concierto para delinquir. Con engaños nos llevaron a ejecutar obras sin pagarnos, nadie nos da respuesta de dónde está el dinero por retención en garantía y las obras ya están ejecutadas. Las que no se terminaron fueron porque el Municipio no entregó los predios”.

Por su parte, Claudia Escallón, representante de la firma HR Ingeniería, a la que se le adeudan $185 millones por trabajos de redes secas en la prolongación de la Avenida Circunvalar, dijo que una de las aspiraciones de este grupo de subcontratistas es que se les integre en el proceso de liquidación del contrato entre el Municipio y Vías de Cali S.A.S., que se llevará a cabo en los próximos días.

El País intentó comunicarse con José Gilberto Hernández, uno de los representantes de Vías de Cali, para consultarle acerca de esta situación pero no fue posible establecer contacto.

Avenida Circunvalar Megaobras

La maleza se ha adueñado de varios tramos de la vía a La Paz y la prolongación de la Avenida Circunvalar. Parte de las obras se retomarían este año.

Bernardo Peña / El País

“El Municipio es indemne”

Ante los reclamos de los contratistas por los pagos pendientes, la directora jurídica de la Alcaldía, María Ximena Román, indicó que los compromisos entre Vías de Cali S.A.S y los subcontratistas no afectan al Municipio, dado que esta fue una relación entre privados.

“Quien debe responder en este caso es Vías de Cali, porque el Municipio tiene una cláusula de indemnidad en cada contrato de concesión o de obra en la que se pacta que no tiene ninguna responsabilidad frente a las prestaciones sociales o laborales que el contratista asuma con sus subcontratistas. El Municipio no tiene porqué atender las deudas adquiridas por terceros”, aseguró Román.

Sobre Vías de Cali

La sociedad fue creada en 2010 para la ejecución de ocho megaobras.
Actualmente tiene dos embargos en su contra. Uno de Volmak Sumitransportes S.A.S. y otro de Premoldeados S.A.S.

Una de las firmas que conforma Vías de Cali S.A.S. (Vergel y Castellanos) era socio del Grupo Nule en la ejecución de obras en Bogotá en las que finalmente no pudo cumplir por problemas económicos, como la Calle 26.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad