Reiteran preocupación por minería ilegal e invasiones en Farallones de Cali

Marzo 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Según el informe presentado por la Personería, un total de 252 hectáreas de páramo y bosque se encuentran afectadas por la actividad minera ilegal en el Parque Natural Nacional los Farallones. Piden mayor presencia policial.

[[nid:406505;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/mineria-ilegal-farallones.jpg;full;{En recorridos efectuados por las autoridades se encontraron 63 socavones y 13 campamentos en el área protegida del parque Nacional Natural Los Farallones. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

Minería ilegal y la proliferación de asentamientos humanos continúan siendo los principales problemas que afectan el Parque Natural Nacional los Farallones. Lea también: Encuentran 63 socavones de minería ilegal en el parque Farallones de Cali

Así lo indicó la Personería de Cali durante la presentación este jueves del informe situacional del Parque, en el que reportó que un total de 252 hectáreas de páramo y bosque se encuentran afectadas por la actividad minera ilegal en su interior.

La personera (e) de Cali, Carmen Elvira Ospina, manifestó su preocupación por estas problemáticas y agregó que "la expansión de la frontera agricultura y ganadera, alteración de cobertura boscosa, desplazamiento de fauna, tala selectiva, captación de aguas, vertimientos de aguas servidas, y el turismo no regulado, son otros de los puntos en que el Estado debe realizar una intervención rápida para su control".

Según el informe la actividad minera se concentra principalmente en el corregimiento de Pichindé en el sector de las minas del Socorro o Alto del Buey afectando la cuenca del río Cali; y en el corregimiento de La Leonera en las minas del Pato, afectando la cuenca del río Felidia.

De igual forma en el sector de San Pablo en la parte alta de Pance afectando la cuenca del río Pance; y en La Candelaria en el Corregimiento de Villa Carmelo afectando la cuenca del río Meléndez.

Asimismo, se informó que en visitas realizadas en la zona se detectó la presencia de 63 nuevos socavones y 13 campamentos, capaces de albergar hasta 500 personas, así como tecnificación de las actividades mineras.

Durante la presentación del informe, el funcionario de Parques Nacionales, Jorge Celis, informó que también se ha detectado el aumento de personas que han erigido sus viviendas en áreas de jurisdicción del Parque Natural.

De igual forma, indicó que desde 2010 Parques Nacionales  ha adelantado 70 reuniones en la zona para tratar de mitigar los efectos en las minas del Socorro o Alto del Buey y en la Leonera. 

"Para mitigar el impacto de la minería ilegal proponemos que se instalen dos puestos policiales en los sectores de Venteaderos y Felidia", afirmó el funcionario.

A este llamado se sumó la Personería de Cali, al manifestar la necesidad de  que se fijen puestos de control de la fuerza pública en puntos estratégicos de la zona tales como Ventiaderos, Peñas Blancas, Pance y Villa Carmelo.

En la presentación también hicieron presencia funcionarios del Dagma, Planeación, y de las secretarías de Vivienda y Salud.

Por su parte, el secretario de Vivienda de Cali, Juan Carlos Rueda, indicó que la dependencia adelantará este año un levantamiento topográfico de la zona, así como un estudio de títulos o diagnóstico jurídico de cada una de las viviendas.

"El estudio de títulos pude tardar hasta tres años y tendría un costo de $10.000 millones", precisó el funcionario.

 

De igual forma, aseveró que ya se hizo la gestión ante el departamento administrativo de Hacienda por el valor del estudio, pero solo fueron aprobados $2.530 millones con los cuales se espera iniciar el proyecto.

 

Afectación en los ríos 

De acuerdo con el informe de la Personería, a través de los registros de calidad de agua que hace Emcali  se ha constatado la presencia de metales pesados (cianuro y mercurio) en la cuenca del río Cali que abastece a los acueductos rurales y la planta de tratamiento río Cali - San Antonio, y aunque recientemente las mediciones no han registrado niveles por encima de los limites, la presencia de minería ilegal mantiene un nivel alto de riesgo de que las poblaciones que se abastecen de las plantas puedan ser impactados por la presencia de estos metales.

Al respecto, el habitante de la Leonera, Hernando Díez, aseguró que "proteger las cuencas de los ríos que abastecen a los caleños debería ser la gran megaobra que debe efectuar Cali".  

 

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad