Soledad y falta de atención hicieron que llamadas en Cali a la Línea de Atención Infantil se dispararan

Agosto 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Soledad y falta de atención hicieron que llamadas en Cali a la Línea de Atención Infantil se dispararan

De las 7832 llamadas que atendió la Línea Corpolatin, 4305 fueron hechas por niños que requirieron atención en salud mental psicosocial.

Se incrementaron las llamadas por abuso y violencia en la línea 106 de Corpolatin, por este motivo en el primer semestre del año se atendieron 669 consultas.

Un total de 669 consultas por abuso y violencia fueron atendidas durante el primer semestre del año por el grupo de profesionales que conforman la Línea de Atención Infantil 106, de la Corporación para la Atención Integral de la Niñez, Corpolatin.

La cifra representa un aumento en 188 casos respecto al mismo periodo del 2014, cuando los niños llamaron en 481 ocasiones.

El incremento en las consultas de estos casos, explica la sicóloga orientadora de Corpolatin, Martha Vélez, se debe a que hay mayor conciencia de denuncia de situaciones en las que se vulneran los derechos de los niños y que los menores ya reconocen los canales para reportar anormalidades.

“Usualmente las que más denuncian casos son las mujeres, porque su naturaleza tiende a cuidar a los demás y suelen denunciar situaciones de maltrato dentro de sus familias, vecinos y compañeros de estudio”, aseguró Vélez.

En general, la Línea 106 recibió 7832 consultas en el primer semestre de este año, de las cuales 3894 fueron hechas por mujeres y 1478 por hombres.

Según las cuentas de Corpolatin, los niños entre 6 y 10 años fueron los mayores usuarios de la línea 106, dado que reportaron 1115 llamadas; seguidos por los jóvenes entre 14 y 17 años, quienes se comunicaron en 1021 ocasiones. Asimismo, están los niños entre 11 años a 13 años de edad, con 957 llamadas.

De todos los llamados registrados por la Línea 106, 574 casos en los que se identificó vulneración de derechos fueron remitidos y puestos en conocimiento del ICBF, Fiscalía, Comisarías de Familia, Personería, entre otros entes de control.

De acuerdo con los informes del Centro de Escucha de Corpolatin, los padres de familia se muestran como los mayores presuntos agresores, pues fueron reportados en 261 ocasiones, de las cuales 215 corresponden a madres y 46 a padres.

“Aunque en estos temas siempre hay un subregistro, lamentablemente continúa la tendencia en la que los primeros agresores son los miembros del núcleo familiar. En los casos de abusos y violencia deben ser los vecinos y miembros de la comunidad en general los que garanticen que los derechos de los menores no sean vulnerados. No podemos seguir guardando silencio en estas situaciones”, afirmó el secretario de Bienestar Social, Luis Alfredo Gómez.

Leonardo Aja, experto en prevención del riesgo de suicidio infantil y juvenil, indicó que el que los niños convivan en ambientes hostiles y sean víctimas de maltrato y violencia “puede generar espacios y convertirse en factores para que los menores tengan ideas suicidas. Sin embargo, la tasa de suicidios en menores de edad es muy baja, pues entre los 10 y los 14 años es de 1,3 por cada 100.000 habitantes y entre los 15 y 17 años es de 4,7”.

Hola, soledad

[[nid:454268;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/08/consulta_llamadas.jpg;left;{}]]

De las 7832 llamadas que atendió la Línea Corpolatin, 4305 fueron hechas por niños que requirieron atención en salud mental psicosocial; es decir, casos en los que los menores llamaron para que les contaran una fábula o porque ellos querían hablar con alguien.

En los casos referenciados, los menores expresaron sentimientos de soledad, procesos de duelo, depresión, miedo y ansiedad, inquietudes respecto al manejo de su tiempo libre, temores, ideas suicidas, entre otros. 

“Esta es una situación muy preocupante porque muchas de esas llamadas evidencian que los niños están físicamente solos o los acompañan adultos ausentes emocionalmente. Con esto nos encontramos que los niños no confían en sus padres, no tienen con quién hablar, ante cualquier duda no tienen cómo abordar a alguien de su núcleo familiar y prefieren recurrir a extraños y se sienten más seguros”, afirmó la orientadora de Corpolatin.

Para Carolina Piñeros, directora de Red Papaz, el que los niños estén mucho tiempo solos “puede traer problemas graves a futuro. Es una responsabilidad de los padres que los niños estén acompañados y tengan cuidadores, pero también hay que hacer un llamado a los centros educativos para que los chicos tengan más actividades útiles para invertir su tiempo libre”.

Para el secretario de Bienestar Social, que los niños prefieran hablar de sus problemas con extraños en lugar de sus familiares es un indicador de que “hace mucha falta el contacto humano, especialmente con los niños más pequeños, que son los que requieren de más atención por parte de sus familiares más cercanos. Este es un llamado de atención para los padres que ceden sus responsabilidades a otros espacios y personas que no tienen porqué estar implicados en la crianza de sus hijos”.

Gómez agregó que es esencial que la primera infancia reciba atención integral “no solo por parte de los colegios e instituciones de cuidado, sino de su propia familia”.

Más cifras

2212 consultas recibidas por la Línea 106 fueron hechas desde las comunas 6, 7, 13, 14, 15, 18 y 21. La comuna que menos reportó casos fue la 22, de donde solo salieron 12 llamadas.

1994 llamadas o consultas se hicieron de manera anónima y silenciosa. En estos casos, los especialistas de Corpolatin no lograron identificar el sexo de los usuarios.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad