Se duplicaron los homicidios por choques entre pandillas

Julio 08, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En lo que va del año 102 personas han muerto por enfrentamientos entre estos grupos. El más reciente incidente ocurrió el lunes en la noche, cuando un grupo de policías que intentaba aplacar una disputa fue atacado a bala.

Los enfrentamientos entre pandillas siguen siendo el azote de muchos sectores de Cali y están dejando este año más víctimas mortales que en el 2009. Los ‘Chopos’, los ‘Poquitos’ ‘y ‘Los Simpson’ son los nombres de algunas de estas agrupaciones delincuenciales que, según cifras del Observatorio Social de la Secretaría de Gobierno, hasta el 31 de mayo pasado habían causado 85 homicidios, más del doble de las muertes ocasionadas por estas bandas en el mismo lapso del año pasado.El más reciente incidente protagonizado por estas pandillas ocurrió el lunes en la noche, cuando un grupo de policías que intentaba aplacar una disputa entre dos de estos grupos fue atacado a bala. El hecho, ocurrido en el barrio Alfonso Bonilla Aragón, terminó en asonada y dejó seis personas heridas, entre ellas dos menores de edad y una joven mujer. La situación es más preocupante si se suman los asesinatos por estos conflictos reportados por la Policía Metropolitana durante junio y lo que va de julio. De acuerdo con el boletín diario de esa institución, en ese periodo un total de 17 personas perdieron la vida por las pandillas, lo que incrementa los homicidios a 102. Otro caso en el que, al parecer, estuvieron involucrados pandilleros, se presentó el sábado pasado. Ese día, una adolescente de 16 años, con 30 semanas de gestación, recibió dos disparos en su vientre, mientras se asomaba por el balcón de su casa en el barrio Comuneros I.Uno de los proyectiles hirió a su bebé no nato, quien fue salvado en una milagrosa cirugía en el Hospital Universitario del Valle, HUV. Los indicios apuntan a que los tiros fueron hechos por pandilleros.Sin embargo, miembros de la comunidad de Alfonso Bonilla aseguraron que algunos uniformados dispararon indiscriminadamente y maltrataron a los menores, quienes no eran pandilleros.Preocupación en AguablancaLa gravedad de la situación ha llevado a la Policía a tomar medidas. De acuerdo con el comandante del Distrito 4, coronel Javier Francisco Mora, se inició una labor con los líderes comunitarios a fin de llamar la atención de los padres frente a la responsabilidad de los menores en la creciente ola de crímenes en el Distrito de Aguablanca. “El fenómeno de las pandillas tiene mucho que ver con la falta de autoridad de los padres. Además tenemos cuatro generaciones de pandilleros; desde los abuelos hasta los nietos han hecho parte de estas agrupaciones”, dice el oficial. Un patrullero, quien presenció la asonada del lunes pasado, señaló que muchas madres y familiares de los pandilleros no permiten que la Policía siquiera les llamen la atención. “Arremeten contra las patrullas y hasta agreden a los agentes con tal de que no se les conduzca a una estación, sin importarles que el muchacho esté delinquiendo”, se quejó el uniformado.Entre los barrios donde más problemas de pandillas se presentan están El Retiro, El Vergel, Mariano Ramos, Antonio Nariño, Mojica, Ciudad Córdoba, Comuneros, Potrero Grande y Terrón Colorado, este último en el noroeste de la ciudad. Los seguimientos hechos por la Policía en estos sectores arrojaron como resultado un incremento de las disputas entre algunas reconocidas pandillas por el control de territorio y la venta de alucinógenos.Entre las bandas se encuentran ‘los Chopos’ y ‘los Poquitos’, que libran una guerra por territorio en el barrio El Retiro, lo que habría causado más de la mitad de los 19 asesinatos que se han reportado este año en ese barrio. Otras bandas enfrentadas son ‘La 20’ y ‘los Simpson’, en el barrio Antonio Nariño, y los bandos que se dividen los sectores 1, 3 y 5 en el barrio Potrero Grande. Este último sector, de acuerdo con las estadísticas del Observatorio Social, es el que más muertes violentas reporta en Cali este año con 23. Otro aspecto preocupante es que al menos el 75% de los asesinatos por pandillas son cometidos con armas de fuego.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad