Seis jóvenes ‘locos’ por Cali recuperan los espacios públicos de la ciudad

Seis jóvenes ‘locos’ por Cali recuperan los espacios públicos de la ciudad

Junio 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lina Uribe | Reportera de El País
Seis jóvenes ‘locos’ por Cali recuperan los espacios públicos de la ciudad

Natalia González (izq) e Isabella Motoa (der) son dos de las líderes de la Fundación Locos por Cali. Estas soñadoras trabajan por ver a Cali cada día más linda.

La Fundación Locos por Cali trabaja por recuperar y mantener espacios públicos. Amigos que trabajan para que ‘La Sultana’ se vea bonita.

“Cuando un espacio está bonito, se vuelve más agradable y mejora la calidad de vida. Nos duele ver a nuestra ciudad fea y por eso hacemos todo lo posible para mantenerla bonita. Eso nos hace felices”. Con estas palabras, seis jóvenes caleños argumentan su decisión de haber creado la Fundación Locos por Cali, un colectivo multidisciplinario que desde hace un año viene desarrollando acciones a favor de la ciudad.

Con los ánimos puestos en ver a Cali cada día más linda, este grupo de ‘locos’ está impulsando la campaña ‘Mi ciudad, mi responsabilidad’. Tras cerca de seis meses de gestión lograron conseguir el apoyo de diez empresas que aportaron los recursos necesarios  para pintar todas las barandas y las pérgolas del río Cali con el fin darle un nuevo ambiente a todo el sector.

“Quisimos crear un fondo común en el que las empresas aportaran para restaurar toda la zona, no solo la parte más cercana a ellas. Ya tenemos el material y ahora estamos captando a los voluntarios. Quienes deseen participar se pueden inscribir en nuestra página web”, dice Isabella Motoa, una de las integrantes de la fundación.

Los voluntarios que deseen unirse a ‘Mi ciudad, mi responsabilidad’ deben inscribirse en locosporcali.org

Y más que locos, este grupo de visionarios ya aseguraron el mantenimiento de los espacios que van a restaurar. Los recursos aportados por los patrocinadores son suficientes para hacerle un mantenimiento bimensual a las barandas del río que van a pintar.

“Hace algún tiempo hicimos una prueba piloto para ver cómo actuaba la gente: pintamos algunas barandas y cada mes íbamos seis amigos a hacerles mantenimiento. Después del cuarto mes vimos que no hubo necesidad de volverlas a pintar y esto nos hizo pensar que si la gente se acostumbra a ver algo bonito, lo va a mantener así”, agrega Isabella.

Las ganas de hacer algo por Cali empezaron en el 2013, cuando en la previa a los Juegos Mundiales tuvieron la iniciativa de aportarle algo a la ciudad. “Como jóvenes queríamos aportar algo a las necesidades que tenía Cali. Íbamos a empezar con un proyecto entre amigos, pero nos unimos al proyecto ‘Yo pinto de orgullo mi ciudad’ y junto a más de 1000 voluntarios pintamos las barandas del río, el Parque de las Banderas, unas zonas de Bellas Artes y otros sitios”.

Sin embargo, pasadas las justas deportivas no hubo quién siguiera haciéndose responsable del mantenimiento de las zonas embellecidas. En ese momento decidieron que no iban a seguir engalanando el espacio público mientras no hubiera un mantenimiento a largo plazo. “Eso es lo que hemos estado gestionando y ya es una realidad”, comenta Isabella.

Aparte del embellecimiento de la ciudad, los jóvenes de la fundación Locos por Cali han liderado otros proyectos: han hecho actividades con niños en situación de discapacidad, participaron en la II Bienal Internacional de Muralismo y Arte Público y gestionaron un proyecto piloto el pasado diciembre al que llamaron ‘Locos por Navidad’; en esa ocasión lograron que les donaran 100 cajas en las que empacaron regalos navideños para niños de la ciudad. Este año esperan conseguir 1000.

Para ‘Mi ciudad, mi responsabilidad’, el grupo de Locos por Cali espera contar con la participación de muchos niños, jóvenes y adultos que quieran darle una nueva cara al río Cali y, en un futuro no muy lejano, al resto de la ciudad. Como su iniciativa es tan acorde a la nuestra, sin duda alguna se convierte en otra de las razones por las que #DeCaliSeHablaBien.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad