Reglamentación para instalar antenas en Cali estará lista en julio

Junio 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Reglamentación para instalar antenas en Cali estará lista en julio

Entre finales del 2014 y lo que va del 2015, se han emitido fallos judiciales que ordenaron el desmonte de antenas de telecomunicaciones en barrios como Champagnat, El Trébol y Ciudad Jardín. Sentencias han aplicado principio de precaución, tutelando el derecho a la buena salud de sus vecinos.

Decreto exigirá mimetizar las estructuras instaladas en los lotes y agrega restricciones sobre la altura de las antenas y la construcción de fachadas.

Para la primera semana de julio,  Planeación Municipal tendrá listo el decreto que reglamentará la instalación y operación de antenas de telecomunicaciones en Cali. Lea también: La polémica detrás del desmonte de las antenas de telecomunicaciones. Así lo aseguró Francisco Bonilla, subdirector de Ordenamiento Territorial, quien dijo que solo falta ultimar detalles de la regulación para que sea aprobada por el alcalde Rodrigo Guerrero. El Plan de Ordenamiento Territorial (aprobado en diciembre del 2014) estableció que  estos equipos de comunicación deberán tener una distancia de 250 metros entre una y otra infraestructura y que no se necesita uso del suelo para su instalación. Con el nuevo decreto se agregan nuevas restricciones, entre ellas que la altura máxima que podrá tener una antena instalada en la azotea de un edificio será de 4 metros, para que no se equipare a una torre. Incluye, además,  que estos aparatos sean mimetizados cuando se instalen en áreas de interés patrimonial y  suelos cercanos a áreas de protección ambiental. Otro de los parámetros que incluirá el decreto es que en los lotes donde sean instaladas, los operadores deberán construir una fachada que minimice el impacto visual de la infraestructura. “Los operadores van a tener que invitar a charlas masivas de divulgación para que las personas entiendan que los niveles de exposición a ese tipo de radiaciones no afectan la salud y mejoren su percepción frente a las antenas. Tenemos un problema y es que la gente dice: ‘no quiero tener esas torres, pero sí quiero tener un buen servicio’. Las dos cosas no se pueden dar”, aseguró Bonilla. Igualmente,  las empresas encargadas de la instalación y alquiler de las torres deberán informar a Planeación Municipal a cuál operador le cederán las antenas. Así las cosas, explica Bonilla, se pretende sentar las bases para la instalación y operación de las antenas en la ciudad. El anuncio se hace en medio de la creciente preocupación por la presencia de estos equipos de telecomunicaciones  en algunos barrios de Cali, donde sus habitantes temen por las afectaciones a la salud, pese a que las compañías argumentan que no existen riesgos. Barrios que se quejan por antenasValle del Lili (Comuna 17)[[nid:435337;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/ep00979559.jpg;full;{La antena está ubicada en una edificación multifamiliar en la Carrera 93 con Calle 28.José Luis Guzmán | El País.}]]Ni con un derecho de petición  acompañado de 300 firmas de los residentes de Valle del Lili, se evitó la instalación de otra antena en ese barrio del sur de la ciudad. Una residente de un conjunto residencial de este barrio, aseguró que “todos los vecinos tememos por el impacto que puede llegar a tener en nuestra salud la radiación de ese aparato.A parte de la desvalorización de las casas, hay que ver que en menos de dos cuadras hay seis preescolares y eso es un riesgo para los niños”.  Agregó que la acción a seguir es instaurar una tutela para lograr el desmonte de la antena, porque “aquí la única manera de hacer cumplir las normas es con acciones judiciales.  Si ya ordenaron quitar una en Ciudad Jardín, ¿por qué no la van a quitar acá?”. Bellavista (Comuna 19)[[nid:435341;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/ep00979555.jpg;full;{Una de las antenas que genera molestias en Bellavista es la de la Calle 13 con Carrera 3 Oeste.José Luis Guzmán | El País.}]]Son cuatro las antenas de telecomunicaciones que desvelan a los residentes de Bellavista, quienes han presentado tres derechos de petición y una acción popular para lograr su desmonte; acciones que, a la fecha, no han dado ningún fruto. Según Darío Enriquez, conciliador de este barrio, ningún operador de telefonía  da cuenta de cuál es su antena ni responde por las solicitudes de la comunidad respecto a mediciones de ondas electromagnéticas. “Estamos preparando otra acción popular para ver si por fin nos escuchan y desmontan las antenas, porque ya tenemos cuatro casos documentados de personas que empezaron a padecer de cáncer de piel y mama desde que comenzaron a operar los aparatos. Están cerca a colegios, ancianatos, jardínes infantiles y al puesto de salud”. El Bosque (Comuna 2)En el barrio El Bosque, al norte de Cali, la comunidad se queja desde hace más de ocho años por el funcionamiento de tres antenas de telecomunicaciones. “Nunca nos consultaron nada sobre la instalación de esas antenas, porque este es un barrio netamente residencial, en el que gran parte de la población son adultos mayores y niños. Hemos pedido a Planeación que revise su operación y no ha pasado nada”, remarcó Francisco Prieto, presidente de la JAC de El Bosque. Las estructuras están cerca al puesto de salud del barrio y a un jardín infantil y, según el líder comunal, desde su instalación “la gente empezó a sufrir de enfermedades como Artrosis, Alzheimer, dolores de cabeza y migrañas permanentes”. Preocupación en otros sectoresResidentes de Pampalinda,  en el sur de Cali (Comuna 19), mostraron su preocupación por la posible  instalación de otra antena en la Carrera 61 con Calle 2, donde ya hay parte de la infraestructura. “Aquí ya tenemos dos antenas funcionando y ahora van a poner  otra. Están invadiendo el barrio”, dijo Giovana Girardi, de la JAC de Pampalinda. En la Carrera 18 con Calle 19 B esquina,  vecinos del barrio Belalcázar (Comuna 9) denunciaron que, pese a que la Subdirección de Ordenamiento Urbanístico ordenó parar la instalación de una antena por no contar con los permisos, según oficios remitidos por esa dependencia, el operador hizo caso omiso. “Cerca a la antena vive una persona con parálisis cerebral  y otra operada de corazón y que sufre de Parkinson y a menos de 100 metros hay tres colegios y un geriátrico.  Hace dos meses les ordenaron parar, tampoco socializaron y la antena ya está funcionando”, aseguró Yolanda Pedroza, residente del sector.   

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad