Sigue novela por lote del Club San Fernando

Septiembre 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Sigue novela por lote del Club San Fernando

Obra. Así luce actualmente el lote donde estaba el Club San Fernando. Al fondo de la imagen se observan maquinaria pesada y trabajos de adecuación en el suelo.

Planeación Municipal suspendió ayer la construcción de un parqueadero que se edificaba en el lugar. La propiedad, que está bajo un proceso de extinción de dominio y es administrada por la DNE, fue cedida por esta última entidad a una inmobiliaria que a su vez le entregó el manejo a un particular.

La novela de la tenencia del lote del antiguo Club San Fernando de Cali, en la Calle Quinta con Carrera 36A, tuvo ayer un nuevo capítulo. La propiedad, que está bajo un proceso de extinción de dominio y que es administrada por la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, fue cedida por esta última entidad a una inmobiliaria que a su vez le entregó el manejo a un particular para la construcción de un parqueadero.No obstante y tras una aguda polémica, la Secretaría de Planeación Municipal canceló ayer los permisos de esta obra por no cumplir con el uso del suelo fijado en el Plan de Ordenamiento Territorial, POT.Víctor Hernández, presidente de la Corporación Club San Fernando, entidad que reune a los antiguos socios de esta entidad, manifestó que la DNE está procediendo de manera irregular. “El proceso de extinción de dominio del lote está en marcha desde febrero del 2009. En mayo del año pasado la corporación Club San Fernando solicitó a la DNE que se le asignara la propiedad bajo la modalidad de depositario provisional. Fue así como en enero 19 del 2010 el director de la DNE, Omar Figueroa (quién renunció el miércoles) ordenó emitir la resolución para entregar el lote a la corporación”, explicó.Hernández agregó que para mayo pasado, según lo pactado, debería haberse emitido la resolución de entrega del lote. No obstante, dicha entidad comenzó a dilatar la decisión. “Lo crítico de esto es que a pesar de este compromiso la semana pasada la inmobiliaria del Pacífico, designada por la DNE para administrar el lote, hizo un contrato de arrendamiento por dos años con una firma que dice que utilizará el lote como parqueadero”, añadió. En visita al lote donde del antiguo Club San Fernando se pudo constatar con vecinos del lugar que en efecto desde la semana pasada maquinaria pesada viene desarrollando obras de adecuación de tierras dentro de este predio. “Lo que se rumora es que quieren construir un parqueadero en ese lote”, declaró una moradora del sector. El País intentó contactar a Carlos E. Robles, director jurídico de la DNE, para que diera su testimonio sobre esta situación, pero no fue posible ubicarlo. Entretanto, voceros de la Inmobiliaria del Pacífico, que administra el predio, notificaron que no se pronunciarán.La decisión María Grace Figueroa, directora de la Secretaría de Planeación Municipal, informó que “las obras que se realizaban en el lote donde quedaba el Club San Fernando fueron suspendidas ayer jurídicamente porque en la propiedad no se permite realizar este tipo de operación”. “Al ver que ellos no han hecho ninguna petición del uso del suelo, ni han pedido permiso para realizar una construcción, inmediatamente suspendí los trabajos que se llevaban a cabo en el predio”. declaró la funcionaria. Según la Directora de Planeación, para dicho sector la Administración Municipal está diseñando un plan parcial que se llama Ciudad Médica. “La idea es realizar en ese lote un ‘cluster’ de servicios médicos. Por lo que actualmente el predio no califica como parqueadero”, dijo. Antecedentes del predio Octubre del 2006. la Junta Directiva del Club San Fernando vende el lote a Bernardo Pinzón, quien entrega a cambio seis inmuebles y un cheque posfechado por $2.586 millones. En mayo del 2007, las instalaciones del club son demolidas.Junio del 2008. Los directivos del club interponen una demanda para el cobro ejecutivo de los $2.586 millones, pues el cheque correspondiente resultó sin fondos. Febrero 3 del 2009. El lote queda en manos de la Fiscalía, luego de un proceso de extinción del dominio. El ente investigador determinó que el predio había sido adquirido con dineros del narcotráfico.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad