'Sabores y sin sabores' dejó la XVI versión del Festival Petronio Álvarez

Agosto 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El record de asistencia, el posicionamiento como uno de los eventos culturales más importantes para la ciudad y el talento de los concursantes del Petronio también se vio manchado por el llamado a una 'integración cultural', por problemas técnicos y por denuncias de los trabajadores del área gastronómica. Pros y contra tras tanta marimba y bombo.

Sin duda alguna las marimbas, los cununos y el bombo conquistaron a Cali. La asistencia diaria de más de diez mil personas a la Unidad Deportiva Panamericana durante la XVI versión del Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez y los más de 120 mil espectadores que ingresaron el domingo, último día del evento, confirmaron que este año el Festival fue un éxito.El nivel musical demostrado por las doce agrupaciones que se presentaron en la final del Petronio fue excepcional. La respuesta del público a los currulaos, jugas, bundes y aguabajos hizo más difícil el trabajo del jurado, que presidido por la cantaora Yaneth Riascos, se tomó su tiempo para anunciar a los ganadores de este año.Las Canchas Panamericanas fueron calificadas por muchos de los asistentes como el lugar adecuado para el Festival, que con el paso de los años se convirtió en un evento multitudinario que ya no cabía en el Teatro al Aire Libre Los Cristales, la Plaza de Toros, ni en el Estadio Pascual Guerrero.“Creo que el Petronio encontró su sitio, encontró su nicho", fueron las palabras del alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, tras concluir la versión XVI de un festival que este año rindió homenaje a las Cantaoras del Pacífico y al gestor del proyecto, el antropólogo Germán Patiño.Los que asistieron al Festival en las Canchas Panamericanas este año resaltaron la labor de la logística, la fluidez de las filas para el ingreso al lugar - que contó con seis posibles accesos-, y la calidad del escenario en el que se presentaron los artistas, quienes mantuvieron todo el tiempo 'prendido' a toda la audiencia.Otros por su parte si notaron lo contrario. El mismo Germán Patiño, gestor del Festival, resaltó a través de su columna de opinión que "sin duda la calidad musical se incrementó, en casi todas las categorías, aunque aún no logra el nivel deseado en la modalidad libre. Muy rápido el progreso de los conjuntos de violines caucanos, una categoría con un potencial musical casi ilimitado. Esperamos más de las chirimías, aunque en esta ocasión hubo algunas de gran calidad. Los grupos de marimba siguen demostrando que son un tipo de conjunto de percusión folclórica excepcional a nivel continental. Y el público de Cali ya le cogió el golpe a su hipnotizante sonido."Los artistas que salían del escenario a disfrutar del resto del evento con la audiencia, extrañaron los típícos decorados de la tarima: pescados, cangrejos, redes y chontaduros que antes colgaban del escenario. Cuestionaron los problemas de sonido, la ilegibilidad del afiche, la falta de representación pacífica.Washington Torres, músico de grupos como Socavón, dijo que "el Petronio tiene muchas cosas buenas, pero esto más que un concurso era una integración y eso ya no se ve. A los músicos ahora los mandan a hoteles, separados los unos de los otros, en los que incluso hay hasta dificultades para ensayar. Si se pudiera mejorar eso, sería ideal. Ya no se ve como una integración, es un concurso normal".Otros representantes de la comunidad afrovallecaucana notaron la ausencia del maestro José Antonio Torres Solis 'Gualajo', de la cantaora Maritza Adella Bonilla, del grupo Ancestros, de los familiares de Petronio Álvarez y hasta la del maestro Hugo Candelario.Pero los trabajadores de la Feria Gastronómica, que estuvo ubicada en las canchas de baloncesto de la misma Unidad Deportiva Panamericana, fueron siempre los más inconformes.Desde el pasado miércoles, día del lanzamiento del Festival, más de 155 empresarios denunciaron que las instalaciones en las que venderían sus productos no eran las apropiadas y no tenían servicios de agua y energía. De hecho, los stands de la feria Gastronómica sólo estuvieron listos después del medio día del jueves, cuando se había anunciado que el ingreso a esta muestra estaría habilitado desde horas de la mañana.William Alberto Betancourt, hijo de una de las microempresarias de la muestra denunció que "los servicios de electricidad, gas y agua no habian sido instalados a tiempo, por lo que muchos productos que requerian de refrigeración, sobre todo mariscos, se perdieron y no hay quien responda por este hecho".Señaló que quienes participaron de la muestra pagaron $450.000 por participar de ella durante el Petronio y no les asignaron el stand adecuado. "Al llegar el miercoles al stand se llevaron una desagradable sorpresa al encontrar que algunas personas que no se inscribieron ni pagaron se apoderaron de los puestos organizados para el evento y que al reclamarle por dicho puesto la desafiaron y no hubo poder humano para que lo desalojaran", denunció Betancourt.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad