Cali se refuerza para contrarrestar las inundaciones en temporadas de lluvia

Cali se refuerza para contrarrestar las inundaciones en temporadas de lluvia

Febrero 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País
Cali se refuerza para contrarrestar las inundaciones en temporadas de lluvia

La recuperación del dique de protección del río Cauca, que ha sido invadido por asentamientos humanos, es parte principal de la seguridad hidráulica de Cali. Se hará un anillo de protección a su alrededor.

A las obras de refuerzo del jarillón, por un billón de pesos, se agrega la recuperación de ríos, canales y plantas de Emcali

En los próximos dos años, Cali deberá reforzar su capacidad hidráulica con el fin de evitar que fuertes inundaciones como las ocurridas en 2010 y 2011 arrasen con parte de la ciudad y pongan en riesgo vidas humanas.Ese es el objetivo del plan integral de recuperación del jarillón del río Cauca en el que se invierte más de un billón de pesos, lo mismo que la recuperación y ampliación de canales de aguas lluvias, el dragado de ríos como Meléndez, Lili, Cañaveralejo y Cali, y la reforestación de la cuenca media de los afluentes.También hace parte de la estrategia la recuperación de las lagunas de Charco Azul y del Pondaje, que actúan como zonas de amortiguación o almacenamiento de grandes volúmenes de agua lluvia que, de otra manera, terminarían anegando en zonas urbanas de Cali. Roberto Ruiz, gerente del proyecto del jarillón, indicó que se definió un anillo de protección para el oriente de la ciudad con el fin de evitar que se desborde por encima del jarillón o se rompa este dique, lo cual pondría en riesgo 800 mil personas, es decir, gran parte del oriente de Cali.Ese anillo tiene 26 kilómetros de longitud. Comienza en la Autopista Simón Bolívar con Carrera 50; va por todo el canal interceptor Sur hasta su desembocadura al río Cauca. De ahí sigue por el jarillón hasta llegar a la desembocadura del río Cali, en Floralia, y sube luego por este río hasta la Calle 70.En los inviernos ocurridos en 2010 y 2011 no hubo inundaciones por rebosamiento o fallas de los jarillones. Pero sí se anegó parte del oriente de Cali por la incapacidad para bombear esos volúmenes de agua hacia el río Cauca.El Fondo de Adaptación aprobó una partida de $823.000 millones para el proyecto de mitigación y prevención de inundaciones en Cali, y se firmó un convenio con la Alcaldía que aportará otros $200.000 millones.Parte fundamental del mismo es la reubicación de 7800 familias que hay sobre el jarillón y lo impactan. Esta reubicación la harán el Fondo Especial de Vivienda y Comfandi como parte de la inversión del proyecto.Redes y canales Otro aspecto importante para mejorar la seguridad frente a inundaciones es el reforzamiento de la infraestructura de redes de canales y alcantarillado de Emcali. En se sentido, Ruiz indicó que se reforzará el canal de entrega de aguas de la ciudad al río Cauca a la altura del Paso el Comercio, el cual está deteriorado. Otra obra que se hará es mejorar la bocatoma de la Planta de Tratamiento de Agua Potable de Puerto Mallarino. Hay que reforzarla para que en caso de crecientes no haya un daño en equipos mecánicos y eléctricos, ya que de allí depende el agua para dos millones de personas. Y la tercera obra es en la Ptar. El canal de descarga del agua tratada en esa planta hacia el río Cauca, tiene problemas de socavación. Es necesario hacer un diseño para reforzar esa descarga y controlar la erosión existente a su alrededor.Protección extremaUna comisión de expertos holandeses que vinieron a asesorar el proyecto determinó que el jarillón sobre el río Cauca que protege la ciudad de crecientes extremas de un evento en cien años debe hacerse con una planeación de una en 500 años.Ese significa que la altura del dique debe subirse entre 50 centímetros y 1.20 metros, dependiendo de las condiciones de cada sector. Además, hay que devolver la capacidad de transporte de aguas al río que se ha estrechado por la presencia de escombros y viviendas. Es decir, es urgente despejar totalmente el área de 60 metros que hay entre el borde del río y el jarillón.La CVC contrató el estudio respectivo de reforzamiento del jarillón que deberá entregarse en junio próximo y luego se abrirá la respectiva licitación para iniciación de obras hacia enero del próximo año, indicó Rubén Darío Materón, director ambiental de la CVC.Recuperación de ríosLuis Carlos Cerón, gerente de alcantarillado de Emcali, sostuvo que el sistema hidráulico responde adecuadamente frente a las lluvias. Lo que falla, en su criterio, es la capacidad hidráulica de los ríos debido a la deforestación de las cuencas hidrográficas.La razón es que se han talado tanto las cuencas que la cantidad de árboles y arbustos existentes no es suficiente para absorber el agua lluvia que cae ni para amarrar el terreno. Con un fuerte aguacero, los suelos erosionados se aflojan, llenan de barro y sedimentos el lecho de los ríos y le hacen perder capacidad. Entonces se producen grandes avenidas de agua, la velocidad del cauce aumenta y se pone en riesgo a la población. Ese mantenimiento de cuencas es responsabilidad de la CVC en la parte alta y del Dagma en la parte media y baja. A ello se agrega que de los 93 kilómetros de canales que tiene Cali se extraen cada año 190.000 metros cúbicos de basura y sedimentos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad