Sigue en el limbo financiación de entidades culturales del Valle

Agosto 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Gobernación del Valle anunció recursos, pero no hay fecha del giro a las instituciones descentralizadas en crisis.

Sigue sin definirse la fecha para el giro de los recursos que les adeuda la Gobernación a las instituciones descentralizadas del Departamento que se encargan de la promoción cultural de la región.Desde hace una semana, estudiantes y empleados de entidades como Bellas Artes, Incolballet, Inciva y la Biblioteca Departamental adelantan protestas para reclamar la entrega de los recursos, cuyas partidas fueron establecidas a través del convenio 1080 de noviembre del 2013.Ayer hubo una marcha, que fue de la Biblioteca Departamental hasta el Palacio de San Francisco, para reclamar tales dineros, que sirven para pagar parte de la nómina, los programas culturales y el mantenimiento de las instituciones. Hasta la fecha, las cuatro entidades se han mantenido con recursos propios, partidas parciales de la estampilla Procultura y en los casos de Incolballet, Bellas Artes y la Biblioteca, con créditos de tesorería con Infivalle. Nelson Parra, secretario de asuntos intersindicales de Sintragobernaciones y empleado de la Biblioteca Departamental, indicó que “aunque el Gobernador dijo que tiene $9000 millones para destinar a la cultura, no dijo qué día hará el desembolso. Ya no le creemos, con esas promesas nos tienen desde enero”. Según las cuentas de Sintragobernaciones, el Departamento les debe $3500 millones a Bellas Artes, $1100 millones a Inciva, $1100 millones a Incolballet y $936 millones a la Biblioteca.El gobernador del Valle, Ubéimar Delgado, indicó que en los próximos días se estará tramitando el pago de estos recursos a los institutos.Afirmó que el Departamento no tiene plata y que por esta razón espera que la Alcaldía de Cali les ayude, dado que 70% de los estudiantes son de la ciudad. Al respecto, el alcalde Rodrigo Guerrero dijo que por competencia no puede girar recursos a institutos departamentales. “Escasamente y muy reducidamente puedo atender las (entidades) nuestras para mantenerlas con vida. De modo que no puedo apoyar otras”.El País conoció que directivos de los institutos se reunieron con Argemiro Cortés, delegado de la ministra de Cultura, Mariana Garcés, para mostrarle el estado de las entidades. “La situación es realmente crítica. Ellos nos piden una mesa técnica conformada por los ministerios de Educación y Cultura, la Alcaldía y la Gobernación. El informe lo llevaré a Bogotá para tratar de buscar soluciones”, dijo Cortés.Además, la Defensoría Regional del Pueblo convocó a una reunión para el próximo martes con las directivas de los institutos, la Alcaldía, la Gobernación, Concejo de Cali y Asamblea del Valle, para hallar salidas a la crisis que afecta la cultura en la región.El cierre ronda a la BibliotecaDe continuar la situación actual, la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero sería cerrada en el mes de septiembre, dijo Nelson Parra, funcionario de la entidad y directivo de Sintragobernaciones.Además del pago por parte de la Gobernación, esta entidad reclama que se aseguren los dineros para garantizar el funcionamiento del segundo semestre de este año, ya que el Departamento no ha firmado el convenio que permite el traslado de los recursos.“La Gobernación tiene que cumplir con la entrega de la plata del primer semestre porque hay un documento firmado. Pero qué pasará con los otros seis meses que no tienen ninguna fuente de financiación de la Gobernación”, dijo Lucedy Pabón, presidenta del Sintragobernaciones.La directora de la entidad, Beatriz Otero dijo que se reunió con la Secretaria de Hacienda, Alba Leticia Chávez, para gestionar el pago de lo adeudado.Sin dinero para operarA la Biblioteca le deben $936 millones, los cuales el Departamento gira como aporte para su funcionamiento, a través de convenio 1080 de noviembre de 2013. Este dinero paga parte de la operación del primer semestre del 2014.La Biblioteca Departamental genera pocos recursos propios, debido a que no puede cobrar por la consulta de libros y documentos o el uso de internet, dado que este es un servicio público universal. Según Nelson Parra, la nómina de la Biblioteca cuesta $200 millones mensuales. De recursos propios, dice la contadora de la Biblioteca, Betty Moreno, se recaudan $6 millones mensuales de parqueaderos, $6 millones de alquiler de salas y $3 millones de entradas al Museo Abrakadabra. Le deben a Infivalle por el proyecto de la Manzana del Saber (pagan $40 millones mensuales) y otro crédito de tesorería con Infivalle, de $200 millones, con el que pagaron la nómina de julio.Programas de lecturaAdemás del servicio de la sala de lectura, la Biblioteca Departamental tiene otros programas de extensión que realiza en la región como ‘La lectura cura’, que se hace en los hospitales y ‘Leer libera’, en las cárceles. También, talleres para profesores y madres comunitarias, conservación del patrimonio documental, cine, conciertos y charlas.Miles de afectadosAdemás de los empleados (son 61 de planta y cerca de 115 en prestación de servicios), se verían perjudicados con el cierre de la Biblioteca Departamental los 1,1 millones de usuarios/año que tienen acceso a esta entidad, quienes van a las salas de lectura y de entretenimiento. Además, las bibliotecas municipales se benefician de los programas de la Departamental, que dirige la Red.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad