Sigue la polémica por la no aprobación de vigencias futuras en Cali

Octubre 18, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Sigue la polémica por la no aprobación de vigencias futuras en Cali

Concejo de Cali.

A juicio de los trece concejales que votaron negativo, al proyecto de acuerdo para autorizar los gastos administrativos (seguros, aseo, vigilancia y papelería), le faltó mayor sustentación de la Alcaldía de Cali.

Dos días después de que el Concejo de Cali no le aprobara al Alcalde las facultades para contratar por tres años algunos servicios administrativos, sigue la polémica sobre las razones por las cuales se hundió el proyecto de acuerdo.Mientras los concejales que votaron en contra del proyecto aseguraron que los voceros de la Administración local no presentaron suficientes soportes, los que dieron su voto a favor sostuvieron que el hundimiento de la iniciativa obedece a “motivos personales”.El proyecto de acuerdo buscaba que la Administración pudiera contratar con empresas privadas el suministro de gasolina y las pólizas de seguros, además de la prestación de los servicios de aseo y vigilancia, entre los años 2013 y 2015.En total, la Dirección Administrativa de la Alcaldía estimaba que para esta contratación se debían autorizar $50.199 millones, procedentes de las vigencias 2013, 2014 y 2015.El presidente de la Corporación, Fernando Tamayo, defendió su voto negativo con el argumento que no existía claridad en tres puntos: no estaba especificado esos gastos en el marco fiscal de mediano plazo (instrumento que sirve para planear los ingresos y gastos del Municipio en un espacio de quince años). “Tampoco está claro en el plan de desarrollo que se necesitaban esas vigencias para esos gastos de funcionamiento y además, se pidieron facultades para 90 días cuando al año le faltan 75 para terminarse”, dijo el cabildante.El concejal Harvy Mosquera dijo que la Alcaldía habla de generar economías de escala. “Actualmente la Administración paga $49 por cada fotocopia, pero con los precios que estaban estableciendo se subía a $57 cada una”, indicó.Sin embargo, su homólogo Roy Barreras indicó que la Alcaldía lograba ahorrar cerca de $11.000 millones por hacer los contratos en escala, “pero los trece concejales que votaron negativo y sin ningún tipo de debate, dejaron perder la oportunidad de que ese dinero se invirtiera en otros aspectos como la salud o la educación”.Agregó que con lo que sucedió el pasado martes dejó en claro “quienes están con el alcalde Rodrigo Guerrero y quienes no. Lo que sucedió obedeció más a motivos personales”.El concejal John Jairo Hoyos indicó que ni siquiera se permitió el debate. “No tiene sentido asistir a una votación en la que no se permite hablar y donde el resultado ya se ha filtrado en otros espacios y contextos”.El director Administrativo de la Alcaldía, Alfonso Otoya, dijo que las vigencias futuras sí tenían sustento en el escenario financiero del Municipio y en el plan de desarrollo. “Presentamos el mismo marco fiscal de las vigencias de los World Games”, señaló.Por su parte, el concejal Carlos Rodríguez negó que se haya hundido el proyecto por intereses particulares. “Estamos en nuestro derecho de votar negativo, así como en otras veces les hemos aprobado las iniciativas”, refiriéndose a que el Cabildo aprobó el plan de desarrollo, el comparendo ambiental y las vigencias futuras de los World Games y de la planta de lixiviados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad