Semáforos del centro y oriente de Cali, en rojo por hurtos

Semáforos del centro y oriente de Cali, en rojo por hurtos

Abril 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Semáforos del centro y oriente de Cali, en rojo por hurtos

Daños. El semáforo de la calle 5 con Carrera 80, en el sur de Cali, es uno de los más afectados por el robo de cable de cobre, según los registros de la Secretaría de Tránsito.

Cerca de dos mil millones de pesos pierde cada año la Secretaría de Tránsito por robo del cableado de cobre. Así lo dio a conocer Alexánder López, titular de esta dependencia, quien calificó como grave el aumento de este acto delictivo.

Por lo menos $1.900 millones pierde anualmente la Secretaría de Tránsito de Cali por culpa del robo del cableado de cobre a los semáforos de la ciudad.Así lo dio a conocer Alexánder López, titular de esta dependencia, quien calificó como grave el aumento de este acto delictivo. Según el Secretario de Tránsito, las zonas centro y oriente de Cali son las más afectadas por esta situación. Sin embargo, en otros sitios como la Calle 5 con Carrera 70 o la Autopista Sur Oriental, el daño a los semáforos es cada vez más recurrente.Ejemplo de ello fue el hurto registrado la semana pasada en el centro de Cali, en el que más de 500 metros de cable de cobre fueron extraídos por los delincuentes.El primero se presentó en el semáforo de la Carrera 15 con Calle 13, de donde se llevaron 300 metros de cable en una noche. Y el segundo, en el semáforo de la Carrera 10 con Calle 12. Allí, se sustrajeron 220 metros de cable.“La noche ha sido elegida por los ladrones para cometer éstos robos, ocasionándonos serios problemas económicos”, manifestó López.Y no es para menos. Según técnicos de ésta dependencia, arreglar un semáforo puede costar entre cuatro y seis millones de pesos, mientras los delincuentes venden el kilo de cable de cobre en el mercado negro, entre quince y veinte mil pesos.Además de robarse el cable, los ladrones se están llevando las tarjetas electrónicas, violentando los armarios que las resguardan, todos reforzados con puntos de soldadura, que ya no son impedimento para que se cometa el delito.“La Secretaría debe pagar hasta $30 millones por cada red de semaforización que presenta daños de este tipo. Eso nos implica, a veces, mandar los equipos a Bogotá para que sean reparados, dejando fuera de servicio los semáforos por varios días”, explicó el Secretario de Tránsito.Los principales afectados son los conductores. “Al frente del Hospital Psiquiátrico (Calle 5 con Carrera 80), el semáforo casi siempre está dañado y se torna en un trancón insoportable”, aseguró Pedro Vargas, un conductor que a diario transita por el sector, uno de los puntos críticos donde se presentan los robos.Cuentas en rojoAtender los daños que dejan a su paso los amigos de lo ajeno es cada vez más complicado en materia económica.Mensualmente se deben reparar entre 40 y 60 semáforos que quedan fuera de servicio, por culpa de lo que denominan una “mafia” que busca lucrarse de la venta del cable de cobre.Pero según Jairo Gómez, Coordinador de la Red de Semaforización de la secretaría, el problema es que no hay recursos a la mano para reparar los daños, aunque puntualiza que con esfuerzo logran sortear el arreglo de los equipos.“Este año pedimos dos mil millones de pesos de presupuesto para el tema de mantenimiento a la red semaforizada, pero hasta ahora sólo nos han aprobado $160 millones, y nos urge comprar cables, bombillas, repuestos y tarjetas electrónicas, incluso armarios que son dañados por los delincuentes”, aseguró Gómez.En este sentido, la Administración ha tomado medidas para impedir el robo de cable y componentes electrónicos. En el sector de Aguablanca, los armarios de los semáforos se están revistiendo con capas de concreto, ante la vulnerabilidad de la soldadura.La desintalación de varios semáforos en la ciudad como el de la Calle 15 entre Carreras 12 y 13, donde además de robos contantes, los técnicos son amenazados cada que intentan reparalos, son otras de las medidas que estudia Tránsito.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad