Sagrada centuria de la Arquidiósesis de Cali

Septiembre 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Historia sobre los cien años de la Arquidiósesis de Cali.

l1 de septiembre de 1546 el papa Paulo III creó la diócesis de Popayán, cuyos límites eclesiásticos iban desde el actual Nariño hasta el río Arquía, frontera suroccidental del Departamento de Antioquia de hoy.En ese momento, Cali era apenas un villorrio con diez años de fundado y se llamaba Lilí. Sus escasos habitantes vivían con permanente temor a los asaltos de los indios vecinos, entre ellos los del pueblo de El Vallano.Era tan precaria la vida y la práctica religiosa, que el 12 de julio de 1619 se ordenó construir una ramada para campanario “porque las campanas se abren con el sol”.Corrieron los años y en 1760 comenzó la construcción del convento de franciscanos “para encaminar al cielo a los moradores de Cali”. Doce años después, en 1772, fue puesta la primera piedra de la iglesia parroquial.Ya entonces El Vallano era el barrio de San Nicolás, también conocido como Parroquia de Abajo, junto con los barrios de San Agustín, San Antonio, Santa Rosa y San Francisco.La capilla de San Antonio había sido construida en 1746 y junto con San Pedro, San Nicolás, San Francisco y La Merced fueron los centros religiosos de Cali durante el Siglo XIX.Con el reordenamiento territorial decretado por el presidente Rafael Reyes en 1905, Cali cobró importancia y se hizo necesario ‘independizarlo’ de Popayán. Monseñor Manuel Antonio Arboleda y los sacerdotes Heladio Posidio Perlaza, Francisco Antonio Salazar y Uladislao González, comenzaron a gestionar la creación de la Diócesis de Cali.Lo lograron en 1910 y fue nombrado como primer obispo el padrePerlaza, quien fue párroco de San Nicolás, de 1895 a 1900. Cali tenía 13.765 habitantes, la misma cantidad que hoy va a un partido Cali-América. El primer obispo tenía bajo su mando a 36 sacerdotes diocesanos, 13 frailes franciscanos en Cali, 14 redentoristas en Buga y 8 vicentinos. De diócesis a arquidiócesisFue sucedido en 1927 por monseñor Luis Adriano Díaz Melo, quien construyó la Curia Episcopal de la Plaza de Caycedo y trajo a los jesuitas, los salesianos, los asuncionistas y los eudistas, estos para el Seminario San Pedro Apóstol. Cuando Díaz renunció en 1947, lo sucedió el obispo Julio Caicedo y Téllez, quien se hizo al gobierno de 821.408 habitantes repartidos en 49 parroquias, atendidas por 79 sacerdotes diocesanos y 123 religiosos.En su episcopado fueron creadas la Diócesis de Palmira y el Vicariato de Buenaventura. Abrió 15 parroquias. En 1959 llegó monseñor Francisco Gallego Pérez, quien murió quince meses después, siendo sucedido por Alberto Uribe Urdaneta, a quien correspondió pasar de obispo a arzobispo de la Arquidiócesis.Fue su sucesor monseñor Pedro Rubiano Sáenz en 1985, fundador de por lo menos 40 parroquias y anfitrión del papa Juan Pablo II un año después. Diez años después, lo sucedió moneñor Isaías Duarte Cancino, quien fue asesinado el 16 de marzo de 2002. El actual arzobispo, Juan Francisco Sarasti, caleño, era obispo auxiliar de Cali desde 1978 y asumió como pastor en los difíciles momentos que siguieron al crimen contra monseñor Duarte.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad