Sigue debate sobre Ley para castigar a conductores ebrios en Colombia

Mayo 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Sigue debate sobre Ley para castigar a conductores ebrios en Colombia

Algunos accidentes de tránsito están vinculados con el consumo de licor.

A raíz del hundimiento del proyecto de ley por medio del cual se pretendía castigar a los conductores ebrios, algunos analistas plantean qué hacer frente a esa problemática.

El hundimiento del proyecto de Ley en el Congreso por medio del cual se pretendía imponer sanciones ejemplarizantes a los conductores en estado de embriaguez, volvió a despertar la polémica sobre la necesidad de establecer medidas para frenar ese problema.En Cali, por ejemplo, la situación sigue siendo preocupante. Cada fin de semana, las autoridades de Tránsito sorprenden entre 15 y 20 conductores bajo los efectos del alcohol. Entre viernes y domingo se accidentan por esta causa de cinco a diez personas en las vías de la ciudad, según el coordinador de agentes de Tránsito de Cali, Adalbert Clavijo. En todo el 2011 se registraron en la ciudad 389 accidentes de tránsito donde se comprobó que quien estaba al volante había consumido licor.Mientras que al alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, le parece “muy mal precedente que algunos legisladores, quienes deben dar ejemplo, hayan dejado caer el proyecto”, la representante a la Cámara, Gloria Díaz, ponente de la iniciativa, anunció que el 21 de julio volverá a presentar ante el Congreso la propuesta.“Este es un tema grave de salud pública que afecta al país”, dijo.Gloria Stella Díaz, representante a la Cámara, ponente del proyecto de LeyUno de los temas discutidos fue que el castigo era demasiado excesivo y que aún no se han agotado en Colombia todas las medidas de prevención y pedagogía para llegar a una pena tan grande como el arresto. Esto fue desvirtuado porque, a pesar de todas las campañas, las estadísticas crecen. En 2011, 440 personas murieron víctimas de conductores embriagados (en Colombia). En el tema de comparendos, en el 2010 se impusieron 48.552, pero en el 2011 la cifra se disparó a 77.018 comparendos. Las cifras hablan por sí solas. Esto demuestra que no podemos seguir siendo tan laxos en este tema.Alberto Hadad, secretario de Tránsito de CaliEs lamentable que se caiga un proyecto como estos, que ayudaría a las secretaría de Tránsito a ser más estrictas en sus controles. Esto implica que la gente va a poder seguir consumiendo licor sin tener castigos ejemplares como la cárcel, tal como ocurre en países como Chile, Perú y Estados Unidos. Nosotros no bajaremos la guardia y seremos implacables a la hora de imponer la Ley hasta donde se nos permite. Fíjese cómo el sábado pasado una persona totalmente alicorada atropelló a seis personas después de salir de una discoteca. Ese irresponsable anda libre y lo único que pudimos hacer fue suspenderle el pase. Víctor Hugo Vallejo, abogado y experto en MovilidadEste proyecto de Ley no tuvo el suficiente compromiso político de parte de los congresistas, que no alcanzan a dimensionar el tamaño del problema de la inseguridad vial en Colombia, causada por el consumo de licor. Los accidentes de Tránsito son la segunda causa de mortalidad después de la violencia y la segunda causa de morbilidad general. De ese monto de personas heridas, el 35% quedan inválidas. ¿Alguien se ha preguntado el costo que esto puede tener para la sociedad? Si la gente no logra entender, porque no tenemos una educación vial, deben entender con el poder coercitivo que tiene el Estado a través de la Ley.James Gómez, director Fondo de Prevención Vial - Valle del CaucaMedidas como esta que pretende salvar vidas son bienvenidas. Sin embargo, las autoridades tienen herramientas para actuar frente a este tema, pero que no se utilizan de la forma más adecuada. Con este panorama, es fundamental la implementación de controles fuertes, coherentes, constantes y sorpresivos. No sólo se trata de hacer controles los fines de semana. Se ha establecido que casi todos los días se consume alcohol. Hay que reforzar la educación vial. Los controles no funcionan si ambas medidas no se trabajan de manera conjunta. No sólo es entregar volantes, es concientizar a toda la cadena de consumo, desde el que hace, distribuye y vende licor.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad