"Salsódromo sería patrimonio este año": Gerente de Corfecali

"Salsódromo sería patrimonio este año": Gerente de Corfecali

Abril 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Luz Adriana Latorre, gerente de Corfecali, dijo que al proyecto de ley que plantea esta iniciativa le faltan dos debates. Este año serán dos días de Calle de la Feria.

Con la presentación del afiche de la Feria y de la Señorita Cali, Andrea Echeverri, Corfecali empezó esta semana a calentar los motores de la fiesta más importante del año para la ciudad. 

Luz Adriana Latorre, gerente  de esta entidad, explicó en qué paso va el proceso para que el Salsódromo, evento inaugural de la Feria, se  convierta en Patrimonio Inmaterial, Cultural, Artístico, Dancístico y Folclórico de la Nación.

Esto será  un reconocimiento a las industrias culturales de la salsa, que hoy son un ícono de Cali, dice. 

Es un proyecto de ley, por lo que requiere cuatro debates, y se ha avanzado en dos de ellos.

Se calcula que antes de finalizar esta legislatura (20 de junio) deben haberse surtido todos los debates y pasaría de allí a sanción presidencial.

O sea que este año podríamos tener esa declaratoria, si el flujo de las cosas continúa como se ha venido dando hasta ahora.

Tiene muchas implicaciones. La más importante es que es un reconocimiento a una industria cultural y a un proceso que viene viviendo la ciudad con las escuelas  y el fenómeno de la salsa. La idea es que la salsa se convierta en el referente cultural de Cali para el mundo entero. 

Sí, eso permite que la Nación apropie recursos para que proyectos derivados de esta declaratoria de Patrimonio  puedan contar con apoyo  del Ministerio de Cultura. Si duda, este paso  ayudaría, entre otras cosas, a que un evento como el Salsódromo tenga permanencia, en especial pensando en las escuelas de salsa.

En este momento, el Carnaval de Barranquilla.

 Hay un proceso conceptual que ya empezó y que estaremos desarrollando estos meses.

El evento se mantendrá como la apertura de la Feria, el 25 de diciembre en el horario nocturno, como el año pasado y con un recorrido similar, sobre la Autopista Suroriental.

Ya la parte de los detalles, sobre los ritmos y motivos que lo inspirarán, está en proceso. Ya fueron  convocadas las escuelas de salsa y con ellas ya avanzamos hacia el proceso selectivo.

La Feria la componen más de 60 eventos, de ellos hay  tres que tienen la posibilidad de que la gente compre boletería o no la compre (Salsódromo, Carnaval de  Cali Viejo y Desfile de Autos Clásicos). Quienes no la compran pueden acceder a los eventos  en las partes que están dedicadas a público de pie con acceso gratuito.

El resto de la feria son eventos de acceso libre. Recordemos que el año pasado tuvimos una Calle de la Feria con cuatro tarimas y este año esa Calle de la feria se duplica, vamos dos días. Así que más del 90% del evento en general es con acceso sin cobro.

Hay que recordar que la Feria de Cali tiene una  financiación  del sector público (por una parte), donde la Alcaldía hace un aporte muy importante.

Pero Corfecali, como entidad mixta que es, también recibe aportes en calidad de patrocinio por parte de la empresa privada. Muchas empresas locales y nacionales hacen sus inversiones para visibilidad de marca, patrocinan la feria y reciben como beneficio alguna boletería. Muchas de esas boletas terminan en manos de los usuarios a través de experiencias de marca (supermercados, concursos, etc).

Sí hicimos análisis de esa posibilidad, cada uno de los desfiles dura en promedio dos horas y media, sería algo así como de seis horas. Tienen recorridos diferentes: el Desfile de Autos Clásicos  tiene más o menos cinco kilómetros de recorrido, el del Cali Viejo, solo un kilómetro  y medio.

Pero en definitiva son eventos con públicos diferentes, hay gente  a la que le gusta ver la historia del automóvil desfilar.

De manera que le estaríamos quitando la oportunidad a un evento y a mucha gente de ver posibilidades distintas.

Creemos que podría tener algunas ventajas, pero hemos tomado la decisión de dejarlos como dos desfiles diferentes con objetivos diferentes.

Cuando se tomó la decisión el año anterior de no realizarla fue producto de un estudio profundo y juicioso donde tuvimos  la oportunidad de escuchar diferentes voces y versiones de las personas implicadas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad