Suplementos ‘mágicos’ en redes, en la mira de las autoridades en Cali

Abril 10, 2017 - 12:05 a.m. Por:
Redacción de El País
Suplementos nutricionales Invima

El uso de suplementos nutricionales que no cuentan con registros autorizados por el Invima pueden traer consecuencias graves a la salud. Autoridades recomiendan hacer compras en lugares autorizados.

Elpais.com.co

Cada vez es más común encontrar ofertas de suplementos dietarios, estimulantes sexuales, anticonceptivos y vitaminas, entre otros, en cuentas en redes sociales y otras páginas de internet, que se ofrecen con facilidades de pago y entregas a domicilio.

Estas nuevas formas de acceso a este tipo de productos ha encendido las alarmas del Invima, pues se dificulta la posibilidad de verificar si se cumple con las condiciones necesarias para la comercialización, sin afectar la salud.

El fenómeno está tomando tal fuerza que, en una rápida búsqueda, El País identificó 19 cuentas en Instagram y 7 en Facebook dedicadas a comercializar adelgazantes, proteínas de un sinnúmero de marcas y batidos supuestamente nutricionales.

En las cuentas revisadas en las redes sociales, los vendedores utilizan frases como “es la más novedosa y poderosa fórmula de aminoácidos de cadena ramificada y glutamina jamás desarrollada” ó “¡Inicia el reto y pierde desde 4 a 6 kilogramos en 30 días!”.

Y aunque estas frases llaman la atención de los ciudadanos, en ninguna de las páginas visitadas se ofrece información sobre el Registro Sanitario de los productos, número con el que se autoriza a una persona natural o jurídica para fabricar, envasar e importar un producto destinado al consumo humano.

En el caso de los suplementos dietarios, los ciudadanos están expuestos al riesgo de comprar productos que pueden generar consecuencias en el cuerpo.

Carlos Mejía, un joven de 24 años, cuenta la mala experiencia que tuvo al adquirir una proteína de suero a través de una página de Facebook. “Decidí pedirla por este medio porque costaba 30 mil pesos menos que en tiendas naturistas. Entonces pagué por ella 180 mil pesos, los consigné en una cuenta y el producto llegó a mi casa; sin embargo, después de dos días de consumirla empecé a sufrir fuertes daños estomacales. Cuando decidí dejarla de ingerir me empecé a sentir mejor, creo que estaba vencida”. Mejía reclamó a los vendedores pero nunca obtuvo respuesta.

Uno de los fisiculturistas más reconocidos del país, Marco Cardona, explica que es común ver en el mundo de los gimnasios y la onda 'fitness' cómo las personas son víctimas de sustancias que afectan la salud al tener componentes perjudiciales. “La gente quiere bajar de peso a como dé lugar. Entonces, prefieren comprar ‘productos mágicos’ que ayudan a perder tallas sin realizar actividad física. Eso es muy peligroso porque, generalmente, estas sustancias contienen elementos como sibutramina, una molécula que te disminuirá el apetito, pero a la vez te podrá ocasionar problemas cardiovasculares, depresión, dolores musculares, entre otros riesgos”, manifestó.

Pese a esta preocupación ‘viral’ en redes, Julián Guzmán, director de Operaciones Sanitarias del Invima, explica que actualmente es muy difícil seguirle la pista a estas cuentas en internet.

“Tenemos un grupo de empleados que está registrando las plataformas digitales para identificar irregularidades, sin embargo no es suficiente y lo más efectivo para contrarrestar este tipo de situaciones son las denuncias de los ciudadanos a los entes de control”.

Al respecto, Óscar Naranjo, técnico operativo de la Secretaría de Salud de Cali, también enfatiza en la dificultad de vigilar este tipo de negocios virtuales. “Cuando nosotros vamos directamente a una tienda naturista podemos verificar que cumpla con los debidos requisitos, pero para acceder a los productos de las tiendas virtuales es complejo porque primero tocaría comprarlos y, además, contactar a los vendedores es aún más complejo”.

A esta problemática se suman la falta de denuncias sobre los daños de productos comprados virtualmente. De hecho, el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Hugo Casas, manifestó que por ahora las autoridades no tiene denuncias ciudadanas sobre este tipo de casos.

¿Qué aconsejan las autoridades?

“Hay que estar alerta frente a los productos que ofrecen ‘soluciones milagrosas’, sospechar de la composición de los medicamentos cuando las farmacias o comerciantes particulares los promocionan con frases como 'nuevo descubrimiento', 'innovación científica', 'remedio antiguo' o 'fórmula secreta'”, asegura Guzmán.

Además, el funcionario recalcó que la calidad también se debe poner en duda cuando la publicidad está acompañada por testimonios de personas que supuestamente han usado el producto y aseguran que funciona a la perfección.

“Los ciudadanos deben verificar que el empaque cuente con el Registro Sanitario ya que esto garantiza que cuenta con el aval del Invima para su comercialización. También deben tener cuidado con empaques que están en mal estado y cerciorarse de que la fecha de vencimiento no esté modificada”, asegura John Jairo Zapata, subdirector de la Unidad Ejecutora de Saneamiento del Valle del Cauca.

Los ciudadanos que sean víctimas de medicamentos falsos pueden denunciarlo en la línea: 018000122220. Además, podrán consultar el Registro Sanitario marcando al *767#.

Sobre los controles

Para el 2016, la Secretaría de Salud Departamental decomisó 38.213 medicamentos irregulares.

18.689 de estos fueron incautados por ser de ‘Uso Institucional' , es decir que los fármacos que comercializaban provenían de instituciones de salud, los cuales no están permitidos para la venta al público.
8.715 de los incautados estaban vencidos.

Otros 5.917 no contaban con Registro Sanitario y 4.892 eran Medicamentos de Control Especial sin autorización.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad