Se le acaba el tiempo al Municipio de Cali para construir albergue para animales

Junio 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Se le acaba el tiempo al Municipio de Cali para construir albergue para animales

En Cali hay más de 50.000 perros y gatos que no tienen dueño, o que lo tienen, pero no les dan el cuidado necesario para su bienestar. Y esto, sin contar otros animales, como caballos y fauna silvestre.

El centro de Zoonosis dice que sus instalaciones ya no dan abasto, ni tampoco las fundaciones que albergan animales, para las más de 200.000 mascotas que hay en la ciudad.

Pese a que en Cali hay miles de animales que necesitan de cuidados, desde perros, gatos, vacas y caballos, hasta osos perezosos y elefantes -como el que se decomisó a un circo por maltrato hace años-, la ciudad aún no cuenta con un albergue municipal para animales. De hecho, la Ley lo exige desde 1972 a nivel nacional. Además, el mes entrante se vence el plazo que el Juzgado Segundo Administrativo del Circuito de Cali le dio al Municipio para la construcción del albergue, tras fallar una acción popular en diciembre de 2011.Hasta ahora, sólo está listo el estudio de factibilidad de lo que sería el Centro de Vigilancia y Control de Zoonosis y de Protección Animal. Dicho estudio tuvo un costo de $300 millones, según asesores del proyecto.La Procuradora Ambiental, Lilia Hincapié, mostró preocupación frente al tema, al expresar que en el balance de la última reunión hace dos semanas, la única novedad frente al proyecto fue que el Municipio conformó un comité para revisar el fallo e incluyó el proyecto en el Plan de Desarrollo, lo que para la Procuraduría, no garantiza la ejecución del mismo.No dan abastoEl problema va más allá del fallo. Según el mencionado estudio de prefactibilidad, en Cali hay 182.066 perros, de los cuales 10.763 son callejeros y 36.033 tienen dueños que no se hacen responsables de ellos.Y eso sólo en población canina. Gatos hay 31.166, de los que 1.463 no tienen dueño y 4.844 pertenecen a alguien que no les brinda los cuidados necesarios.El director del Centro de Zoonosis (encargado de regular la parte sanitaria del control animal), Wilmer Caicedo, expresó que “ya el centro se quedó pequeño”. Los 330 metros cuadrados que tiene para su funcionamiento ya no dan abasto para atender, perros y gatos, aves, ganado y caballos, además de controlar plagas como murciélagos, roedores y mosquitos y hacer visitas a los circos. “Es por eso que el estudio se concibió para la construcción de un espacio que no sea exclusivamente un albergue, sino también un centro de zoonosis”, menciona. En los últimos cinco años, esa dependencia ha atendido 3.449 quejas y solicitudes por situaciones relacionadas con animales. De ellas, el 64% se relaciona con caninos, lo que corresponde a 2.192 casos, cuyo tratamiento se ha dificultado por la ausencia de un sitio adecuado para albergarlos. Además, el promedio anual de peticiones se ha duplicado en este periodo.Adicionalmente, el encargado del cuidado de los animales silvestres actualmente es el Zoológico de Cali, a través de un convenio con el Municipio. Sin embargo, el Zoológico también se satura a menudo, según informó la directora del Dagma, Beatriz Orozco. “Ahora, para sacar de circulación las carretillas antes de enero de 2013 también vamos a necesitar un lugar de atención equina”, añadió.Uno de los mayores inconvenientes, resalta el Secretario de Salud, Diego Calero, ha sido encontrar el predio ideal para construir el albergue. Se necesita un espacio de al menos 10.000 metros cuadrados, en el área suburbana. “Ya tenemos un lote visto. Voy a ir a Bogotá para hablar con la Dirección Nacional de Estupefacientes y así tener otras opciones, pero lo importante es que sí estamos trabajando en el tema”, manifestó. Pero lo que resaltan las fundaciones para animales es que hay una “indiferencia por parte del Estado frente a la necesidad del albergue”. Actualmente, quienes se encargan del cuidado de animales son estas fundaciones privadas. Liliana Ossa, directora de Pazanimal, comentó que desde hace doce años se vienen haciendo reuniones con el Municipio. “Yo ya me hice a la idea, acá nunca va a haber albergue y tampoco nos consideran a nosotros como un aliado estratégico”. Cuenta que es por eso que la fundación tiene su propio refugio, que nunca ha recibido recursos del Municipio, pese a que el mantenimiento mensual de sus 194 perros, 61 caballos, 170 gatos y algunos animales silvestres, cuesta más de $384 millones anuales.Lyda Janeth Ramírez, abogada y directora de la fundación Sentir Animal, agrega que la asistencia del Municipio a las reuniones sobre este tema ha sido mínima. “Incluso cuando se llamó a hacer un acuerdo entre las partes para la demanda del albergue, el Municipio no se presentó”, explica.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad