Siloé, cuna de grandes talentos de la música

Siloé, cuna de grandes talentos de la música

Julio 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lina Uribe / Reportera de El País

Gracias a los programas de la Fundación Sidoc, niños y jóvenes de Siloé pueden dedicarle su tiempo libre a la música o al deporte.

[[nid:447862;http://www.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/07/tds.jpg;full;{Conozca uno de los grupos de Tambores de Siloé, un programa auspiciado por la Fundación Sidoc que busca ofrecer una alternativa para que niños y jóvenes del sector empleen su tiempo libre. Con exóticos instrumentos hechos de materiales alternativos, estos niños desarrollan habilidades para la vida.Video: Álvaro Fernández}]]

"¿Música para qué? Música para vivir”. Impresa en una hoja de papel bond, esta frase recibe diariamente a todos los niños y jóvenes que hacen parte de Tambores de Silóe, un programa auspiciado por la Fundación Sidoc que desde hace siete años busca que los chicos de la ladera de Cali puedan dedicar su tiempo libre a desarrollar habilidades en la música. 

Los instrumentos son tan exóticos como el nombre con el que han sido bautizados: en Tambores de Siloé hay bernáfonos, marimbotellas, silococajas y silocobombos. Todos han sido realizados por los mismos jóvenes con materiales alternativos como botellas plásticas, tarros de pintura vacíos y tubos de PVC. 

A estos elementos, que aparentemente son basura, los chicos logran arrancarles sonidos estupendos que pronto se escucharán por toda la ciudad. Gracias a un convenio con Metrocali, Tambores de Siloé hará intervenciones musicales en dos estaciones del MIO a mediados de agosto.

Para Héctor Tascón, el profesor de música a quien se le ocurrió crear una orquesta con materiales alternativos, la idea es muy simple: Cali debe volver a ser un escenario artístico y cultural. A su vez, Héctor es consciente de que la motivación de sus estudiantes aumenta cuando tienen la posibilidad de mostrarle a la gente lo que hacen. 

Aunque la tasa de deserción es bastante alta, la Fundación Sidoc y Tambores de Siloé siguen apostándole a que los jóvenes vean la vida de una forma distinta gracias a la música. Para esto  cuentan con asesorías y acompañamientos psicológicos para quienes lo deseen. “La música les permite a los muchachos desarrollar habilidades como la creatividad, el trabajo en equipo y otras que no se desarrollan fácilmente en un colegio. Un niño con estos desarrollos puede tener mayores herramientas para afrontar la vida y resolver los problemas”, dice Héctor.

 Los caleños podrán apreciar estos talentos en todo su esplendor el próximo 11 de agosto en la estación Universidades y el 12 en la estación Andrés Sanín. El jueves 13, Tambores de Siloé realizará un flash mob, una especie de ‘toma musical’ de varias estaciones y articulados para que los pasajeros tengan un rato agradable y conozcan el gran potencial de estas promesas de la música.

[[nid:447962;http://www.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/sebatian-cardona.jpg;left;{Con su viola, Sebastián Cardona está de gira en Europa.}]]

Desde que tenían poco menos de 10 años, Cristian Ospina y Sebastián Cardona decidieron abrirle un espacio en sus vidas a la música.Ahora, estos jóvenes de 17 y 18 años  hacen parte de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de Siloé y se encuentran en Italia representando a Cali en el Festival Di la Vía dei Concerti desde el pasado 5 de julio.

[[nid:447964;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/dsc_4311.jpg;left;{Luz Marina y Rosalba siempre han apoyado a sus hijos en los proyectos musicales. }]]

Como la más orgullosa de todas las madres, Luz Marina Montilla recuerda el momento en el que supo que su hijo Sebastián Saldría del país. “Mi otro hijo me dijo que me tenían una noticia sobre su hermano, que pronto me iban a llamar de la orquesta. Cuando me contaron que lo iban a mandar a Europa no lo podía creer, hasta lloré de la felicidad”, cuenta con una sonrisa que le ilumina el rostro.  

En el 2012, Cristian había participado en este mismo festival junto a ocho niños de la orquesta. Este año retomó el contacto y desde Italia le comunicaron que neceitaban un chelista y un violista, por lo que decidió convidar a su compañero Sebastián para irse de gira por Europa. “Yo me siento muy orgullosa de que mi niño esté por allá. Aunque le ha tocado muy duro, siempre lo he apoyado”, cuenta su mamá, Rosalba Chacón.

Además de los programas de formación musical, la Fundación Sidoc adelanta en Siloé un proyecto deportivo  llamado ‘Fútbol para la esperanza’.

Tal es el éxito de esta iniciativa que el Banco Interamericano de Desarrollo puso los ojos en ella para presentarla como un caso de éxito en el ‘Doha Goal Forum’, un evento que se realiza en Los Ángeles con el objetivo de reunir a los líderes mundiales que aportan al progreso a través del deporte. 

Del 25 al 27 de julio, ‘Fútbol para la esperanza’ hará parte de un pánel sobre el deporte comunitario junto a otras dos iniciativas de Brasil y Chile. “Esta invitación ha sido un homenaje muy grande, comprobamos una vez más que el deporte sirve como mecanismo de desarrollo a nivel mundial”, dice Christine Armitage, directora de la Fundación Sidoc y quien representará el proyecto en el Doha Goal Forum.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad