Residentes del barrio San Antonio de Cali piden más seguridad a las autoridades

Abril 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Residentes del barrio San Antonio de Cali piden más seguridad a las autoridades

Los residentes del barrio San Antonio aseguran que andan atemorizados por las calles, pues los atracos son frecuentes, incluso a la luz del día. Piden mayor acción de las autoridades y que reaccionen más rápido.

Tras el robo de una de las tres campanas de la Iglesia de San Antonio, los residentes de este barrio aseguran que este es tan solo un ejemplo de la preocupante inseguridad del sector.

Aunque por estos días el tema de conversación en el barrio San Antonio es el hurto de una de las campanas de su capilla, los habitantes del tradicional sector de la ciudad han alzado sus quejas porque afirman que esto es “tan solo un ejemplo” de lo que sucede a diario en sus calles.Luz Elena Mosquera, por ejemplo, cuenta que la casa de su madrina - en la Calle 1 con Carrera 5 - la han robado dos veces en menos de seis meses. Explica que como la casa de al lado está vacía, los amigos de lo ajeno se entran y se pasan por el solar, pese a que tienen una cerca de alambre.Ella dice que el atraco callejero es pan de cada día. Que como mínimo se dan cuatro a la semana. Frente a su casa, Calle 1 con Carrera 4, muy cerca del templo, es un “atracadero” a plena luz del día. Pasar por allí a la 1:00 p.m., si se es estudiante o se tiene un bolso o un morral, es un riesgo inminente de robo, dicen. Gustavo, otro de los residentes del sector asegura que los robos callejeros los hacen personas en moto o bicicleta. Que hace unos pocos días a una mujer dueña de un restaurante le quitaron el celular llegando al local.Luz Elena, quien tiene 40 años y cuenta que nació en el barrio, afirma también que en el parque de la iglesia, donde los fines de semana llega un sinnúmero de jóvenes (y también expendedores de droga) una de las modalidades que usan los ladrones es esconderse tras los árboles y señalar a las posibles víctimas con un láser. Una vez señalado, su compinche sale de la oscuridad y aborda al sujeto.Pero lo más grave, denuncia Marta Lucía Scafidi, miembro de la Junta de Acción Comunal de San Antonio, es que en los últimos meses han asesinado a no menos de cinco personas en la zona. Algunas, señala, fueron baleadas saliendo de restaurantes reconocidos.Además, asegura que el parque contiguo a la capilla y el Parque del Acueducto se están convirtiendo epicentros de tráfico de estupefacientes. Cuenta que los vecinos han reportado la presencia de vehículos en estas zonas, desde donde se negocia con los traficantes del sector. Además, señala Scafidi, se ha detectado que vienen de otros barrios para extender la red hacia San Antonio.Para Jean Paul Archer, arquitecto del barrio San Antonio, la causa de fondo de este problema es el descuido del Municipio con esta zona. “La falta de inversión en los parques, la mala iluminación, falta de control al espacio público y mal manejo de tránsito, se suman para que el barrio sea anárquico”, dice. Otra de las quejas de los habitantes del sector es que la Policía responde muy tarde. “Se les pone en alerta y llegan media hora después, o no llegan”, dice Alfredo, otro de los residentes de la zona. Frente a las quejas, el teniente John Freddy Alfonso Lesmes, comandante de la estación de Fray Damián, aseguró que este año no se han registrado homicidios en San Antonio.También señaló que el delito que más se presenta es el de hurto a vehículos y motos, mientras que tienen pocas quejas de atracos a personas. Sobre la supuesta falta de reacción de la Policía, pidió a la comunidad que reporte sus quejas, ya que hasta ahora no ha recibido ninguna.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad