Saw VII: amarillismo en 3D

Noviembre 04, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso Gómez, especial para El País.
Saw VII: amarillismo en 3D

Imagen de la película Saw VII que se estrena el 5 de noviembre del 2010 en Colombia.

La más reciente versión de la taquillera saga de terror y violencia ‘Saw’, cae en el total amarillismo, y convierte el supuesto miedo en repulsión colectiva. Estreno mañana.

Un certero impacto obtuvo la dupla Lionsgate y Twisted Pictures en 2004, con la ingeniosa puesta en escena de las maquinaciones de Jigsaw, un paciente de cáncer terminal que se desahoga sometiendo a disímiles víctimas a macabras jugarretas de supervivencia donde para mantener la vida hay que acabar con la de otro.Con una justa distinción en los Guiness Records como “la saga de terror más exitosa de todos los tiempos”, ‘Saw’, el juego del miedo’, se ha ganado un memorable lugar en el género, en la taquilla y en la pasión de sus incontables fans en todo el mundo.Sin embargo, justo lo brillante de su trama (tradicionalmente narrada a través de un claro estilo ‘gore’ que no pretende bajar el tono de las escenas sangrientas), es lo que sale muy mal librado en la séptima entrega, que mañana se estrena en Colombia.Soportándose en un anunciado 3D de dudosa calidad, ‘Saw 7’ arranca con una introducción en la que los dos novios de una pícara mujer deben elegir entre salvar sus vidas o castigarla a ella mediante una muerte horripilante.Justo cuando ella es elegida para morir, el espectador descubre que en adelante va a ser muy difícil sostener la mirada sobre la pantalla. Un espectáculo grotesco de la sierra que entra al estómago de la mujer, con el ‘moño’ de un intestino que cae al suelo en clouse-up, determinan que el lineamiento de la producción es sobrepasar en esta oportunidad, cualquier tipo de crudeza vista en las versiones anteriores.Kein Greutert, el director de ‘Saw 7’, admite que la pretensión del filme es convertirse en “la más violenta y gore” de todas”, en un aparente esfuerzo por reencauchar la aceptación de la saga, que en ‘Saw 6’ cayó a los más bajos índices de taquilla de su historia.“La trama es rica y absorbente, sigue siendo uno de los grandes íconos del terror moderno”, afirma Greutert, pero la verdad es que el esquema inicial de la película de James Wan, se ha desvirtuado radicalmente en ‘Saw 7’. En lugar de la claustrofóbica propuesta inicial, la película se disemina en varias historias inconexas, quizás para tener mayor oportunidad de desplegar todo el poder de su barbarie.Si el gore es causal de tensión o en su defecto, repulsión, seguirá siendo una polémica en el cine. Pero ‘Saw 7’ no es simplemente gore, es puro amarillismo, salvajismo visual y por ende, una clara manifestación de un bajo enfoque cinematográfico.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad