Su casa podría ser una de las fuentes que envenena el río Cauca

Julio 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Las conexiones erradas, esas que hacen que los desechos de baños y cocinas caigan a los canales de aguas lluvias y luego a los ríos, siguen siendo en dolor de cabeza para las Empresas Municipales de Cali.

En 1.132 viviendas de Cali, las aguas negras que producen sus baños, cocinas y lavaderos están cayendo a los canales de aguas lluvias y luego van a parar al río Cauca.Ese es el diagnóstico más reciente realizado por las Empresas Municipales de Cali respecto a las conexiones erradas, aquellas que impiden que las aguas residuales domiciliarias sean evacuadas y tratadas de manera correcta y que terminan envenenando la principal fuente de abastecimiento de agua para Cali.De esas 1.132 conexiones erradas, el 80% (896 en total) están ubicadas en viviendas de estratos 4, 5 y 6 de barrios como Ciudad Capri, Ciudad Jardín, entre otros (ver mapa). Efraín Torres, ingeniero del área de Recolección de Emcali, explica que son viviendas a las que alguna vez se les hicieron reformas “y que pegaron las tuberías de sus baños o cocina del primer tubo que encontraron, sin ningún visto bueno por parte de la empresa”.El diagnóstico se logró gracias a un sofisticado robot que recorre las tuberías de la ciudad en busca de hogares infractores. Se trata de un dispositivo que cuenta con un sistema de circuito cerrado de televisión, capaz de rastrear y ubicar las conexiones erradas, al tiempo que identifica las coordenadas del hogar que infringe el uso adecuado del alcantarillado.Con esta información, y en coordinación con el Dagma, las Empresas Municipales comenzarán a emitir sanciones. “Una vez recolectamos del software toda la información, la remitimos a el Dagma y ellos proceden a notificar. Si la gente no hace las adecuaciones puede recibir multas económicas y hasta se le puede suspender el servicio de acueducto al cliente”, explicó José Cerón, director de Aguas Residuales de Emcali.Funcionarios del Dagma explicaron que las multas a imponerse dependerán de varios factores como el nivel socioeconómico y la carga contaminante generada por parte del infractor. Hasta el momento se han expedido más de 400 notificaciones y 126 casas se acogieron a realizar reformas para evitar las sanciones.“Estas conexiones no sólo significan un daño grandísimo al río Cauca. Implica hasta aumento en la tarifa de servicios, pues entre más contaminado esté, más se debe pagar por tasa retributiva”, explicó el ingeniero Cerón.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad