Rumberitos del Obrero: pasión por la salsa

Agosto 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Rumberitos del Obrero: pasión por la salsa

Los Rumberitos del Obrero ganaron el segundo lugar en la categoría de disfraces individuales y colectivos del desfile de Cali Viejo en 2008. También han bailado en el Festival Mundial de Salsa y en la Feria de Cali en varias versiones.

La Cámara de Comercio de Cali lidera un programa en el que 90 niños se forman como bailarines. 90 millones invierte al año la entidad para Los Rumberitos del Obrero, que entrenan alrededor de siete horas por semana.

Braian Zapata tiene 10 años. Como a muchos niños de su edad le gusta el fútbol y, sin embargo, él prefiere bailar salsa. Lo hace desde hace dos años y se ha convertido en su proyecto de vida. Sueña con ser un bailarín famoso, porque cuando baila “la gente lo ve a uno, por eso es mejor que el fútbol. Además, bailando se ganan más trofeos”. Son 500 los niños que como él se han incorporado a la iniciativa Multiplicadores Culturales de la Cámara de Comercio de Cali, que busca ocupar a niños y jóvenes en su tiempo libre en actividades de desarrollo cultural, en tres de sus sedes.En la sede del barrio Obrero son 90 niños y jóvenes bailarines, reconocidos como ‘Los rumberitos del Obrero’. El proyecto comenzó hace tres años, según Mario Carrillo, jefe de la sede, como “una forma de sembrar valores e identidad cultural en estos jóvenes y, por la tradición salsera del sector se escogió esta actividad para ellos”.Los bailarines están divididos en tres grupos. El de los más pequeños, donde está Braian, que tienen entre seis y doce años. El de los grandes, que tienen más de doce años, y el grupo base, donde están los de más experiencia.El programa, que es totalmente subsidiado, provee a los jóvenes con el vestuario, el transporte, los refrigerios y, por supuesto, los instructores.“Hemos querido los mejores instructores para los niños. En éste caso, tenemos a Pioneros del Ritmo, campeones mundiales de salsa actualmente”, dice María Virginia Jaramillo, jefe de descentralización de la Cámara de Comercio.Diego Fernando Rojas, director de la Fundación Escuela de Baile Pioneros del Ritmo, es uno de los instructores de los jóvenes y afirma que “es una iniciativa que ha ido creciendo, por eso algunos de ellos ya han entrado a formar parte de nuestros bailarines de Pioneros”.Es el caso de Daniela Valencia, quien dejó el fútbol a los 14 años para empezar a bailar con los Rumberitos. A los 15 se incorporó a Pioneros del Ritmo y desde entonces pertenece a la fundación pentacampeona mundial de salsa.Hoy, a sus 17 años, se ve a sí misma en un futuro como una bailarina de reconocimiento internacional, para lo que trabaja arduamente en su tiempo libre, cuando no es niñera.Daniela no sólo ensaya varias veces a la semana sino que ve videos para aprender más. En las clases quiere “sacarle el jugo a los profesores, para obtener de ellos todos los conocimientos posibles”. Los 90 jóvenes y niños, como Brian, sueñan con ser reconocidos a nivel mundial. Mientras tanto estudian, excepto cuando se oye el compás de la salsa. Entonces ahí, son bailarines profesionales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad