Sigue la alerta por nuevo caso de muerte por inyección de biopolímeros

Sigue la alerta por nuevo caso de muerte por inyección de biopolímeros

Febrero 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
El País y Qhubo
Sigue la alerta por nuevo caso de muerte por inyección de biopolímeros

En el hospital de Puerto Tejada, municipio del Cauca, murió el hombre que se inyectó silicona en sus glúteos.

En el Hospital de Puerto Tejada murió un hombre al que le habrían practicado una cirugía de glúteos. Anuncian investigación.

Como John Jader Alegría Muñoz, fue identificado el joven trans que falleció en el Hospital Cincuentenario de Puerto Tejada, por inyectarse silicona líquida en los glúteos.Según indicó el gerente del centro hospitalario, Juan Carlos Caicedo, “esta persona ingresó con taquicardia, diciendo que él mismo se había inyectado la sustancia, lo que derivó en un paro cardiorrespiratorio”.John Jader de 36 años, identificado como una mujer trans, era conocido por sus amigos como Rihanna.De acuerdo con la versión de algunos allegados, John Jader habría asistido a una casa del municipio del norte del Cauca en donde un supuesto médico le iba a aplicar silicona.Sin embargo, y de acuerdo con algunos vecinos, la víctima empezó a emitir gritos desgarradores por lo que luego fue trasladado al centro de salud municipal.En ese lugar, la víctima le habría contado a los médicos lo ocurrido, pero cuando le prestaban los primeros auxilios murió.Por ahora, los integrantes del CTI investigan lo ocurrido y el médico señalado será escuchado en audiencia en los próximos días, pues no sería el primer caso en su contra.El pasado 19 de febrero, un joven de 20 años, también identificado como mujer trans, murió por la inyección de silicona en sus glúteos en el Hospital Universitario del Valle.En este caso el joven murió en menos de 12 horas después de realizada la intervención en un lugar no autorizado, debido a que el producto aplicado viajó por su torrente sanguíneo ocasionándole una embolización en su corazón y pulmones.Con el caso de Puerto Tejada, van tres muertos por la aplicación de biopolímeros en lugares no autorizados en la región y también se registró la muerte de una mujer oriunda de Tuluá, quien falleció por fallas en su presión cuando se realizaba una liposucción en Cali. Debido a ello las autoridades de salud han lanzado una alerta por el aumento en los casos de cirugías estéticas mal hechas.En el 2013, la Secretaría de Salud del Valle realizó catorce cierres temporales a sitios donde se prestan servicios de medicina estética. Ocho de ellos ya volvieron a funcionar porque “subsanaron los hallazgos”. Además, otros doce establecimientos están en proceso jurídico administrativo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad