‘Romería’ de políticos en la zona del jarillón del río Cauca levanta polémica

Marzo 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Pese a que el fallo de un juez ordena desalojar el dique que contiene el río Cauca, hay candidatos que tratan de aprovechar la coyuntura para ganar apoyos cuestionando la medida.

Una verdadera romería de candidatos al Concejo y la Alcaldía de Cali se ha visto en los últimos meses en el jarillón del río Cauca; la mayoría cuestiona la decisión judicial que ordena el desalojo del jarillón y la reubicación de las familias para evitar una catástrofe en la ciudad.Los políticos saben que no hay protesta que pueda frenar un fallo judicial. Sin embargo, algunos han visto una oportunidad en las 7858 familias que habitan los 17 kilómetros del jarillón, donde hay más de 31.000 votos, y han organizado reuniones para alimentar falsas expectativas con argumentos como el que no serán desalojados si ganan las elecciones o que llevarán el caso a instancias internacionales por una supuesta violación a los derechos humanos.“Aquí aparecieron supuestos benefactores como (Carlos José) Holguín, diciendo que si lo eligen alcalde no nos va a sacar. También el pasado sábado estuvimos en Navarro, en una reunión del concejal Fernando Tamayo y Mauricio Guzmán, que tiene a su esposa Luz Elena de candidata a la Alcaldía, donde decían que garantizaban que a nadie le iban a violar sus derechos y eso nos molestó porque no estamos pidiendo que nos den lo que no nos merecemos; estamos pidiendo lo justo”, dijo Yakeline Ariza, líder social del sector de Venecia y Las Vegas.Al respecto, la candidata Luz Elena Azcárate aseguró que no fue una reunión política lo que hubo ese sábado. “Lo que supe es que estaban inaugurando una calle en Navarro, al frente del jarillón, que fue una gestión que hizo el concejal Tamayo con el senador Sammy Mereg, que estuvo presente el Gobernador y que hubo gente que no era de Navarro y aprovechó para protestar y pedir que no los sacaran, pero la verdad es que yo no he hecho ninguna reunión política allá”.Señalan también líderes de las comunas 6, 7, 13 y 21, las que tienen comunidades sobre el jarillón, que hace unos días aparecieron, además, personas del Movimiento Mira “sorpresivamente” pidiendo información y contactos para ayudar a ‘solucionar’ el mismo tema.Lea aquí: ¿Qué está pasando con los desalojos del jarillón del río Cauca? En defensa propiaAl respecto, el precandidato conservador Carlos José Holguín indicó que no llegó a pescar en río revuelto y que se ha reunido en varias oportunidades con personas de diferentes sectores del jarillón y que lo que ha hecho es escuchar sus inquietudes y las quejas que tienen.Sin embargo, en un video de la reunión se escucha a Holguín cuando asegura que algunos “se han inventado que la presencia de ellos va a fracturar el jarillón, no puede ser que al que no quiera irse lo vengan a sacar con la Policía” y que “la ciudad no se va a acabar si ellos se quedan tres o cuatro años más”.“Lo que les he dicho es que en la medida en que yo llegue a ser el alcalde de la ciudad buscaré sentarme a dialogar con ellos e identificar cuáles son las dificultades y los problemas que están habiendo. Yo he sido claro en decirles que el plan Jarillón ya inició y que definitivamente se tendrá que dar un proceso de reubicación, pero otros les han dicho que no los dejan sacar y llegan con abogados diciendo que van a presentar demandas”, dijo Holguín.Esos que hablan de demandas y movilizaciones sociales, según Ramiro Arias, de la Comuna 6, “son la gente del Polo Democrático, la concejal Patricia Molina, que lo que buscan como siempre es sacar provecho del descontento de la gente porque están en la campaña por la Alcaldía de Wilson Arias”.Patricia Molina respondió que como concejal “no es un favor con la comunidad, es la obligación de defender los derechos humanos de la gente y cumpliendo mi función tengo que controlar todas las acciones del Ejecutivo”. “En el Polo toda la vida hemos acompañado las luchas sociales y comunitarias en defensa de derechos y en eso tenemos mucho qué mostrar”.“Oportunismo el de otros partidos que cuando votan, lo hacen en contra del pueblo y luego van y se hacen los salvadores; nosotros hemos votado en contra de los proyectos de Rodrigo Guerrero, desde que presentó el Plan de Desarrollo en el 2012 hemos dicho lo mismo frente al jarillón”, señaló la concejal.Un trabajo socialPero lo que algunos observan como oportunismo político, otros lo consideran trabajo comunitario.Gerardo Quintero, líder de Venecia y Las Vegas, señaló que “el que nos ha ayudado desde hace muchos años ha sido el padre Edilson Huérfano, que prácticamente es de Petecuy y, es cierto, está de candidato a la Alcaldía, pero en ningún momento nos ha pedido ayuda”.Albeiro Antonio Marín, presidente de la Asociación de habitantes del jarillón Floralia, también señaló que la única ayuda que han recibido desde hace varios años es la de ‘El Chontico’, Roberto Ortiz, “que no solo nos ayudó con la construcción de la capillita y la sede comunal, sino que cada año nos ayuda con los regalos para los niños más pobres”.“Mi temor en este proceso, que es solo social y jurídico, es que aparezca el peligroso interés político a incitar protestas y revueltas con el afán desmedido de figurar ellos y que los más perjudicados sean los habitantes del jarillón”, concluyó Ramiro Arias, líder de la comuna 6.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad