Restaurantes del centro de Cali no pasaron la prueba

Restaurantes del centro de Cali no pasaron la prueba

Octubre 30, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País

En el último informe entregado por la Secretaría de Salud Municipal se evidenció que de 105 negocios visitados en el área del centro, en lo que va corrido del año se han aplicado 63 medidas sanitarias de seguridad.

Hace cinco meses Gilberto Arango, un comensal que frecuenta los restaurantes del centro de la ciudad sufrió una gastroenteritis producto de una bacteria que adquirió al consumir una carne en descomposición.Gilberto trabaja cerca a la sede de la Gobernación, por eso con frecuencia acude a los restaurantes que está ubicados por esta zona. A pesar de ser consciente de que en algunos lugares el aseo no es la prioridad intenta elegir el lugar que más limpio se vea, sin embargo en esa ocasión su “buen ojo” falló.Como Alberto son muchos los caleños que han sido víctimas de sufrir alguna infección intestinal por la mala manipulación de los alimentos en algunos establecimientos que expenden comida.En el último informe entregado por la Secretaría de Salud Municipal se evidenció que de 105 negocios visitados en el área del centro, en lo que va corrido del año se han aplicado 63 medidas sanitarias de seguridad. Los análisisEntre los negocios analizados están restaurantes, cafeterías y panaderías, ubicados en el sector de la galería Alameda y sus alrededores. Igualmente las inspecciones se hicieron en la Calle 5 desde la Carrera 15 hasta la Carrera 30 y en la Carrera 23 desde la Calle 5 hasta la Calle 25. De esos lugares visitados a catorce negocios se le efectuó el decomiso de productos.“Lo más común para aplicar esta medida es porque en ocasiones los alimentos no tienen los requisitos de rotulación de acuerdo a la Resolución 05109 de 2005, están en descomposición o no están bien conservados”, explicó el Ingeniero Henry Ramírez del grupo de riesgo de consumo de la Secretaría de Salud Municipal.A pesar de los constantes operativos que realiza la entidad para la seguridad de los comensales, lo cierto es que actualmente en la ciudad hay 26 establecimientos con suspensión de actividades y cuatro con cierre temporal.Las causas se deben a que algunos tienen deficiencias en los procesos de limpieza y desinfección de equipos, áreas de procesos y almacenamiento de productos.Incluso, en algunos restaurantes se halló la presencia de animales y materia fecal de roedores, especialmente en los establecimientos que fueron cerrados.“Cuando un restaurante no cumple con la normatividad y pone en riesgo la salud de los consumidores, se aplican todas las medidas restrictivas. Una vez se demuestre el cumplimiento de los requisitos se levanta el sellamiento y puede seguir funcionando bajo el constante seguimiento, evaluación y plan de mejoramiento”, expuso Marta Faride Rueda, de la Secretaría de Salud Ambiental.Sin embargo, muchas veces estos restaurantes también son cerrados o suspendidos por no cumplir con los documentos que exige la ley para su funcionamiento.Las reglasSegún el reporte entregado por la oficina de Convivencia y Seguridad de los 605 restaurantes que fueron controlados tan sólo 13 presentaron los documentos completos.“Para que un establecimiento pueda abrir sus puertas al público debe tener los documentos básicos como el uso del suelo, registro ante la Cámara de Comercio y el concepto de Salud Pública, si no cumple con ello no puede estar en funcionamiento”, explicó Efraín Sierra, director de la oficina de Convivencia y Seguridad.En los controles realizados en cada una de las comunas de la ciudad, 390 establecimientos están pendientes de la apertura de expedientes y 202 ya están en un proceso administrativo, es decir están en investigación para verificar si los documentos están en regla.Por su parte, el Dagma tiene procesos abiertos a tres expendios de comidas ubicados en el centro sobre la Carrera 15, por el mal manejo de los residuos sólidos. Carolina Muñoz, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodrés, gremio que agrupa a 73 restaurantes del Valle, señala además que es importante que “la Secretaría de Salud Pública de las herramientas y la capacitación necesaria para que los establecimientos sepan cuáles son los requisitos que deben cumplir, y no caigan en mas errores”.Con todo lo anterior, lo que se observa es que pese a los esfuerzos por controlar el buen funcionamientos de los restaurantes de la ciudad, buena parte de ellos siguen incumpliendo con las normas sanitarias, poniendo en riesgo la salud de comensales caleños como Gilberto que adquirió una gastroenteritis que puso en riesgo su vida.Todo porque uno de los 136 restaurantes que funcionan en el centro, según la Cámara de Comercio, no cumplió con las normas de higiene y ofreció al público una carne que estaba descompuesta.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad