Restaurantes de Cali vivieron un día de pesadilla por falta de agua

Restaurantes de Cali vivieron un día de pesadilla por falta de agua

Abril 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Restaurantes de Cali vivieron un día de pesadilla por falta de agua

El corte en el servicio de acueducto trajo consigo la parálisis de varios negocios de centros comerciales. Empresarios dicen que la crisis del acueducto no es por el invierno, sino por falta de planeación de Emcali.

El corte en el servicio de acueducto que se registró este miércoles en Cali causó un serio perjuicio a los empresarios del sector gastronómico. En varios de los centros comerciales del sur muchos restaurantes de Cali tuvieron que cerrar su puertas, debido a la parálisis en la bocatoma de la planta de tratamiento de Puerto Mallarino, que se presentó desde las primeras horas de la madrugada.Por ejemplo, en el Centro Comercial Palmetto Plaza, casi siete restaurantes se mantuvieron cerrados frente a la imposibilidad de cocinar sus alimentos. Los pocos negocios de comida que estaban abiertos estuvieron llenos, pero eran aquellos que no necesitaban agua para prestar un buen servicio. Nelson Abadía, jefe de mantamiento del Centro Comercial Palmetto Plaza, indicó que el centro comercial se quedó sin agua, y por lo tanto no pudo ofrecer un buen servicio sanitario. "Seguimos esperando a que llegue el agua porque no tenemos. A pesar que tenemos tanque, la reserva se acabó desde ayer en la tarde. No podemos prestar el servicio adecuadamente", expresó hace pocos minutos a Elpais.com.co."Los restaurantes no pueden preparar alimentos. Sólo pueden hacer lo que ya viene preparado, como congelados o fritos" dijo Abadía.En efecto, la situación se vivió con mayor complejidad en el Centro Comercial Cosmocentro, donde ningún local de comidas pudo operar, según personal administrativo del mismo. Mery Helen Salazar, jefe de mantenimiento Cosmocentro, manifestó su preocupación frente al hecho."Estamos muy preocupados, la situación está muy crítica. Fue algo que no fue avisado. Estamos acabando con los reservorios. Estamos funcionando gracias a la reserva de agua. No se están preparando alimentos. En caso que no llegue el agua, se van a suspender las labores, pero hay que tener fe. Nosotros esperamos que la Secretaría de Salud nos ayude y nos de alternativas, porque así mismo como nos vigilan, pedimos que nos ayuden. El agua es vital para poder prestar un buen servicio a nuestro arrendatarios y a nuestros clientes", aseveró Salazar.La Directora Ejecutiva de la sección Valle del Cauca de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodrés, Carolina Muñoz, afirmó que las pérdidas en el sector son grandes y que los cortes de agua son una situación recurrente que se debe, más que al invierno, a la falta de planeación. "Claramente esta administración no es la que más se preocupa por el sector comercial. Esto que pasa es por falta de planeación. No nos avisan, no envían el comunicado que elaboran, no hay línea de atención habilitada. Es grave. Cuando se afecta el comercio, se afecta el empleo. Si un restaurante no tiene agua debe decidir no abrir y eso genera pérdidas de, por lo menos, 1 millón de pesos en cada negocio", concluyó la directora ejecutiva de Acodrés.Por otra parte, en medio de la zozobra que genera el no tener agua para operar los negocios a cabalidad, muchos restaurantes decidieron funcionar en contra de los pronósticos negativos. En el tradicional Restaurante La Cucharita, según un trabajador del mismo, se laboró a pesar de que "No tenemos agua, pero estamos trayendo de donde toque. Así estamos funcionando".Juan Carlos Sanín, empleado del Restaurante Apolo, expresó que las ventas disminuyeron un poco, pero que siguen trabajando gracias al reservorio propio que tienen en el negocio. "No deja de ser una molestia porque cada que llueve se presenta una turbiedad y esa es la excusa. Pero ya es un problema que debieron haber resuelto. Es una historia de hace 4 años y nada que resuelven. No pueden dejar a toda la ciudad en espera a ver si llega el agua o no. En cambio, los recibos de agua si llegan puntuales y si no se paga nos cortan el servicio. Para eso sí no hay espera" aseveró Sanín.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad