¿Se deben ‘suavizar’ las fotomultas en Cali?

¿Se deben ‘suavizar’ las fotomultas en Cali?

Enero 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Armitage dice que estudia posibilidad de quitar fotodetección móvil. Sistema, dicen expertos, redujo accidentes.

Hay conductores que sostienen que las fotomultas son un abuso, un negocio de la Alcaldía  y que empeoran la movilidad de  las pocas autopistas y vías rápidas de Cali. Pero para algunos expertos son una herramienta que ha permitido reducir accidentes y está generando cultura vial. El caso es que el alcalde de Cali Maurice Armitage, ya ha dado dos directrices sobre cómo seguir orientando el programa de fotodetección de infracciones: dice que debe aumentarse el límite máximo de velocidad permitido y flexibilizar el control del parqueo en vía pública, especialmente en  zonas comerciales.  Como se sabe, además de velocidad y  parqueo, con las fotomultas (22 fijas y 6  móviles) se controlan la invasión de la cebra, el semáforo en rojo, circulación en pico y placa  y transitar sin revisión técnico mecánica.Muchos ciudadanos están a favor de estas posturas del  alcalde Armitage y ven como una situación lógica aumentar el índice de velocidad y  suspender las fotomultas móviles.   Rubén Darío Gallego, miembro de la Asociación de Taxistas Solidarios, sostiene que las fotomultas se han convertido en un obstáculo para la movilidad de Cali, sobre todo, en los corredores de mayor velocidad.    “La gente viene a  un buen ritmo, a 70 u 80 kilómetros por hora (Kph), y cuando ven la fotomulta reducen a 60 Kph y a veces hasta 50 Kph  para no caer en la infracción del límite de  velocidad. Esto disminuye severamente el flujo del tránsito”, sostiene. Eliseo Cárdenas, conductor que ha sido sancionado en cuatro  ocasiones por las fotomultas, comparte la tesis de Gallego y añade que clara prueba de ello es la fotomulta ubicada en la Avenida Cañasgordas (Calle 18) con Carrera 122.  “Ubicar una fotomulta para controlar el índice de velocidad  en una vía rápida intermunicipal que comunica a  Cali y Jamundí resulta hasta peligroso. La gente viene a 80 Kph y abruptamente  frena. Eso es absurdo”.  No obstante, un estudio realizado por la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito sostiene que gracias a estas ayudas tecnológicas se redujeron en 42 % los índices de accidentalidad en los puntos que son fiscalizados con estos equipos. Esto equivale a cerca de mil accidentes de tránsito menos por año. Asimismo, según los datos suministrados por la Secretaría de Tránsito de Cali, durante los últimos dos años se redujo el   número de  infracciones que registra el sistema de fotodetección, como  exceder el límite de velocidad. No obstante, esta sigue siendo  la mayor multa impuesta en la ciudad  (ver tabla).  Otro dato para tener en cuenta  es que en el último año se redujo el número de accidentes por exceso de velocidad: en el 2013 fueron 37, en  2014 un total de 40 y el año pasado, 18.  Para Willian Vallejo, consultor  en movilidad y urbanismo, las fotomultas son un tema muy controvertido en distintos países del mundo, pero en todos los lugares en que se implementaron los resultados son positivos.“Se podría decir que las fotomultas son los elementos que están realizando el mayor control de infracciones de tránsito en Cali”, sostiene. El experto añade que el único pero que les ve a  las fotomultas es que no es claro en qué se invierten los recursos provenientes del control de estos dispositivos.   Según la Secretaría de Tránsito, dentro del convenio el Municipio recibe  el 56 % de los ingresos por fotomultas, mientras que un 34 % va para el operador (Servicios de Tránsito) y un 10 % corresponde a la Federación Nacional de Municipio, tal como lo establece la Ley. Janet Mosquera, profesora y  epidemióloga de la Escuela de Salud Pública de Univalle, manifiesta  que pese a los avances en sistemas de fotodetección en la ciudad aún se presentan  altas cifras en las lesiones de tránsito en relación con otras ciudades. “Aquí lo que hay es un irrespeto por las normas. Por ello,  las fotomultas han contribuido a mejorar las condiciones, pero falta trabajar más el tema de cultura ciudadana”, enfatiza. En relación con la posible suspensión de las fotomultas móviles, que en su mayoría son usadas para sancionar a quienes estacionan en lugares prohibidos, Emilio La Torre,  experto en movilidad, precisó que sería un error llevar a cabo esta iniciativa.  “Hay que ponerle control a la ciudad, los conductores debemos saber que se deben respetar las normas. Y de  retirarse las fotomultas móviles el Alcalde estaría enviando un mensaje equivocado. Lo que se hizo en la Administración anterior fue meterlos en cintura y no se puede retroceder en ello”, manifestó. De similar manera piensa el experto  Willian Vallejo. “Si los carros están mal parquederos y el único control son las  fotomultas, al quitarlas lo único que está haciendo el Alcalde es satisfacer las necesidades de unas personas que están cometiendo un acto ilegal”.  Añade que un vehículo particular ocupa mucho espacio y las vías son pocas. “Por eso el estacionamiento debería ser cobrado en todo lugar del mundo...  no existe ningún país en el planeta donde sea un derecho constitucional proveer estacionamientos a los vehículos y en Cali las fotomultas móviles están realizando este control”.  Para Maritza García, habitante del barrio Granada, sería un retroceso quitar las fotomultas móviles. “Aquí en el barrio fue la única forma de medio controlar el bloqueo de andenes y  en las puertas de entradas a los estacionamientos de los edificios. No quiero imaginarme tener que volver a soportar eso”, concluye.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad