Sarah, la niña de Siloé que quiere ser campeona mundial bailando Hip Hop

Mayo 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Melissa López Especial para El País
Sarah, la niña de Siloé que quiere ser campeona mundial bailando Hip Hop

El sueño de Sarah Reyes Rivera siempre ha sido conocer Estados Unidos, bailar en un gran escenario y hacer parte de los mejores bailarines del mundo.

Desde los 3 años inició su carrera como gimnasta. Hoy busca apoyo para representar a Colombia en EE.UU. como bailarina de hip hop.

Extrovertida. Esa es la palabra exacta para definir a esta pequeña de 8 años con sueños colosales. No puede haber mejor descripción de ella que la sugerida por su signo zodiacal, que califica a los Leo como personas independientes y con total seguridad de sus capacidades. Y según el significado de su nombre, Sarah puede destacarse en profesiones como el baile. Y hasta ahora, por ahí va. Sarah Reyes Rivera tiene 1,21 de estatura, cabello claro y rizado y un movimiento singular en su cuerpo que la ha llevado a ser campeona nacional de gimnasia rítmica dos veces.La primera vez fue en Sogamoso, Boyacá, en 2012, evoca Alexánder Reyes, su padre. A la llegada, cerca a las 2:00 a.m., recuerda, los recibió el frío típico de la región después de un viaje de más de 20 horas en bus. Seis horas después, a las 8:00 a.m., Sarita, como todos la llaman, y los otros participantes del Valle debían estar listos y radiantes para competir. Y aún así, después de ese trajín, ella ganó. En octubre de 2013 fue el segundo nacional de gimnasia en Moniquirá, Boyacá, en que también resultó victoriosa. Esta vez sus papás hicieron hasta lo imposible por conseguir el dinero para poder desplazarse en avión.En el campeonato, Lina Flórez fue la delegada del Valle que acompañó a Sarah durante todo el proceso y ella cuenta que a pesar de la edad, la niña es madura, independiente, segura, como buena Leo.Mientras ella estaba en Boyacá deslumbrando al jurado con sus presentaciones en el campeonato nacional de gimnasia, el grupo de la academia de baile a la que también pertenece, Be Danza, participaba en las eliminatorias para el Mundial World Hip Hop Dances Championship 2014, logrando un cupo para este evento que se realizará en Las Vegas en agosto próximo. Ese ha sido el sueño de Sarah, viajar a EE. UU., y como recompensa a su esfuerzo se le presentó la oportunidad. Una de las participantes no podía presentarse al mundial de hip hop y los dueños de la academia no pensaron en alguien distinto a ella, por sus condiciones y talento, para cubrir ese cupo. El proceso para llegar más lejosAl día siguiente del tercer cumpleaños de Sarah, después de estudiar varias opciones, sus padres decidieron que lo mejor era que la niña se empezara a formar en gimnasia artística en el Coliseo del Pueblo, cerca de su casa en el barrio Siloé, en Cali. Tras la bienvenida que le dio su entrenadora, se le presentó su primer reto: subir un lazo que estaba colgado del techo. Su mamá, Paula Rivera, recuerda el llanto de la niña al no conseguir la meta, pero recuerda aún más las palabras de la profesora que todavía bailan en los oídos de Sarah: “No hay nada que tú no puedas hacer, que tú no quieras hacer”. Iba a cumplir 5 años, cuando captó la atención de la entrenadora de la Selección Valle de Gimnasia Rítmica, quien aseguró que Sarah era perfecta para esta disciplina deportiva, pues notó que sus movimientos corporales y capacidades iban acordes con el compás de la música.Sarah entró al equipo y poco a poco empezó a ganar pequeños torneos. Y así, ingresó a la selección de gimnasia rítmica del Valle, con la que fue a su primer nacional y logró tres medallas de oro.Tras ese triunfo empezó la racha de bendiciones para Sarah y su familia. En junio del año pasado, en uno de sus encuentros de baile, igual como pasó con la entrenadora, en esta ocasión los dueños de la academia Be Danza, en el sur de Cali, notaron sus gráciles movimientos. El mismo día obtuvo la beca del 100 % con la que tiene la posibilidad de estudiar ritmos diferentes: jazz, contemporáneo, latin, ballet y hip hop. Y como sus padres repiten constantemente, unas por otras: mientras su niña da pasos hacia su sueño ellos prestan sus servicios a la academia como forma de pago. Durante eventos o actividades que realice Be Danza, Paula y Alexánder colaboran en la parte logística en forma de retribución.Aunque tiene que entrenar gimnasia artística y baile de lunes a sábado, de 4:00 p.m. a 7:30 p.m., Sarah cumple con sus horarios de formación educativa igual que otra niña de su edad. Hoy está becada en tercer año en el Colegio Hispanoamericano, donde su mamá trabaja como profesora de danza. Una bendición más, lo considera Paula, pues asegura que “Dios hace cosas sobrenaturales a aquellos que hacen esfuerzos del mismo tamaño”.Por esos sacrificios y dedicación, a esta hija de padres bailarines se le presentó esa oportunidad, que sabe será perfecta para representar a Colombia haciendo lo que lleva en la sangre.Con el fin de conseguir fondos para sus tiquetes de avión han vendido postres, rifas y han hecho otras actividades. Son once millones de pesos, mínimo, los que necesitan para viajar en familia. Por eso, en la actualidad, buscan la colaboración de aquellos que quieran apoyar el sueño de esta talentosa pequeña.Sarah está a un paso de cumplir su meta y el factor dinero es el único obstáculo que tiene en frente. Hoy sus padres solo le repiten aquella frase pronunciada por su entrenadora y que aún baila en los oídos de Sarah: “No hay nada que tú no puedas hacer, que tú no quieras hacer”.Si quiere ayudar a Sarah a cumplir su sueño, puede llamar al 3155392421. En facebook: Sarah Reyes Rivera

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad