Remodelación de infraestructura de Cali, una obra aún sin conclusión

Remodelación de infraestructura de Cali, una obra aún sin conclusión

Junio 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País
Remodelación de infraestructura de Cali, una obra aún sin conclusión

Prolongación de la Avenida Circunvalar. El proyecto, incluido en el paquete de las Megaobras que se adjudicaron en 2010, no tiene un avance ni siquiera del 10 % después de cuatro años.

Retrasos obedecen a falta de planeación y de diseños. Hay sobrecostos y dineros embolatados. Revisión.

Cali aún sigue esperando que las megaobras y el MÍO le cambien la cara de una vez por todas y la conviertan en una urbe moderna, como esas donde es fácil andar a pie o en carro de un lugar a otro. Donde es agradable vivir.En eso se ha avanzado. La Calle Quinta tiene otra cara. El túnel de la Avenida Colombia conduce al primer mundo. La Autopista Sur es más fluida. Entrar a Aguablanca por la troncal es más fácil.Pero aún quedan tareas pendientes. Proyectos vitales para completar la utopía que prometen el bulevar de la Avenida Colombia y la Plazoleta Jairo Varela. El MÍO, por ejemplo, está a medio camino. Quedan por terminar el Miocable y tres terminales de cabecera que cierran el circuito del sistema: las estaciones Calima, Aguablanca y Valle del Lili. La Estación Calima tiene $6800 millones del anticipo embolatados y ni un ladrillo puesto tras seis años de haber sido adjudicada. Es la campeona de las obras inconclusas, sin empezar. La presidenta de Metrocali, María del Pilar Rodríguez dijo que a finales de año se volverá a licitar esta obra y estaría lista en 18 meses. Las demás terminales están en veremos.Por otra parte, la conectividad de la ciudad está comprometida. La prolongación de la Avenida Circunvalar está llena de dificultades. El contratista no ha podido ejecutarla. Y la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali, obra pagada por valorización, no ha sido contratada. Según Planeación, son vías claves para agilizar el tráfico urbano de sur a norte y facilitar la conexión intermunicipal. En su última auditoría a las obras del Municipio realizada hace dos años, la Contraloría de Cali dio cuenta de quince proyectos pendientes o mal terminados que costaban $76.000 millones.Pese al incumplimiento de contratistas, el ente de control advirtió que no se habían iniciado las acciones del caso contra ellos por $57.000 millones, que era la inversión afectada. Por el contrario, el contratista de la Calle 121 o vía a Navarro demandó al Municipio por daños y perjuicios.Los expertos coinciden en que el retraso de las obras obedece a una “mala planeación”. Así lo advierte el arquitecto de la Universidad del Valle Carlos Botero. Dice que entregar obras a un contratista sin tener el diseño completo genera sorpresas en la etapa constructiva por manejo de redes de servicios públicos o líos de predios, tal como ha ocurrido en la Circunvalar y en casi todas las megaobras.El problema es que cuando esto sucede, es necesario hacer adiciones presupuestales, el proyecto se encarece y su ejecución se retrasa. De esta manera, pierden el fisco y la ciudad.Megaobras como la vía Circunvalar y proyectos del MÍO como la estación Julio Rincón, el Miocable, la terminal Calima y el espacio público sobre el hundimiento de la Carrera 18 entre 25 y 26 son muestra emblemática de obras inconclusas.También hay proyectos menores en escuelas públicas que hacen falta, obras sanitarias, de seguridad y medio ambiente en la zona rural y semiurbana. En algunos casos el atraso obedece a falta de gestión para mover recursos como los cedidos por Ley 21 y que son administrados a través de Fonade para educación. Francisco Ortiz, director de construcción de Metrocali, ha reconocido que varias obras se han retrasado porque en un principio no se diseñaron bien o la contratación tuvo problemas. Han tenido que “detenerse a reestructurar el proyecto”.Omar Cantillo, subsecretario de Infraestructura, señaló que la cesión de predios es el común denominador para el retraso de las obras. También los líos económicos de los contratistas, pero aseguró que se harán cumplir los contratos para garantizar que las obras se terminen. Entre tanto, la remodelación de la ciudad sigue en obra negra.Prolongación de la Circunvalar, una obra inciertaLa prolongación de la Avenida Circunvalar o Calle Primera entre las carreras 70 y 80 es uno de los mayores elefantes blancos de la ciudad.El proyecto, incluido en el paquete de las Megaobras que se adjudicaron en 2010, no tiene un avance ni siquiera del 10 % después de cuatro años.Así lo advierte Julio Durán, un comerciante del sector, que dice que “de 2000 metros de vía que deben construirse, no llevan ni cien metros”. Ómar Cantillo, subsecretario de Infraestructura, dice que se ha avanzado en cuatro cuadras después de la Carrera 70 y que se espera un avance del 70 % de aquí a diciembre. Pero los trabajos marchan a paso lento.Pese a que el Municipio le anticipó $80.000 millones, el consorcio Vías de Cali SAS, constructor de la obra, tuvo serios problemas de liquidez. No hizo oportunamente la negociación de más de 200 predios necesarios para darle paso a la vía. Según se indicó, hasta ahora se han comprado 186 predios, 10 más están en negociación preliminar y 3 en proceso de expropiación. Pese a que el Municipio le impuso una multa de $3.500 millones por demora en ejecución del proyecto, pero esta nunca se hizo efectiva.El consorcio construye en esa misma zona la vía a La Paz o Carrera 3 Oeste, que tiene el mismo retraso. La obra está en menos del 50 % por cuanto solo tiene listo el tramo entre las calles 70 y 74C, pero hay un segundo tramo inconcluso al que le hacen falta 49 predios por adquirir.Estación Julio Rincón, dos años de retrasoMás de dos años de retraso lleva la construcción de la estación intermedia Julio Rincón, del MÍO y un kilómetro de vía en la Autopista Simón Bolívar, frente a Comfandi Calipso.Metrocali explicó que la obra estuvo suspendida por retrasos en la aprobación de diseños de redes de servicios públicos. Emcali informó que los diseños de energía estaban aprobados, pero el contratista solicitó modificaciones y subterranización de algunas redes. Los colectores pluviales y sanitarios y las redes de acueducto están listos.El retraso ha generado millonarios sobrecostos. También caos en la movilidad por esa autopista y mucha inseguridad para el vecindario. “Aquí, de las 7:00 de la noche en adelante, lo que se ve es puros drogadictos; cuando uno se baja es un peligro. Llevamos como dos años así, hacen de a pedacito y paran. A mi hijo, un día, dos tipos con cuchillos lo persiguieron por acá”, se queja Ana Belén Hernández, habitante de Calipso.Alberto Olaya, presidente de la JAC del barrio Julio Rincón, indicó que el diseño de la obra se ha cambiado trece veces, no han hecho la restitución de zonas verdes y aún faltan predios por adquirir.La obra aún sigue pendiente. Metrocali aseguró que en noviembre próximo será entregada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad