Se eliminarán transversales y diagonales en Cali para evitar enredos

Diciembre 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Rosa Silva| El País.
Se eliminarán transversales y diagonales en Cali para evitar enredos

Las placas antiguas no se retiran sino que son tachadas con color rojo.

La Subdirección de Ordenamiento Urbanístico decidió emprender el cambio, debido a las constantes confusiones de la comunidad en zonas donde incluso hay direcciones repetidas.

A doña Blanca Henao le llegó una vez a la casa un colchón que no había comprado. “Pero aquí dice esta dirección, vea”, le dijo el transportador. Y sí, era exactamente su dirección, la Calle 38A #50-21.El problema es que esa misma dirección se repite al otro lado del barrio, como un espejo, atravesando la Carrera 50. El colchón lo había comprado la persona que vive en esa dirección.A veces pasa lo contrario, que su correspondencia llega allá. Entonces para evitar el inconveniente, ella prefiere poner como punto de encuentro la avenida, y caminar hasta allá a recibirla. A veces son cajas grandes y, a sus 75 años, se arriesga a cargarlas por dos cuadras. Esta es una de las situaciones que viven los caleños por los problemas en la nomenclatura. Se trata de problemas que han surgido por el crecimiento desordenado que ha tenido la ciudad, explican los expertos de Planeación Municipal.Es por esta razón que la Alcaldía está ejecutando un contrato que cambiará la nomenclatura de algunas vías en 64 barrios de la ciudad, además de corregir errores de duplicidad como el del barrio Brisas de Limonar, donde vive doña Blanca. El proyecto también incluye la eliminación de las transversales y las diagonales, sustituyéndolas por calles y carreras, respectivamente.Alexander Jiménez, el encargado de este proyecto, explica que surgió de las constantes peticiones de la comunidad, al igual que de los taxistas, trabajadores de servicios públicos, mensajeros...Es frecuente encontrar en muchos de estos barrios que exista la Carrera 1A y luego pase a la 1C. “Entonces los taxistas se quedan locos. ¿Y la 1B?”, cuenta Jiménez. Johnny Rangel, vocero del gremio de taxistas en Cali, explica que donde más dificultad tienen para encontrar direcciones es en el Distrito de Aguablanca. “Allá se encuentra uno con calles atravesadas, con secuencias ilógicas”, comenta el taxista. Lo más grave es que no pueden detenerse a preguntar, pues muchos de estos sectores tienen presencia de pandillas y delincuentes que los abordan. “La mayoría de quienes hacen carreras hacia esa zona es porque viven por allá y conocen. De resto, uno le huye a ir por allá”, relata. Otros barrios donde se les dificulta encontrar las calles, asegura, es en barrios que están en loma. “Por ejemplo, en Miraflores es muy complicado, las calles se cruzan y se salta de un lado a otro”. Un caso similar sucede en Santa Teresita, donde habrá intervención. Allí, en la Carrera 2B, que sube desde el Zoológico, hay dos unidades, una enfrente de la otra. Una dice “Carrera 2B #13A” y la de enfrente “Carrera 2B #15”, como si estuvieran en calles distintas. Otros a los que les toca lidiar a diario con esta situación es a los vigilantes de cuadra. Como a Pompilio Córdoba, que desde hace 20 años vela por la seguridad de la Transversal 5, en el barrio Tequendama, donde hay varias clínicas. Esta pasará a convertirse en la Carrera 39 A. “Hay gente que viene por acá y uno los ve que dan vueltas y vueltas. Hasta que por fin se atreven a preguntar y uno como ya se conoce esto de memoria, los orienta. Pero eso es todo el día a toda hora”, cuenta el hombre. Lo mismo cuentan varios vigilantes del barrio Tejares de Cristales, donde ya hace unos años se hizo un cambio en la nomenclatura. “Aquí la gente sigue pidiendo los taxis con la nomenclatura vieja. Pero los taxistas se han ido enseñando a eso y ya de una vienen y nos preguntan a nosotros”.Para el Departamento de Facturación de Emcali también representa problemas en ocasiones. Lo mismo cuando necesitan suspender servicio o realizar un arreglo. Adriana Vidarte, titular de esa dependencia, cuenta que los barrios donde más problemas tienen para encontrar direcciones son “Vistahermosa y Villanueva, cerca a la cárcel, porque hay muchas diagonales y transversales. Algo similar sucede por toda la Troncal de Aguablanca y en Ciudad 2000”.Así mismo, señala algunos sectores del Norte, como cerca a la Terminal de Transportes y Alto Menga. “En Siloé y todos los sectores de ladera también es muy complicado, porque las calles a veces no tienen secuencia lógica”, relata.“Creo que es buena la iniciativa de quitar las transversales y diagonales, ya que en el sector oriental del Estadio se hizo eso y favoreció mucho. Además se resolvió el problema de duplicidad que se tenía entre ese sector y el de Comfandi El Prado, porque ya con el arreglo quedó mejor definido”, cuenta la funcionaria.El cambioA raíz de las quejas de la gente, el Departamento de Planeación realizó un estudio en el 2009, que dividió la ciudad en 66 sectores y definió, uno por uno, cuales son los problemas de nomenclatura en cada zona. “Encontramos que algunos barrios no tienen problemas, pero necesitan reposición de placas. Por eso vamos a instalarlas”, explicó Alexander Jiménez. Esto incluye las placas esquineras, de las cuales se van a poner 7828. “Para este año hay $528 millones destinados. Ya hemos hecho el cambio en varios barrios, como 7 de Agosto, Simón Bolívar, El Guabal, Departamental, entre otros”. Este cambio se reportará automáticamente a entidades como Emcali, Catastro, la Oficina de Instrumentos Públicos. Sin embargo, aclara Francisco Oquendo, funcionario de Planeación encargado de la asignación de nomenclatura, el cambio en bancos u otras entidades deberán reportarlo directamente los ciudadanos. Aunque a doña Blanca le parece bien que mejoren las direcciones en su barrio, le preocupan algunos trámites, como la sucesión de la casa, a raíz de la muerte de su esposo hace cuatro años. “Estamos en ese trámite y me preocupa que eso complique las cosas”, dice. En cambio a John Fernando Covaleda, que vive en Villas de Guadalupe, no le importa tener que hacer el cambio, con tal de que los domicilios dejen de llegarle al vecino de enfrente. En su calle, a pesar de que las calles deben tener nomenclatura par al lado derecho e impar en el izquierdo, ambos lados de la vía tienen nomenclatura impar. “Entonces cuando los mensajeros vienen y buscan en el lado impar y no ven el número, se van. No se imaginan que la casa está en el lado equivocado, es todo un problema”, cuenta.Para aclarar sus dudas sobre este tema puede llamar al teléfono 6686663, de la Subdirección de Ordenamiento Urbanístico de la Alcaldía de Cali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad