Sólo el 30% de las piscinas de la ciudad de Cali son seguras

Agosto 31, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Hasta el fin del 2010 hay plazo para cumplir con normas exigidas de seguridad. Las autoridades investigan el deceso de una niña de siete años que se produjo en días pasados. Falta de equipos de salvamento, primeros auxilios y programas de mantenimiento son las deficiencias más recurrentes.

Sólo el 30% de las 600 piscinas que están censadas en Cali, es decir 180, cumplen con los requisitos de seguridad. La cifra fue entregada por la Secretaría de Salud Pública, que inició una investigación para establecer las causas de la muerte de una menor de edad el pasado fin de semana en un balneario de Pance. Los padres de la niña, identificada como Ivonne Andrea Cabrera, de 7 años, señalaron que el deceso se produjo por el descuido de los profesores, quienes no vieron el momento en que la pequeña era empujada por otro compañero. Aunque también aseguraron que en el lugar no había salvavidas ni alarmas.En su relato, Mayerlin Mesa, madre de la niña, aseguró que los docentes no se dieron cuenta cuando Ivonne fue lanzada al agua. El secretario de Salud Pública, Alejandro Varela, indicó que un equipo fue enviado para que determine si hubo responsabilidad por parte del establecimiento recreativo del sur. “Vamos a revisar si hubo alguna falla”, expresó Varela. De acuerdo con datos de la autoridad sanitaria, de 600 piscinas censadas, el 30% ha presentado los proyectos de cerramiento con reja, los cuales ya han sido aprobados.La mayor concentración de piscinas está en el sur de la ciudad, principalmente en condominios ubicados en las comunas 17, 18 y 19.La falta de equipos de salvamento y primeros auxilios, como también la falta de programas de mantenimiento para áreas comunes son las deficiencias más recurrentes. Además, según la Asociación de Ingenieros Sanitarios (Acodal), Cali es una de las ciudades con más piscinas. “La Secretaría de Salud está dando las especificaciones a las unidades residenciales para hacer los encerramientos. La idea es que a diciembre de este año las piscinas residenciales y las recreativas deben cumplir con esto”, explicó el ingeniero Juan Carlos Vidal, del área de Salud Ambiental de la Secretaría.El funcionario añadió que en el transcurso del 2011 se debe hacer la instalación de los detectores de inmersión, alarma de agua y antientrampamientos (mecanismo para evitar accidentes en los sumideros). El funcionario recordó que los establecimientos que no cumplan con la norma y no realicen las modificaciones tendrán que pagar multas entre 50 y 100 salarios mínimos. Además, la piscina sería cerrada hasta por cinco días.Aunque el Ministerio de Protección Social no ha reglamentado las especificaciones técnicas, estos espacios debe contar con un encerramiento de 1,20 metros como mínimo (con relación al borde de la piscina) y una altura mínima de 1,20 metros. Igualmente, los espacios públicos y privados deben tener un salvavidas capacitado.La calidad del aguaOtro tema que tiene a las piscinas bajo la lupa está relacionado con la calidad del agua. A través de la Resolución 1618 de mayo 7 de 2010, que reglamenta las características del agua, las frecuencias de control y vigilancia, el Ministerio de Protección Social exige una excelente calidad del agua.Con ello la idea es evitar que los bañistas sufran de otitis, conjuntivitis, dermatitis y otras infecciones de piel, oído y mucosas, además de males gastrointestinales. Mayra Alejandra Barrero, vocera de Acodal, señaló que en enero del año entrante se verán los resultados de las normas que deben cumplir los establecimientos. “Desde Cali se está haciendo un trabajo interesante en cuestiones de cerramiento, condiciones físicas”, expresó la señora Barrero.De 16 muestras que tomó la Secretaría de Salud, el 73% cumplió con los niveles PH y cloro del agua, 6 fueron aptas para uso recreativo y 7 son aceptables.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad