Ser madre, un oficio delirante

Mayo 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Ser madre, un oficio delirante

Disfruta con las mamás de Delirio de Melao, dulce contrapunteo.

En sus primeros diez años, Delirio se ganó el corazón de su público y gran parte de ello es gracias a su grupo de colaboradores. Te contamos aquí por qué para las mamás de esta Fundación su oficio es realmente algo delirante.

¡Luces, cámara y… a ser mamás!.. Así son los días de las mamitas que conforman el colectivo de la Fundación Delirio.  Sus horas transcurren en un espectáculo en el que son protagonistas y sus hijos la luz que las hace brillar.

Mujeres que llevan en sus venas este oficio delirante. Que a diario entregan su amor, dedicación y esfuerzo para que sus roles en el show de Delirio y en casa sean un éxito rotundo.

Pero, ¿por qué es un oficio tan delirante? Para algunas la respuesta está en el amor que sienten en su interior.  En esas sensaciones inexplicables que resuenan en el corazón y que hacen eco en todo lo que emprenden.

Carolina Revelo lo resume así: “ser una madre delirante es bailar alrededor de mil emociones, entregar todo de ti con amor y pasión, con esas ganas de que todo salga bien en este espectáculo que nos llena de orgullo”. 

Opinión que respalda la bailarina Yina Blandón, quien afirma que “con nuestros hijos nos pasa lo mismo que con Delirio. Uno los ama, quiere cuidarlos, protegerlos, que siempre estén bien, que salgan adelante. Eso es lo que hace que deliremos con el hecho de ser mamás”. 

Y es que estas mujeres combinan a la perfección su desempeño como profesionales y como mamás. Un reto que cada vez las hace mejor personas y las motiva a sacar lo mejor de sí. 

Por ejemplo, la bailarina Xiomar y mamá de Ailyn Sarai nos contó que ver a su pequeña de 7 meses abrir sus ojos cada mañana, sonreír, ver sus cambios, avances y progresos es la misma alegría que siente la gente cuando ve el esfuerzo de todos reflejado en cada nuevo show de Delirio. Dice ella que es una sensación que no se puede explicar.  

Asimismo le ocurre a Sandra Tovar, otra de las integrantes de este gran espectáculo que llegó a Cali hace diez años y que hoy lo celebra con su nueva escena ‘Melao, dulce contrapunteo’: “Uno siempre quiere lo mejor para sus hijos, todos los días esperas algo nuevo, que les vaya bien, que no les falte nada”.

Pero la manera más simple y clara de responder lo que es ser una mamá delirante viene de la voz de otra integrante del colectivo de Delirio, Ángela Fong: “es un oficio delirante porque si bien es un gran privilegio también es un gran reto, se trata de amor, pasión, paciencia, entrega, comprensión y creatividad, de esperar y confiar, de saber hablar pero también callar; toda una conmoción de sentidos que te hace vivir momentos únicos e inolvidables”.

Hoy estas mujeres que dedican su tiempo a bailar al ritmo de sus hijos te invitan a que sigas celebrando con ellas el décimo aniversario de Delirio con Melao, dulce contrapunteo,  una obra llena de emoción y encanto que cuenta paso a paso la historia de este gran espectáculo que nació y se quedó en el corazón de Cali.

Y que podrás disfrutar este mes con tu familia aprovechando la promoción que te ofrece Delirio y el periódico El País. Presentando  la tarjeta Club Selecta compra tres boletas y te regalan la de mamá.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad