Se abre debate sobre subsidios a operación del sistema MÍO en Cali

Se abre debate sobre subsidios a operación del sistema MÍO en Cali

Junio 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Se abre debate sobre subsidios a operación del sistema MÍO en Cali

En muchas ciudades del mundo, los sistemas de transporte masivo reciben un subsidio entre el 30 % y 60 % de la operación por parte del Estado. En Colombia la Ley de Metros prohíbe que el Gobierno financie la operación.

Presidente Santos apoya idea de subsidiar tarifa para población vulnerable. Algunos sectores insisten en apoyo del Estado para operación del masivo.

“Voy a apoyar la iniciativa de darles subsidios a los estudiantes, adultos mayores y discapacitados para el transporte. Estoy comprometido con sacar el MÍO adelante”, fueron las palabras del presidente Juan Manuel Santos tras su visita a Cali esta semana.A raíz de estas declaraciones, se vuelve a abrir el debate sobre la posibilidad de que el Estado financie la operación de los sistemas de transporte masivo, propuesta que busca sacarlos de la crisis financiera en que se encuentran en todo el país, incluyendo el MÍO.Carlos González, experto en movilidad, explicó la diferencia entre el subsidio propuesto por el Presidente y el que, según algunos sectores, requiere el sistema de fondo para sacarlo de la crisis. “La Ley de Metros actualmente permite el subsidio a la tarifa para las comunidades vulnerables, eso no es nuevo, sino que habría que definir quién financia esa tarifa. Lo que no permite dicha ley es que la Nación subsidie la operación de los sistemas masivos y es ahí donde radica el real problema, la verdadera razón de la crisis financiera de los sistemas”, afirmó.De acuerdo con González, en todos los países del mundo el Gobierno da un apoyo económico a los sistemas de transporte para que se sostenga la operación con alta calidad. “Solo en Colombia está prohibido y eso debe cambiar. Está muy bien la política social de subsidios a poblaciones, pero eso no va a resolver la crisis que hay de fondo”, argumentó. Entre tanto, Sebastián Nieto, gerente del operador del MÍO Unimetro, opinó que “el subsidio a poblaciones como política social es una decisión acertada, especialmente porque el sistema tiene medios tecnológicos que facilitan que el real beneficiario sea quien termine utilizándolo”. Sin embargo, señaló que “alguien debe depositar la diferencia de la tarifa, de forma que se pueda costear la prestación del servicio. No conozco a fondo la propuesta del Presidente, pero lo importante es que no esté encaminada a que el servicio lo terminen otorgando los privados, sino que haya una contrapartida de recursos por parte de la Nación”. Además, considera que si la Nación subsidiara la operación del sistema, sería una política acertada porque finalmente los que terminan beneficiados son los usuarios del transporte, que por lo general son personas de escasos recursos. El alcalde Rodrigo Guerrero explicó que el subsidio a los estudiantes se lograría vendiéndole a la nación las acciones que tiene la Alcaldía en el Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, pues con esas utilidades se podría costear. “Serían 15.000 pasajeros más que entrarían diariamente al sistema. Esperamos que se pueda concretar”, señaló el Mandatario.En cuanto al subsidio a la operación, aseguró que en varias ocasiones se ha solicitado a la Nación que haya un auxilio al combustible, “que es lo más costoso del funcionamiento, pero la idea no les gusta mucho a los economistas. Consideran que esos subsidios no son buenos”. Recordó que de todas formas el MÍO hoy tiene un aporte importante del Municipio y de la Nación en infraestructura. Otra de las propuestas que se han planteado para mejorar la operación del sistema (que hoy tiene más de cien buses detenidos por falta de recursos para operarlos) es redistribuir los porcentajes de ganancias de la tarifa. El Alcalde explicó que consistiría en aumentar el porcentaje destinado a los operadores, que hoy es del 70 % (ver gráfico).Frente a este punto, Frank Mosquera, miembro de la junta directiva de ETM, dice que “es oportuno hacerle saber a la comunidad que de cada pasaje que un usuario cancela, solo hasta $1120 corresponde a los operadores y ese valor debe ser distribuido entre las cuatro empresas operadoras que proveemos los vehículos”. Piensa que “esta situación es altamente inequitativa para la realidad con que finalmente se ha venido implementando el Sistema hasta ahora, y peor aún, para lo que falta de ejecución de las concesiones. Por eso replantearse los porcentajes de distribución es una necesidad de urgencia manifiesta para que junto con otras medidas de choque, se le pueda garantizar a la comunidad su derecho a la movilidad en condiciones óptimas y eficientes”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad