Salubridad en el jarillón se sigue viendo 'deteriorada' tras invierno en Cali

Mayo 20, 2017 - 01:20 a.m. Por:
Redacción de El País 

Después de una semana de lluvias en Cali y de que las aguas estuvieran al nivel de las ventanas de las casas, las condiciones de salubridad en el jarillón y en Juanchito se deterioran.

Actualmente, según autoridades sanitarias, el 90 % de las personas que viven en sectores como La Playita, Brisas del Cauca y Puerto Nuevo presentan algún tipo de brotes a causa de los zancudos.

Lea también: Preocupación por posible brote de dengue y zika en zonas inundadas de Cali.

Las enfermedades que pueden presentarse son: respiratorias, gastroenteritis viral, brotes en la piel, salpullido y hasta dengue. La brigada médica ha estado presente en la zona desde el pasado lunes.

“La desventaja es que los pacientes no consultan con frecuencia y las atenciones se vuelven escasas. Ayer no fuimos a los barrios precisamente por eso”, dijo Andrea Reyes, médica rural de la E.S.E.
Norte. El lunes la brigada médica consultó 10 pacientes. El resto de la semana aproximadamente siete u ocho.

La consulta es muy importante, para Reyes, pues es la forma de descartar que haya gravedad en algún caso. Precisamente en estos momentos una paciente que vive en Puerto Nuevo se encuentra hospitalizada por síntomas de dengue. Se trata de una niña de cinco años, quien ha sido la más afectada hasta el momento. Su diagnóstico no es claro, pero pudo haber sido contagiada por un zancudo transmisor.

Los síntomas de dengue se ven reflejados en malestar general como fiebre mayor a 39 grados, dolor de cabeza y dolor detrás de los ojos. Los signos de ‘alarma’ son brotes, vómito y diarrea.

“Los niños que bañan en esas aguas no se dan cuenta que está contaminada y que tiene hasta materia fecal. Eso genera una reacción alérgica e inflamatoria en la piel y se puede ver afectada con brotes. Además, con tanto barro y agua de ese tipo se podría ‘disparar’ un brote de dengue”, aseguró la médica rural.

El tratamiento para combatir estos brotes es sencillo. Sin embargo, se podría complicar en el momento en que se infecte con una bacteria.

Cali por ser una zona endémica de dengue, según la médica, el sector podría ser propenso a generar zika y dengue. El zancudo, de especie Aedes aegypti circula por la zona a veces contagiado y esto generaría la enfermedad.

La Secretaría de Salud de Cali tiene tres unidades móviles en los tres barrios realizando atención médica. Ahí solamente se realiza un control. Los medicamentos los otorga el doctor que atiende al paciente luego.

“Los antihistamínicos o esteroides locales reducen o eliminan los efectos de las alergias. Son beneficiosos para un tratamiento”, aseguró Reyes.

En la zona del jarillón y Juanchito, los habitantes se quejan de los malos olores y la falta del servicio de acueducto. “Desde antes de la inundación no tenemos agua potable y esto nos ha dificultado bañarnos, cocinar y tener óptimas condiciones de salubridad”.

Según la médica rural del E.S.E. Norte, “el consumo de alimentos en estos momentos es perjudicial para la salud. Las personas no tienen agua potable para cocinar y este es el riesgo mayor”.

Desde el martes se está fumigando la zona para combatir los zancudos. Sin embargo, habitantes expresaron que necesitan de más colaboración. “Solo hubo vacunaciones porque la ‘Influenza’ no nos ha llegado de la Secretaría de Salud”, manifestó Fabio Cabrera, residente de Puerto Nuevo.

Orlando Jiménez, jefe operativo de la Defensa Civil en el Valle, manifestó que lo más grave es que los niños se bañen y jueguen con el agua.

Por su parte, Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo de Cali, dijo que "el agua no está estancada. Se renueva porque entra por la zona sur y sale para la zona norte". Además aseguró que hay dos carros con agua potable tiempo completo, cada uno con 2.500 galones.

La Secretaría de Salud de Cali trabaja para realizar controles a la calidad del agua potable que se consume en los barrios damnificados. "No queremos que se presenten afectaciones por tomar líquido vital, que no esté en condiciones para el consumo humano", manifestó Alexander Durán, secretario de Salud de Cali.

La secretaria de Salud del Valle, Maria Cristina Lesmes, explicó que ya fueron atendidos los municipios de La Unión, Jamundí y Bolívar, donde se encuentran 18 familias alojadas en estos albergues temporales.
“Tenemos estos albergues que son transitorios con un número pequeño de familias: 5 en Bolívar, 9 en Jamundí, y 4 en La Unión, con un pequeño número de niños. Por fortuna sin afección de salud”, afirmó Lesmes.


Lo que se recomienda:
-Evitar sumergirse o tener contacto con el agua.
-Protegerse de la picadura de zancudo con toldillos o repelente.
-Cocinar con agua potable, teniendo condiciones limpias a su alrededor.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad