Reliquia de Juan Pablo II ya está expuesta a los feligreses

Enero 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Reliquia de Juan Pablo II ya está expuesta a los feligreses

Esta es la reliquia que le regaló el Vaticano a Cali. Es una medalla de cristal en la que está encriptada la sangre de Juan Pablo II.

La reliquia con la sangre del Beato será expuesta por tiempo indefinido en la parroquia de San Fernando Rey.

La reliquia con la sangre del Beato Juan Pablo II que Su Santidad Benedicto XVI mandó a obsequiar a la comunidad católica de Cali, será expuesta por tiempo indefinido en la parroquia de San Fernando Rey.Este signo de fe llegó gracias a la petición que hizo el padre Manuel Felipe Forero, quien tiene a su cargo la construcción de la parroquia Beato Juan Pablo II, en el barrio Valle del Lili, al sur de Cali.El párroco Forero, valiéndose de los buenos oficios del embajador de Colombia ante la Santa Sede, César Mauricio Velásquez, y de otras personalidades colombianas en Roma, solicitó la autorización al Papa para que el nuevo templo que se apresta a levantar, sea bautizado con el nombre de consagración del primer papa polaco, Karol Wojtila, de acuerdo con el protocolo que para estos casos establece El Vaticano.Para beneplácito de la Arquidiócesis de Cali, el pontífice Benedicto XVI no sólo le envió al padre Forero la autorización para darle el nombre del nuevo beato a su parroquia, sino que le envió a regalar la sagrada reliquia que contiene una partícula de tela impregnada con la sangre del Juan Pablo II, para que sea venerada por la comunidad católica.La muestra de sangre le fue tomada al Santo Padre días antes de su fallecimiento, en abril del 2005. Mañana domingo será llevada al templo en construcción que se llamará Beato Juan Pablo II, para ser venerada durante todo el día. Luego y mientras se construye dicho templo, permanecerá expuesta en la parroquia de San Fernando Rey todos los días de 2:00 p.m. a 8:00 p.m. indefinidamente, hasta nueva orden de la Arquidócesis de Cali, donde puede ser venerada por los feligreses.Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, expresó su complacencia por la buena nueva. “Según los concilios de Nicea, de Florencia, y especialmente el de Trento, explicó el jerarca, la Iglesia nos enseñó que deben ser venerados los sagrados cuerpos de los santos, de los mártires, y de quienes viven con Cristo, pues fueron miembros vivos de Cristo y templos del Espíritu Santo, que por Él han de ser resucitados y glorificados por la vida eterna. Y por medio de los cuales hace Dios muchos beneficios a los seres humanos”.El jerarca de la Arquidiócesis admitió que “recibimos con gran alegría, como también en Bogotá y en Cartago, el traer este signo con la sangre del Beato Juan Pablo II. “Pero en esas dos ciudades permanecerán por peregrinación, mientras que en Cali el acontecimiento tiene mucho más trascendencia porque quedará a perpetuidad en la parroquia que llevará el nombre de beato Juan Pablo II”.“Esta Providencia que nos alegra tanto, supera muchísimo el privilegio con relación a lo que tendrán en otros sitios del país, y esperamos que sirva para la conversión de los caleños”, concluyó el arzobispo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad