Renunciaron siete médicos del Hospital Psiquiátrico en Cali

Diciembre 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Renunciaron siete médicos del Hospital Psiquiátrico en Cali

Exgerente del Hospital Departamental Psiquiátrico Universitario del Valle, Alberto Bonilla Mosquera.

Argumentaron que la situación financiera muestra que “este hospital no va a ser sostenible a mediano y largo plazo”.

Siete médicos psiquiatras del Hospital Departamental Psiquiátrico Universitario del Valle, con sede en Cali, presentaron ayer renuncia a sus cargos, alarmados por los informes financieros de la institución y por la desestructuración de los procesos administrativos y asistenciales.Así lo dieron a conocer mediante una carta de diez puntos que enviaron a los miembros de la Junta Directiva del citado centro hospitalario, que recientemente se vio envuelto en una denuncia por presuntos pagos de medicamentos a precios diferentes a los del mercado.Ellos, que son participantes en la asamblea permanente que se lleva a cabo en la institución, también denunciaron características de la gestión del actual gerente, Alberto Bonilla Mosquera, como, según explicaron en la citada misiva, “maltrato y acoso a empleados, desconocimiento de los servicios de la institución, desconocimiento de las políticas de atención a la salud mental en el mundo, negligencia e ineficiencia en la gestión financiera y administrativa de la institución”.Los médicos psiquiatras que decidieron renunciar son Ana María Guerra, Carlos Alberto Miranda, Gustavo Ballesteros, Juan Carlos Rivas, María Adelaida Arboleda, Orlando Fierro Pérez y Sandra Viviana Ríos.El País localizó telefónicamente a la profesional María Adelaida Arboleda, pero dijo que la persona autorizada para tocar el tema es su colega Juan Carlos Rivas, quien lastimosamente tenía su celular en buzón.En la carta, los galenos renunciantes indicaron que “frente a estas situaciones hemos buscado diferentes estrategias para recuperar el desarrollo institucional y buscado espacios de trabajo y concertación con el gerente de la institución, sin obtener respuesta de su parte”.Reconocieron que fueron respetuosos de los procesos de evaluación y calificación de la gestión del gerente, en espera de la toma de medidas que permitieran superar la crisis del hospital y a pesar de considerar que el tiempo “que se ha tomado la Gobernación del Valle del Cauca para brindar soluciones definitivas no se corresponde con la gravedad de la situación”.Igualmente, revelaron que la situación financiera del psiquiátrico muestra que “este hospital no va a ser sostenible a mediano y largo plazo”. Indicaron que es evidente la pérdida de pacientes sin que se vean las acciones tomadas por la gerencia para resolver esta situación. “Es así como a octubre de 2011 se observa una disminución de las ventas en un 21,67% y ha habido un incremento del costo de ventas en un 87,83% con respecto a lo que sucedía en octubre de 2010. También encontramos en el informe financiero a octubre que hay una pérdida operacional de $5.440.949.000 y un excedente del ejercicio de $1.433.605.000”.Los médicos dejaron en claro que la institución se encuentra en un alto riesgo de no recuperar la acreditación, en el caso de presentarse al ente acreditador, “constituyéndose ésta como una amenaza significativa al carácter de Hospital Universitario, ya que de acuerdo con las normas vigentes es una condición indispensable para tener acceso a los recursos de estampilla”.En la carta de renuncia también dejaron conocer su descontento con la posición tomada por el gobernador Francisco José Lourido, por haber ratificado el análisis de la gestión del gerente que hizo la Junta Directiva del Hospital Psiquiátrico y a “quien -Bonilla- se le debió declarar insubsistente para continuar en el cargo”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad