Superar el nivel básico de inglés en los colegios, el reto para Cali y el Valle

Octubre 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera | Reportera de El País
Superar el nivel básico de inglés en los colegios, el reto para Cali y el Valle

El programa de tutores de colegios privados a oficiales de fácil acceso, nivel académico, número de estudiantes, entre otras variables.

Sacar el inglés del aula a la calle es solo una de las estrategias esbozadas en un reciente foro de bilingüismo en la Universidad Autónoma de Occidente.

Saludar y conjugar el verbo ‘to be’. Hasta allí llega el nivel de bilingüismo del gran promedio de población estudiantil de Cali y el Valle del Cauca.El fenómeno, que afecta más a la educación pública, fue tema del foro de especialistas en bilingüismo en la Universidad Autónoma de Occidente, UAO, para proponer estrategias que mejoren el nivel de bilingüismo de cara a la globalización. JoEllen Simpson, directora general del Centro Cultural Colombo Americano, reconoce que en Cali y en el Departamento hay mucho talento en idiomas extranjeros, que está en las universidades, centros binacionales y colegios privados, pero falta una masificación para que ese conocimiento llegue a toda la población. La docente considera que el gobierno colombiano ya dio un primer paso: reconocer que necesita mejorar su nivel de bilingüismo, específicamente en inglés, para ser competitivo a nivel mundial.Ahora falta dar el segundo paso, que a su juicio, es realizar “un cambio drástico en el currículum educativo” en los tres niveles: primaria, bachillerato y universidad. Se refiere a enfocar la enseñanza en la lengua materna para dominar muy bien su propio idioma; las matemáticas, materia esencial para todas las áreas del conocimiento. Y el idioma extranjero, en este caso, inglés, la lengua de uso universal. Para ello, sugiere reducir la intensidad horaria de otras áreas que no responden a las necesidades de hoy, para que los alumnos puedan recibir mínimo diez horas semanales de inglés. “Con dos o tres horas a la semana que se dictan en bachillerato en los colegios públicos, difícilmente se va a lograr un buen nivel de inglés. Y en primaria, no se dicta ese idioma, aunque la Ley de Educación así lo estipula”, opina la educadora con 18 años de experiencia en la enseñanza del idioma anglo en Cali. Otra medida es mejorar el nivel de inglés de los docentes, no solo del área de inglés propiamente dicha, sino de los profesores de las demás áreas de estudio.El secretario de Educación Municipal, Edgar Polanco, admite que el diagnóstico de los docentes de inglés de la ciudad arroja que están en un nivel básico (A2 según los estándares internacionales) y algunos en nivel intermedio (B1). “Tenemos que trabajar en la formación de docentes para que alcancen al menos un nivel avanzado (C1 o C2)”. Fabián Otero Medina, docente de inglés de primaria del Colegio Colombo Británico hace diez años, atribuye las fallas del bilingüismo de la educación pública en Colombia a la falta de continuidad y regularidad de los planes que cada ministro de turno implementa. En ese sentido, advierte que lo primero que se debe hacer es establecer qué nivel de bilingüismo se desea: si el de comprensión para acceder a información, si el de lecto-escritura, si el de conversación fluida o el nivel básico y según esas necesidades implementar los programas.Por ejemplo, considera antipedagógico enseñar inglés en un salón con 45 y hasta con 60 alumnos como sucede en la educación pública. La enseñanza de una lengua extranjera requiere conformar grupos pequeños, máximo de 20 a 25 alumnos por salón, dice, para lograr un proceso más personalizado y con mayor detenimiento.Ello implica contratar más profesores y acopiar los recursos para su preparación como cursos de entrenamiento certificado para que sean competentes y capaces de transmitir su conocimientos al alumnado.Otra tarea pendiente del Ministerio de Educación, según Simpson, es facilitar las herramientas didáctic as. “En el 90 % de los colegios públicos ningún niño tiene un libro de inglés y en muchos, ni siquiera el profesor lo tiene, así es muy difícil el aprendizaje de un idioma extranjero”. Para Cristina Peñafort, directora de Relaciones Internacionales de la UAO, se debe articular el trabajo de todos los gestores del bilingüismo en Cali y en Valle. La especialista se refiere a que el talento humano, funcionarios, todos, hacen un trabajo con muy buena voluntad, pero aislado. Entonces, la principal falencia es la carencia de sinergias necesarias para optimizar todos esos esfuerzos, recursos y talentos y obtener resultados. Peñafort propone que el sector público y privado formen un comité para realizar acciones articuladas y coherentes de manera organizada para divulgar conocimientos y responder así a la necesidad de dominio de un idioma extranjero. Ello implica trabajar con los colegios, las universidades, centros binacionales y hasta con los gremios como los taxistas, los hoteleros, la policía, entre otros.Eso debido a que el aprendizaje del idioma extranjero pasa por sacar la enseñanza del aula de clase y llevar el idioma a la calle. Es necesario que el inglés esté en la señalización de la ciudad, en los museos, en los centros de información, en los restaurantes, en las estaciones de servicio público, en todas partes, “que se respire bilingüismo”, insiste Peñafort.En su concepto, en Cali hay expertos en bilingüismo que quieren aportar sus conocimientos, pero están solos, no saben cómo hacerlo porque no existen políticas públicas articuladas para ello.Otero sugiere la estrategia de los asesores externos. “Hay muchos profesores de la Universidad del Valle que hablan inglés porque hicieron su maestría en el exterior y podrían asesorar a los colegios públicos, porque el aprendizaje del inglés no depende solo del profesor sino de todo un sistema donde el docente es solo un componente”, explica. La obtención de resultados, señala él, requiere mayor inversión en recursos audiovisuales y la organización de eventos como clubes de conversación, de lectura, de cine, todo en inglés, es decir, la creación de todo un entorno favorable para fomentar la interiorización de ese idioma.Y obvio, que los niños se familiaricen con el idioma extranjero desde la primaria. Muchos deciden estudiar inglés al llegar a la universidad ante la necesidad para acceder a información, pero ya han desperdiciado su infancia y su adolescencia. “Y el Estado debe promover la necesidad de estudiar el idioma y satisfacerla de manera sustancial”, concluye Otero.La Secretaría respondeEl secretario de Educación Municipal, Edgar Polanco, declaró que se está trabajando en la formación de docentes de inglés y en incrementar la intensidad horaria anglo con la jornada escolar complementaria. Así, empezaron con dos horas adicionales de inglés a las del currículum regular, pero la meta es llegar a seis horas semanales al final del cuatrenio. También se avanza en rubricar la alianza con los colegios privados bilingües para que los alumnos de 10 y 11 presten su servicio social obligatorio como tutores en las clases de inglés. “Eso permitiría tejer puentes y aprovechar mejor ese talento humano y esa experiencia para llevarlos a las instituciones oficiales, siguiendo el modelo realizado en Barranquilla con los Cuerpos de Paz y que ha sido exitoso”, explica Polanco.Un primer piloto no dio resultados porque mandaron a los tutores a dictar clase a los grados 9, 10 y 11, dando pie a problemas relacionales que llevaron a algunos tutores a desistir del servicio. “A nuestro juicio, la labor de los tutores es hacer la inducción a los niños de primaria, que apenas están empezando, no a los que ya están de salida, y debe ser de apoyo, no de docencia, porque ellos no son licenciados”, dice Polanco. Un segundo piloto se haría este 2013 para estructurar un programa más sólido para 2014, garantizando la seguridad y acceso de los tutores a las instituciones educativas públicas. El funcionario admite que las herramientas pedagógicas para la enseñanza en inglés no son de fácil acceso por su costo, pero destacó donacio- nes importantes por US$25 millones por Price Smart, en materiales didácticos para la enseñanza anglo. Y el programa de Educación Digital Tit@, en el cual uno de sus componentes más importantes es que provee las herramientas pedagógicas de inglés en la plataforma digital y así el alumno no tiene que adquirir un texto y puede trabajar e interactuar en clase.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad