Se desata polémica por inusitada ‘invasión’ de publicidad política en Cali

Se desata polémica por inusitada ‘invasión’ de publicidad política en Cali

Enero 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Según Leonela Mazuera Mesa, coordinadora de espacio público de la Secretaría de Gobierno Municipal, solamente este miércoles se bajaron 187 pasacalles y pendones en puntos críticos de la ciudad como Avenida Ciudad de Cali, Granada y Autopista.

Cientos de vallas, pasacalles y pendones que invitan a votar por los dos aspirantes a la Gobernación del Valle tienen invadidas las principales calles de Cali, pese a que desde el pasado 22 de diciembre el Gobierno Nacional suspendió las elecciones atípicas. Tan sólo en los primeros seis días del año la Secretaría de Gobierno Municipal dice haber desmontado cerca de 560 elementos de publicidad política. En los últimos días de diciembre ya se habían retirado 280. Efraín Sierra, subsecretario de esta dependencia, explicó que la Avenida Sexta, la Calle Quinta, la Calle Novena, la Avenida Ciudad de Cali, la Avenida Colombia, la Autopista y el barrio Granada son los puntos de la capital del Valle más impactados por esta contaminación visual.“El tema es crítico porque a pesar de que estamos realizando a diario operativos para limpiar la ciudad de esta exagerada publicidad, al otro día vemos que la han vuelto a poner, entonces estamos trabajando doble e invirtiendo mucho dinero por la irresponsabilidad de los candidatos”, declaró Sierra.Y es que estos operativos al Gobierno Municipal le cuestan más de $7 millones al mes, entre el salario de los funcionarios y el mantenimiento de las herramientas para llevar a cabo los controles. Según Leonela Mazuera, coordinadora de espacio público de la Secretaría de Gobierno, sólo en las salidas de ayer, se desmontaron 187 pasacalles y pendones en puntos críticos. “Pero lo más triste es que mañana (hoy) salimos otra vez y vemos que ya hay unos 400 más”, advirtió.El alcalde Jorge Iván Ospina, quien a través de su cuenta en twitter criticó esta situación, recordó que aunque en noviembre del año pasado la Alcaldía expidió un decreto para reglamentar la publicidad política, “ante la suspensión de las elecciones del 23 de enero queda automáticamente congelado cualquier permiso para pasacalles, vallas y pendones”.“No hemos instalado más publicidad” La instalación de la publicidad política ha generado una fuerte polémica entre la Alcaldía y los aspirantes a terminar el periodo de gobierno del destituido gobernador Juan Carlos Abadía.A pesar de que la Administración Municipal insiste en que cada día se instala el doble de los pasacalles y afiches que se desmontan, el candidato Jorge Homero Giraldo niega esta situación. “Desde el momento en que se suspenden las elecciones, nosotros también suspendimos la publicidad. Para nosotros es claro que la mayor cantidad de vallas son del otro candidato y por eso pido qué me digan cuáles son las que yo he puesto en los últimos días”, declaró. Aunque el candidato Víctor Julio González delegó a su gerente de campaña para entregar cualquier declaración frente al tema, sí aseguró que desde el pasado 26 de diciembre no ha vuelto a instalar publicidad en la ciudad. “Sabemos que el decreto para reglamentar los pasacalles y las vallas ya no está vigente porque las elecciones se suspendieron y eso lo hemos respetado. No entendemos por qué la Alcaldía dice lo contrario. Lo que pasa es que para el Alcalde la ciudad está limpia sólo cuando él hace campaña, pero cuando la hacen los demás sí hay contaminación”, afirmó Javier Marulanda, dirigente de la campaña de González.Pero el debate no termina allí. Para el subsecretario Efraín Sierra los dos candidatos, además de no tener permisos para ubicar más publicidad, también están obligados a desmontar la que ya existe. Esta petición fue rechazada rotundamente por los aspirantes, que alegan que las vallas y pasacalles que tienen desde hace meses cuentan con los permisos. Sin embargo, Sierra manifestó que ni siquiera antes de que se suspendieran las elecciones los candidatos a la Gobernación cumplían con la reglamentación e incluso cerca del 85% de la publicidad era ilegal. “Se les dio permiso para un número determinado de vallas y pendones, y se prohibieron los pasacalles, pero ellos no cumplieron e invadieron a Cali con una exagerada publicidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad