Siga estas recomendaciones para evitar incendios forestales en Cali

Agosto 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de Vivir norte | El País
Siga estas recomendaciones para evitar incendios forestales en Cali

El Ideam informó que aumentó a 65% la probabilidad de ocurrencia del fenómeno "el niño".

Las autoridades ambientales y las entidades de socorro están alerta por el incremento de conflagraciones en los cerros tutelares de la ciudad. Conozca las zonas que requieren especial cuidado.

La ciudad atraviesa una de las temporadas más calientes del año, en la que los riesgos de incendios forestales ponen en alerta a las autoridades ambientales, así como a las entidades de socorro.Las montañas de El Mameyal, ubicadas detrás de los barrios Chipichape, El Bosque y La Campiña, así como las pendientes sobre la vía a Golondrinas, son parte de la zona de ladera que requiere especial cuidado en esta época. Vivir Norte habló con el ingeniero agrónomo Fabio Calero, quien está al frente de la Direccion de Gestión Ambiental de la CVC, donde coordina el programa de prevención y atención de incendios.Entre las recomendaciones más importantes del funcionario para los habitantes del Norte figura evitar encender fuego en zona vegetativa. “La causa de los incendios forestales es fundamentalmente por actividades humanas, es decir, descuidos en tipos de quema, manejo del fuego que se hace ocasionalmente para evitar ocupación ilegal de los predios o para deshacerse de material vegetal doméstico”, explicó. Agregó que “un material vegetal necesita 260 grados centígrados para empezar a producir llamas”, por ello este tipo de propagación no se da de manera natural.“Al contrario, un incendio forestal lo puede generar un recipiente de vidrio o el plástico. Lo mejor es no arrojar nada en estos lugares”, afirmó.Según argumenta Calero, lo recomendable es no ejecutar actividades que contaminen o dañen el paisaje, “pues de lo contrario se puede producir una quema, además de cometer un delito que merezca una fuerte sanción”. Cabe anotar que en los meses de julio, agosto y septiembre el verano es más agresivo y los árboles permanecen secos. “En esta época hay mayor probabilidad de que el fuego se propague con rapidez en sectores donde hay bosques”, señaló. Asimismo, invitó a los ciudadanos a participar en la prevención y atención de incendios, así como a la protección de los recursos naturales. “Todos podemos convertirnos en vigías sin arriesgar la integridad física. Si estamos frente a una conflagración, podemos apagar la fuente, fogata o lo que pueda estar produciéndola”, instó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad