Revendedores hicieron su negocio con boletería gratuita del Salsódromo

Diciembre 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Revendedores hicieron su negocio con boletería gratuita del Salsódromo

La boletería de la gradería 42, de un total de nueve que fueron instaladas para el acceso gratuito entre carreras 56 y 63, era la más ofertada por los revendedores.

Los negociantes tenían dos puntos fijos: esquina de la Carrera 56 con Autopista Suoriental, sentido Norte-Sur, y frente al restaurante La Boquería. Corfecali dice que se informó al Gobierno Municipal y Policía de los puntos donde hubo reventa.

Una de las grandes apuestas del Salsódromo este año fue habilitar más espacios gratuitos, entre ellos varias graderías, para que caleños y visitantes hicieran parte del evento que abrió la Feria de Cali. No obstante, la venta de boletas sin costo para dichos espacios estuvo disparada. 

El Gobierno Municipal entregó 5300 boletas gratuitas para graderías, con el fin de beneficiar a estudiantes, deportistas y familiares de bailarines.  

Las tribunas habilitadas eran la 41,42,43,44,45,46,47,48,49 y 50, ubicadas sobre la Autopista Suroriental entre las carreras 56 y 63, sentido Norte-Sur.

El País hizo un recorrido por la zona y pudo evidenciar que la reventa de estas boletas estaba disparada. Entradas para las graderías 42 y 44 eran las que más estaban negociando. 

Por lo menos cinco hombres, con tres o cuatro pases en mano, promocionaban su negocio en la esquina de la Autopista con Carrera 56: "compro o vendo boleta...compro o vendo boleta". 

La gente, en medio del desespero y afán propio de buscar un lugar cómodo para ver en familia el Salsódromo, abordaba a los experimentados negociantes.

"¿A cómo tiene las boletas?", preguntó un ciudadano. El vendedor respondió: "Depende de la localidad, pero tengo para las graderías 42 y 44 a muy buen precio". 

Él vuelve y le insiste pero esta vez ya no tenía a un vendedor sino que a su lado lo acompañaban tres más. Llegan de la nada, en un abrir y cerrar de ojos, para tratar de persuadir al comprador, sin tiempo de reacción.

"Tengo la gradería 42 a $120.000 y la 44 a $150.000", comentó el vendedor. Uno de sus colegas sale y para quitarle la venta le dice al ciudadano: "lleve una de la 42 en $100.000". 

El negocio de la reventa fue redondo por donde se le mire. Por ejemplo: si un revendedor vendió diez boletas gratuitas este domingo para el Salsódromo, a mínimo $100.000, se hizo un total de $1.000.000. 

"Aunque la gente llega pidiendo $90.000 por boleta, terminan dejándolas en $50.000 o $60.000, más de ahí no se les da", afirma un revendedor de boletas que acompañaba a otro en la Autopista, frente al restaurante La Boquería en la Carrera 62Bis. 

Por cada boleta los revendedores se ganaban el 100 % y hasta más. 

Bajo el puente vehicular de la Autopista con Carrera 56 un hombre estaba comprando dos boletas por $60.000. Le estaba ganando a cada boleta el 300 %. 

Un periodista de esta casa editorial pudo evidenciar cómo una persona con carné de un medio de comunicación se acercó a un hombre de gorra blanca y chaleco naranja para venderle una boleta, frente a este reconocido restaurante.

La reventa no solo eran la esquina de la Carrera 56 con Autopista y sectores aledaños al restaurante en mención, también en el corredor por donde circulaban las personas para ingresar a las graderías estaban los revendedores. 

Estas boletas gratuitas, así como el 100 % de la boletería de la Feria, fueron generadas con criterios de seguridad. Sin embargo, estos filtros atacan la falsificación, pero no necesariamente la reventa.

Según la gerente de Corfecali, Luz Adriana Latorre, "el fenómeno de la reventa se escapa al control de todas las posibilidades que uno puede manejar. No sabemos qué boletas se revendieron, no es Corfecali la entidad encargada de lo operativos contra la reventa, pero sí tomamos todas las prevenciones".

Indicó que el Municipio y la Policía fueron informados de los puntos donde se estaba revendiendo: "Pero sí, desafortunadamente como ocurre en los conciertos y grandes eventos, hubo reventa de boletas. Existe el riesgo de que sea la boleta gratuita y eso es muy triste porque no tenía ese fin. Si fue otro tipo de boletas es igual de triste, porque existen los canales apropiados para que la gente las compre. La reventa es una decisión del que vende y compra. Es un tema de corresponsabilidad ciudadana".

Enfatizó que este gran número de boletas gratis corresponde a una estrategia del Municipio que va más allá de lo económico, pues busca reconocer el mérito.

¿A quiénes la Alcaldía les había entregado boletas gratis? 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad