Se acerca primera fase de las megaobras

Julio 27, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En quince días el edificio El Castillo y otros inmuebles que están frente a la Alcaldía, contiguos al Paseo Bolívar, no serán más que escombros. Estas viejas estructuras serán demolidas para darle paso a la primera de las 21 megaobras.

En quince días el edificio El Castillo y otros inmuebles que están frente a la Alcaldía, contiguos al Paseo Bolívar, no serán más que escombros. Estas viejas estructuras serán demolidas para darle paso a la primera de las 21 megaobras: la Plazoleta de la Caleñidad, en la Avenida 2N y 4N, y entre la Calle 10 y el inicio de la Avenida 6N.Un parqueadero para vehículos oficiales, cuatro edificaciones en ruinas y seis locales comerciales harán parte de los 51 inmuebles que desaparecerán en esta manzana que a diario es recorrida por más de diez mil personas. El edificio Avianca será el único sobreviviente. De los 51 predios, 45 ya fueron comprados por la Administración local, por un monto cercano a los $9.200 millones, los otros 6 predios serán expropiados, indicó el secretario de Infraestructura Vial y Valorización, Juan Diego Flórez.Las perforaciones en el suelo les indicarán en los próximos días a los ingenieros cómo deberá ser la demolición de las edificaciones, pero lo que sí está claro, según Flórez, es que la Avenida Segunda Norte no será cerrada totalmente mientras se desarrollan las obras. El funcionario señaló que se tiene contemplado hacer un cerramiento en el punto específico de los trabajos para no alterar el flujo peatonal y vehicular. La Plazoleta de la Caleñidad, según la Alcaldía, será un gran parque de 11.460 metros cuadrados que busca rescatar cinco elementos vitales de la cultura de la ciudad: la gastronomía, la salsa, el cine, la tertulia y el río.Ese espacio tendrá cafeterías, restaurantes y cafés, rodeado por bancas, mesas, parasoles y árboles nativos. Además de un lugar para revivir las épocas del Caliwood y para las presentaciones de salsa.La calzada estará atravesada por hilos de agua e incluso, como está contemplado en los diseños, los niños podrán disfrutar de una fuente de agua. Asimismo, tendrá un parqueadero subterráneo con capacidad para 280 carros y 55 motos. Este espacio estará adornado con bancas, mesas, parasoles y cien árboles.A dos semanas de que ese proyecto comience a ser realidad, Luis Carlos Escobar, propietario del almacén de artesanías Así es Colombia, mira a su alrededor y señala con resignación que “este punto es buenísimo para el turismo”. Asegura que estar frente a la fuente del Paseo Bolívar le permitió sostener durante cinco años su negocio. “Mi negocio está acreditado, no es fácil irse de aquí. Hace tres meses muchos cerraron, pero yo le pido a la Alcaldía que me deje estar hasta que inicien las demoliciones”. Carlos, un empleado de Anillado Centro Integral de Copiado, sostiene que “haber estado aquí permitió que el negocio se mantuviera durante 20 años, es el que más ha perdurado”. Mientras espera el MÍO, en medio del bullicio de las 6:00 p.m., Catalina Gómez, una empleada, manifiesta que desconoce el proyecto, pero señala que le preocupa que la plazoleta sea convertida en un espacio para vendedores ambulantes o para los indigentes. “Mire el puente peatonal, está lleno de vendedores y gente que pide limosna”, acota la mujer.Plan de desvíosEl secretario de Tránsito y Transporte Municipal, Fabio Cardozo, señaló que los planes de manejo vial para las megaobras están listos y únicamente falta la verificación de los trazados y la posterior aprobación. “Esperamos realizar en dos semanas un simulacro de desvío para la megaobra del hundimiento de la Avenida Colombia”, manifestó Cardozo, quien no precisó el día del evento.Los planes de contingencia vial tendrán dos fases: una de socialización con la comunidad y otra de simulacros, agregó el Secretario de Tránsito.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad