Cali se llena de carros y motos que ocultan sus placas

Cali se llena de carros y motos que ocultan sus placas

Noviembre 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cali se llena de carros y motos que ocultan sus placas

Aunque son las motos las que más solicitan la instalación de estos porta placas adaptados, según comerciantes de estos implementos, los carros también están adecuando los dispositivos para evadir las normas de tránsito.

El año pasado la Secretaría de Tránsito impuso 330 comparendos por este motivo. Este año van 688 sancionados.

A multas que ascienden a $183.848, más la inmovilización del vehículo, se exponen aquellos conductores que han implementado mecanismos para esconder o hacer menos visibles sus placas.

El ocultamiento total de las matrículas en algunos automotores que ruedan en la ciudad se está dando por medio de sistemas  adaptados a los vehículos que permiten graduar manualmente las placas y otros  más elaborados que a través de guayas operadas  desde los comandos de la moto,  logran mover el  registro.  

En el mercado, los porta placas graduables  se pueden conseguir desde $25.000 hasta $50.000, dependiendo de qué tan sofisticado sea el sistema. 

Un vendedor de accesorios para motocicletas, quien pidió reserva de su nombre, explicó que desde hace un año estos elementos son muy demandados, especialmente por los usuarios de motocicletas.

“Semanalmente, de siete personas que vienen por el porta placas graduable manualmente, cinco son motociclistas. La gente los solicita  mucho porque la relación costo - beneficio es mucha, pues la placa se esconde e inmediatamente se pueden burlar las fotomultas. Los vehículos, prácticamente, se vuelven invisibles”, aseguró el comerciante.

Lea también: Así avanza la nueva estrategia que busca poner freno al descontrol vial en Cali

Añadió que “hay otro sistema de guaya que al obturarlo levanta la placa cuando el conductor  pasa por las cámaras. Ese no lo recomendamos porque es más fácil que la Policía o el Tránsito se den cuenta e inmovilicen el vehículo”. 

En Cali, el fenómeno de ocultar la identidad de los vehículos se ha incrementado en los últimos años, tanto en motocicletas como en automóviles.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Tránsito y Transporte, en lo corrido de este año han sido sancionados 688 conductores por no portar las matrículas en lugares visibles. De los sancionados, 267 han sido conductores de carros y los 421 restantes, de motociclistas.

Esto representa un incremento en el número de sancionados por esta infracción de tránsito, pues en el 2015 fueron 330 los conductores pillados cometiendo  estas irregularidades para ocultar las placas de sus automotores. Entre ellos se contaron 117 conductores de automóviles y 213 usuarios de motocicletas.

El secretario de Tránsito, Juan Carlos Orobio, indicó que “hemos venido fortaleciendo los operativos durante este año y eso se ha visto reflejado en el número de estas multas específicas. Uno de los mayores indicadores por las que estamos sancionando e inmovilizando vehículos es esa: la alteración de las placas”.

Lea también: ¿Se 'relajó' el Tránsito de Cali en el control a los infractores?

El especialista en derecho de tránsito, Víctor Hugo Vallejo, hizo hincapié en que estos mecanismos para ocultar las matrículas son  ilícitos, pues las placas deben portarse de forma permanente en lugares visibles de los automotores.

“Cuando se utilizan estos dispositivos, se incurre en los delitos de fraude procesal por violación a la Ley y falsedad y uso de documento público falso. Por esto, el conductor puede ser castigado con una pena que oscila entre seis y diez años de prisión. No hay que olvidar que ocultar la placa se puede prestar para que se registren más casos de inseguridad ciudadana y vial”, dijo el Especialista en derecho de tránsito.

Investigan procedimiento de un guarda

La Secretaría de Tránsito dejó a disposición de la Personería Municipal la investigación contra un agente de la dependencia de movilidad que habría entorpecido el traslado de dos pacientes de Soat por parte de una ambulancia, según los paramédicos, porque no se le pagó por avisarles  de la presencia de los lesionados.

Carol Camargo, quien denunció el hecho, manifestó que “en el momento en el que ingresamos al paciente a la ambulancia, se acercó un guarda a reclamarnos $120.000 para poderlo  llevar al centro asistencial porque este no había sido el móvil que él había llamado para atender el accidente”.

Camargo añadió que después de una discusión que duró 20 minutos, los pacientes fueron trasladados a una clínica del Norte.

Ante esto, el titular de Tránsito Municipal, Juan Carlos Orobio, dijo que para dar celeridad a la investigación y contrastar las versiones de los hechos es necesario recibir la denuncia directamente.

 “Lo que más ayudaría en este caso sería que los paramédicos hicieran la denuncia formal y rindieran un testimonio de los hechos. Para esto pueden ir a la Personería, a la Oficina de Control Interno de la Alcaldía,  Secretaría de Tránsito o, si lo prefieren, a la Procuraduría para manifestar en un documento qué fue lo que realmente ocurrió. Esto es indispensable para que prosigan las averiguaciones”, aseguró Orobio.

Según la Oficina de Control Interno de la Alcaldía, el 70 % de las quejas ciudadanas que  recibe esta dependencia son de las secretarías de Tránsito, Gobierno y Educación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad