Ríos de Cali tienen una baja calidad de agua, según estudio del Dagma

Marzo 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ríos de Cali tienen una baja calidad de agua, según estudio del Dagma

Ningun río posee un Índice de Calidad de Agua “bueno”. La autoridad ambiental de la capital del Valle del Cauca invertirá 3.300 millones de pesos para su mejora.

La mayoría de los ríos de Cali tiene un Índice de Calidad de Agua, ICA, “regular o malo”. Esto quiere decir que no cuentan con las mejores condiciones para la vida, ya que poseen componentes contaminantes como aguas negras y que no son recomendables para la recreación ni el consumo humano.Tan sólo el Cali a la altura del zoológico, el Meléndez en su parte alta, el Cañaveralejo en la entrada a la ciudad y el Pance en todo su recorrido tienen un estado “aceptable” de ICA, por tener una buena concentración de oxígeno, así que son aptos para la vida y la recreación. Sin embargo, no es recomendable el consumo de sus aguas.Estos resultados corresponden al más reciente estudio realizado por el Dagma sobre el ICA de los seis ríos de Cali (excluido el Cauca).Según la investigación, al paso por Cali la calidad del agua de los ríos disminuye. “Todos los ríos se ven afectados por conexiones erradas de aguas residuales domésticas al alcantarillado pluvial y descargas directas de asentamientos subnormales en su recorrido por la ciudad”, reza el documento.El ingeniero José Cerón, director de Aguas Residuales de Emcali, confirmó esta situación y explicó que “las conexiones erradas se tratan de tuberías que la gente conecta a los canales de aguas lluvias, causando que los residuos se descarguen directamente a los ríos”. Según el ingeniero, el presupuesto anual de Emcali para corregir este problema es de $1.000 millones, “cuando podría invertirse en obras. Necesitamos que la comunidad se sensibilice y haga bien sus conexiones”. Agregó que es urgente que el Municipio dé prioridad a trabajar la problemática de los asentamientos subnormales.“Este problema de contaminación tiene graves consecuencias. La mayoría de estos ríos desemboca en el Cauca, que corre hacia otros municipios como Palmira”, explica el profesor en derecho ambiental, Alberto Ramos.Según el experto, esto se traduce no sólo en un peligro para la salud de los caleños y para el medio ambiente, sino en sobrecostos en el tratamiento de aguas, a cargo de Emcali. Añade que “se deben corregir las falencias de la administración pasada, especialmente la falta de control para evitar la minería, la tala en las cuencas y el vertimiento de contaminantes a los ríos”.Trabajar por los ríosPara mejorar la situación de los ríos, el Dagma viene trabajando en varios proyectos, según la directora de dicha entidad, Beatriz Orozco.Para mejorar el río Aguacatal se construirá el Colector Venezuela, que permitirá retirar de él 300 litros de agua por segundo, para su descontaminación.También se realizarán obras para la limpieza de los ríos Cali, Aguacatal, Cañaveralejo y Lili, para mitigar el riesgo de desbordamientos e inundaciones, con la remoción de sólidos de los cauces (no es actividad de dragado). Además, se adquirirán equipos para el fortalecimiento al monitoreo de la calidad de los ríos.Río CaliEn un recorrido realizado por El País se pudo constatar cómo las aguas del río Cali, antes de pasar por el Zoológico, permanecen cristalinas. Sin embargo, conforme ingresa a la ciudad, la presencia de basuras se hace evidente en este afluente.Estudios indican que el 68% de las viviendas asentadas sobre su margen de protección arrojan vertimientos.Río LiliSegún el estudio del Índice de Calidad del Agua, ICA, realizado por el Dagma, el mayor daño para el río Lili radica en los vertimientos de aguas ácidas provenientes de las bocaminas asentadas cercanas al río, ubicadas antes de ingresar al perímetro urbano.El río Lili tiene una longitud aproximada de 20 kilómetros. La explotación de carbón es uno de sus contaminantes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad