Se vienen ajustes a contratos entre Metrocali y operadores

default: Se vienen ajustes a contratos entre Metrocali y operadores

El esquema contractual tendrán que rediseñarse debido a que este se fundamentó en una meta de pasajeros demasiado alta, para lo que hoy mueve la ciudad en transporte público.

Se vienen ajustes a contratos entre Metrocali y operadores

Marzo 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Se vienen ajustes a contratos entre Metrocali y operadores

Actualmente el sistema masivo mueve entre 470.000 y 520.000 pasajeros en día hábil. Pero la meta era mover 900.000 personas, lo que no se pudo cumplir.

El esquema contractual tendrán que rediseñarse debido a que este se fundamentó en una meta de pasajeros demasiado alta, para lo que hoy mueve la ciudad en transporte público.

Sobre la base de que subir 900 mil pasajeros al MÍO es una meta “imposible” de cumplir, el presidente de Metrocali, Armando Garrido Otoya, quien se posesionó ayer, indicó que será necesario ajustar el esquema contractual de Metrocali con sus concesionarios.

Es decir, que los contratos que tiene Metrocali con los operadores GIT Masivo, Blanco y Negro Masivo Masivo, ETM y Unimetro y con la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología (UTR&T) tendrán que rediseñarse debido a que estos se fundamentaron en una meta de pasajeros demasiado alta, para lo que hoy mueve la ciudad en transporte público.

De acuerdo con el diagnóstico que presentó Garrido Otoya en la XII Asamblea de Afiliados de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, CCI, Occidente, se estima que en transporte público se podrán mover 800.000 pasajeros, pero en una modalidad de transporte que incluya al colectivo (los buses tradicionales que  aún tienen tarjeta de operación para circular como transporte público) y las bicicletas.

Lea también: Casi el 15 % de la flota del MÍO no presta servicio en Cali

Por ello, la salida del transporte tradicional (buses y ‘gualas’) no se hará rápidamente. “Hay que hacer un acuerdo para integrarlos al sistema”.

Agregó que la solución para darle estabilidad financiera al MÍO no es seguirles inyectando recursos a los operadores a través de compensaciones o subsidios. De ahí que sea necesario cambiar la estructura contractual con los concesionarios, donde también se revisaría que el pago, que  hoy se hace por pasajero movilizado. 

Sobre este tema, los operadores del masivo y expertos en transporte sostenible, como Darío Hidalgo o Carlos González, han indicado que se debe pagar por kilómetros recorridos.

“El sistema está en crisis”, dijo Garrido y esboza como razones el mal diseño y la peor implementación del sistema. “No tenía lógica primero hacer la troncal de Norte al Sur, cuando los pasajeros estaban en el Oriente”, afirmó el nuevo presidente de Metrocali.

También indicó que el modelo financiero de los operadores estuvo mal estructurado. “Cuando se crearon las concesiones, el aporte en capital de los socios fue de 10 % mientras que el 90 % era endeudamiento”, explicó.

Explicó que Metrocali debe hacer tránsito a una empresa de servicios, donde lo más importante es la calidad en la operación de las rutas.

En opinión de Garrido, la infraestructura pendiente por construir (estaciones de Guadalupe, Aguablanca, Sur, dos patios y la solución vial frente al Terminal de Transporte) debería pasar al resorte de la Secretaría de Infraestructura (relacionado específicamente a los costos del personal que hoy lo asume Metrocali con parte de los recursos de la tarifa del MÍO). 

También indicó que a Metrocali le faltan “dientes” como ente gestor del masivo. “No conocemos los números reales de los operadores y de la UTR&T. Ellos dicen que reciben un menor pago al pactado, pero eso no se sabe a ciencia cierta. Todos son ruedas sueltas, no se pueden intervenir, no se pueden multar. Ha faltado que la Superintendencia de Transporte actúe”, sostuvo el directivo.

Con respecto a mejorar la calidad del servicio, Garrido Otoya manifestó que se debe pensar en que el MÍO tenga uso preferencial de algunas vías arterias de la ciudad. Eso significa que el transporte privado (carros y motos particulares) no puedan transitar por algunas calles. “El transporte público debe ser la prioridad absoluta y en ello tenemos que cambiar el chip, las vías no son solo para el transporte privado”, aseveró.

 Alianzas privadas para infraestructura

El alcalde Maurice Armitage indicó durante la Asamblea de Afiliados de la CCI Occidente que se buscan alianzas con privados para poder construir las soluciones viales, debido a que los recursos públicos se enfocarán en “gasto social”. Lo único que se financiaría con recursos públicos es la ampliación de la Av. Ciudad de Cali. 

Juan Carlos Orobio, secretario de Infraestructura, dijo que a la Alcaldía le interesa que los privados participen en la construcción de los puentes de las calles 13, 16 y 25 sobre la Carrera 100 y en un túnel en Sameco, para mejorar la movilidad del Sur y el Norte. La forma para financiar estas obras sería por peajes.

Adicionalmente, el secretario general de la Empresa Municipal de Renovación Urbana, Emru, Nelson Londoño, indicó que la Fiscalía tiene 10 proponentes seleccionados para la construcción del edificio de la entidad (al frente del Palacio de Justicia). La selección se haría en dos meses.

Focalizar inversión en negocios actuales

La estrategia de Emcali es fortalecer los negocios de Acueducto y Alcantarillado y Energía, donde se obtienen la mayoría de los ingresos de la empresa, dijo la gerente Cristina Arango.

“La empresa se salió un poco del camino. No se puede hablar de hacer inversiones en energía eólica, cuando no la hacemos en infraestructura eléctrica, que es el negocio que tenemos hoy”, dijo Arango.

También indicó que la empresa se enfocará en la reducción de las pérdidas de agua, que actualmente llegan al 55,32 %. La idea es bajar ocho puntos porcentuales en los próximos cuatro años”, explicó la gerente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad