Seguirán controles a la minería en el Valle del Cauca

Seguirán controles a la minería en el Valle del Cauca

Mayo 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Seguirán controles a la minería en el Valle del Cauca

Datos del Igac, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, indican que la actividad minera se desarrolla en la cuarta parte del Departamento

Los gobiernos de Cali y del Valle del Cauca aplaudieron la decisión que adoptó la Corte Constitucional de facultar a alcaldes y gobernadores para aprobar o frenar proyectos de exploración y explotación de minería. Esa facultad era exclusiva del Gobierno Nacional.

Aunque en el Valle la participación en esa clase de proyectos no es elevada, sí se han presentado graves problemas en la llamada industria extractiva, especialmente en la vía a Buenaventura.

Datos  del Igac, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, indican que la actividad minera se desarrolla en la cuarta parte del Departamento, con base en  estudios realizados sobre el uso del suelo colombiano.

En dicho análisis, el organismo estableció  que, en el caso del Valle del Cauca, que tiene 2.894.298 hectáreas, cerca de 96.958 de ellas tienen títulos mineros otorgados por Ingeominas. Pero la proporción de la actividad de minería, en la práctica, llega a ser cinco veces mayor.

Es decir, que aunque el 5 % del territorio tiene títulos de extracción minera legales, hay otro 20 % en el que la actividad se realiza de forma ilegal (es decir, la quinta parte del departamento). Una de las zonas que muestra serios problemas de minería ilegal  es el corredor vial a Buenaventura, especialmente en el sector de Zaragoza. 

“Allí seguiremos con los ojos puestos a través de la mesa que se ha conformado en el Valle del Cauca y en la que trabaja la CVC, entre otras entidades”, dijo la gobernadora Dilian Francisca Toro.

La Mandataria regional dijo que si bien la decisión de la Corte Constitucional es importante para el Valle del Cauca, no quiere decir que “a partir de ahora vamos a otorgar permisos para proyectos de explotación y exploración  minera sin su respectiva revisión e impacto en la comunidad”.

El caso de la minería en Buenaventura, indicó, “es una situación que merece toda la vigilancia y controles más estrictos porque el riesgo sigue siendo muy alto, especialmente para las vidas de muchas personas que derivan su sustento de esa actividad. Incluso hay socavones que atraviesan la doble calzada hacia el Puerto y que pondrán en peligro el tránsito hacia esa zona del país. Todos sabemos que por allí avanza el tráfico pesado del comercio exterior y si la bancada se hunde se generará un problema mayor”.

El Gobierno de Cali,  a través de la secretaria de Gobierno, Laura Lugo, expresó que lo más importante es que en adelante la aprobación de permisos para programas de exploración minera serán más controlados, pues muchos de ellos han afectado la zona de influencia de la ciudad.   

A su turno, el director del Dagma, Luis Alfonso Rodriguez Devia, aplaudió  la medida y precisó que ya era el momento para que la ciudad pudiera ejercer su responsabilidad en esa materia.

“Creo que la Corte estuvo  acertada. Era necesario que se le diera aval a las alcaldías para analizar, evaluar y tomar las decisiones correspondientes  a esa clase de proyectos, pues conocen muy bien el impacto que puede causar en su zona de influencia”. explicó.

El funcionario dijo que existe una preocupación por la explotación de piedra  del río Pance. “Muchos creen que porque se realiza en la parte baja no afecta la dinámica del afluente. Ese material de arrastre cambia la velocidad del río y puede generar problemas en el sector”, indicó 

Pero no todos quedaron contentos con la decisión de la Corte. La Asociación Colombiana de Minería (ACM) se declaró preocupada por la sentencia al estimar que puede afectar la inversión  de las operaciones mineras en el país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad