Regalitis aguda en esta temporada decembrina

Diciembre 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Evite descalabros a la hora de regalar, en esta Navidad. 24 claves para dar en el clavo y no desfallecer en el intento.

Demuestre su afectoSorprenda con un obsequio a aquellos con quienes lo une un vínculo de gratitud. El mejor regalo, dice la experta en etiqueta Lily de Jensen, es el que sale del corazón. Así que, como agrega su colega Piedad Maya, ese presente debe ser una muestra sincera de cariño, cordialidad y agradecimiento. No una imposición porque, al final, todo se nota.ContrólesePlanee su presupuesto antes de ir al centro comercial. Según la Guía Navideña de Visa, los especialistas recomiendan no gastar más del 1.5 de su ingreso anual en consumos de fin de año, incluyendo regalos. Lleve un registro de lo que va gastando, así se controlará más y no habrá sorpresas en las cuentas de enero.No trate de impresionarCompre de acuerdo con su presupuesto. “No debe excederse en el precio para tratar de impresionar”, advierte Lily de Jensen. Pero tampoco llegar al extremo de comprar objetos de poca calidad, “que al día siguiente ya no sirven”, como aconseja la modelo caleña Viviana Dávila.Compre con tiempoMeses antes de la Navidad, visite los centros comerciales para darse una idea de las ofertas y promociones que existen. Los expertos aseguran que lo mejor es ir comprando a lo largo de todo el año los detalles que usted obsequiará en diciembre.Haga la ListaAnote el nombre de las personas (familiares, amigos, jefes, empleados) a quienes desee darles un presente. Piense, como lo sugiere la ‘Personal Shopper’ Consuelo Guzmán, en el estilo y personalidad del homenajeado. “No regale a su gusto, piense en las actividades que realiza el destinatario del regalo, en sus aficiones, en los proyectos que tiene para el próximo año. Así podrá conseguir ese regalo que él valorará”.Modifique la listaLuego de varios días vuelva a revisar su lista de personas. Confróntela con su presupuesto y redúzcala o amplíela. No es mal visto hoy, por ejemplo, darles a los jefes un regalo en grupo. O jugar al ‘Amigo Secreto’ en un grupo familiar extenso para dar sólo un regalo a una persona.Tenga tactoTenga en cuenta la edad, el sexo, los gustos y la jerarquía de quien recibirá su obsequio. En caso de que no haya mucha confianza, nunca regale prendas de vestir, aunque, como asegura Piedad Maya, “las corbatas sí son indicadas”. Un regalo mal escogido puede causar una mala impresión o, incluso, una enemistad, anota Maya. No se le ocurra entonces regalar un libro de dieta a una persona con kilos de más.Sea originalAtrévase a salirse de los regalos tradicionales, innove. Como asegura la gestora cultural Patricia Alaeddine, se exagera muchas veces con los dulces, con la torta de pastores, con las brevas, los chocolates, al punto que hastían de sólo verlos. “Hay que marcar la diferencia, buscar algo diferente a la proliferación que se ve en diciembre. Una suscripción a un periódico o a una revista es un regalazo”.El empaque Sí cuentaEsmérese en la buena presentación de su regalo. Por mucha confianza que exista, jamás entregue un regalo sin envolver, en papel ya usado, pasado de moda o en una bolsa común. No haga lo del presentador vallecaucano Carlos Vargas, de Sweet, que le reveló entre risas a El País: “yo sí uso papeles de años anteriores porque me da pereza estar comprando papel de regalo. Mis amigos se han dado cuenta y les digo: mijo, agradezca el regalo y no se fije en la bolsa”.Un mal empaque puede echar a perder un buen regalo, pues envía un mensaje de descuido, desinterés e improvisación.No se enferme de estrésEvite las compras de último minuto que afecten su presupuesto y su salud (por aquello del estrés). Si son muchos los regalos que faltan, lo mejor es adquirirlos en varias sesiones, no un mismo día.De acuerdo con la Guía de Superviviencia para las Compras Navideñas, de Visa, hay que buscar días especiales de rebajas en las tiendas favoritas.Usar bonos y descuentos.Aprovechar las promociones de envío gratuito de las compras por Internet.Ser creativo y elaborar usted mismo los regalos de Navidad: los destinatarios de los mismos apreciarán su tiempo y esfuerzo.No dañe la sorpresaSi va a enviar un regalo a otra ciudad o al exterior, hágalo con mucha antelación para que el producto no llegue después de que pasen las festividades pues no se recibirá con la misma emoción.Según Protocolo.org, jamás diga que ha enviado un regalo ni el tipo de obsequio antes de su recepción. Malograría el efecto sorpresa que es un importante componente del regalo.Al comprar los regalos de los niños, anota Piedad Maya, escóndalos bien para que así sean una verdadera sorpresa. Eso sí, si va a regalar una mascota a un menor, consúltelo antes con los padres de éste para que den su consentimiento y el animalito no se convierta en un encarte.Jamás alabe su propio regaloEntregue el regalo con una sonrisa o una frase cordial, pero -advierte la experta en etiqueta Piedad Maya- jamás alabe el regalo que dé, no destaque la dificultad que tuvo en conseguirlo, y tampoco insista en su calidad, rareza u originalidad. ¡Mucho menos insinúe cuánto le costó! Tampoco insista en que el destinatario lo luzca inmediatamente (en el caso de la ropa). No dé regalos muy ostentosos o comprometedores, que hagan sentir mal a quien los reciba, añade la asesora en etiqueta y protocolo Vicky de Páparo. Y si no tiene para dar un regalo útil, no obsequie nada o prefiera una linda tarjeta. La mujer ejecutiva -advierte la especialista Diana Neira en su libro Manual Imagen de Mujer- “no debe aceptar ni hacer regalos comprometedores, ni pedir prestado dinero u objetos a sus compañeros de trabajo”.¿Olvidó marcar el regalo? ¡Error!Según el portal Protocolo.org, nunca debe olvidar identificar bien sus regalos, pues en estas fechas se reciben muchos obsequios y puede que quien lo reciba ni se entere de quién es.Siempre debe añadirle al regalo una tarjeta que indique quién regala y a quién va dirigido, explica Lily Mosquera de Jensen. Ni se le ocurra escribir el nombre del destinatario con mala ortografía, pues equivale a una bofetada. Puede escribir a mano una tarjeta con un bonito mensaje en el que manifieste el aprecio, cariño o admiración que siente por esa persona.Ni recicle, ni repitaNo guarde los regalos que no le gustan para luego regalarlos. Cabe la posibilidad de que, por tener amistades en común, algún día quien le hizo el obsequio se llegue a enterar de que usted se lo dio a otro: ya sea porque se lo vio puesto o lo encontró en casa de aquel. Eso, además de ser de mal gusto, causará molestias y ofensas. Cuídese de no regalar lo mismo cada año. De esto se queja Martha Suárez: “Con la de esta Navidad son dos las licoreras que me regala mi vecina. La otra me la dio el año pasado”.Asegure el EnvíoSi piensa enviar un obsequio por una empresa de mensajería, asegúrese de que el destinatario esté en la ciudad; corrobore y escriba correctamente su nombre y la dirección.Si el regalo es grande, envuélvalo en dos cajas. La caja exterior, fórrela usted, o pídale a la empresa que ofrece el servicio que lo haga con papel común. Pero la caja interior, vístala con papel de regalo y un moño de Navidad, así halagará al receptor del envío.Para ejecutivosUn regalo ideal para un ejecutivo es el que lleva algo de su gusto personal, relacionado con su profesión, sus intereses o aficiones. Si es coleccionista de algo, un artículo para sumar a su colección será bien recibido. Un buen libro, un bolígrafo de buena calidad, una caja de finas esquelas, discos, son una opción.Si la ancheta es para una persona de cierto nivel, tendrá que ser muy bien decorada y con productos de alta calidad.Respete otras CulturasTenga en cuenta las diferencias culturales y religiosas de quienes recibirán sus obsequios para no llegar a ofenderlos, comenta Lily de Jensen. “Una botella de vino o licor no se le debe obsequiar a alguien de un país islámico. En algunos países se puede llevar un ramo de flores a un hombre; entre nosotros se acostumbra una canasta de frutas o un arreglo combinado”. En las anchetas de productos alimenticios hay que tener en cuenta que algunos no son adecuados para ciertas culturas o religiones.No soborne con su regaloUn regalo no debe suponer un compromiso para la persona que lo recibe, por lo tanto, dé un obsequio a un empleado o a un funcionario público para agradecerle el buen trato que ha tenido con usted, no con el ánimo de obtener favores. Asegúrese de que, por política empresarial, pueda enviárselo a su lugar de trabajo; de lo contrario, hágalo llegar a su domicilio. Entregue el regalo de la manera más discreta.Sea un buen amigo SecretoPara no tener tropiezos, lo mejor es definir un rango de precios. Y respetar las reglas del juego: endulzar con frecuencia y entregar el detalle el día acordado. Es completamente irrespetuoso ”olvidar” el día de la entrega del regalo y prometer que “luego” lo traerá. También es de mal gusto regalar algo inútil por salir del paso, como esa porcelana que hace tiempo reposa sobre su mesa de noche. Si se compromete, cumpla.Sí, hay regalos que son obligatoriosEn fechas navideñas los regalos de las empresas prácticamente una obligación con los socios, los clientes especiales y los empleados.Las compañías pueden asesorarse de los profesionales llamados Consultores de Regalos o de firmas que ofrecen catálogos muy completos para hacer obsequios acertados.De acuerdo con Lily de Jensen, accesorios como cinturones, billeteras, carteras o joyería, aunque son obsequios personales, pueden regalarse en la oficina.Póngase en los pies del otroPor no pensar en la otra persona, su regalo puede defraudar. Así lo recuerda la pintora Carolina Jaramillo, que de colegiala recibió los regalos más “encartosos”. Recuerda que “en una época tenía más llaveros que llaves, y miles de ganchos de pelo: ¿Para qué diablos me sirven? me preguntaba, si desde los 17 hasta los 30 años llevé el pelo corto. Odio que me den regalos por salir del paso, solo por compromiso”. Evite imponer sus propios gustos.InfórmeseNo es fácil escoger regalos. Busque propuestas a través de Internet, hay empresas especializadas en ofrecer productos para todo tipo de presupuestos y estilos.En las páginas especializadas en compra-venta y remates, asegura Piedad Maya, “pueden conseguirse objetos poco comunes”.Con los exigentes, vaya a la fijaLos bonos son una buena opción para halagar a una persona, asegura Consuelo Guzmán. Eso le da libertad de comprar a su gusto y con su estilo. En eso coincide el presentador Carlos Vargas. “Los de mi casa y mis amigos cercanos no me dan ropa o un detalle, me dan un bono, plata o me llevan de compras porque saben que soy muy cansón o por asuntos de talla, de estilo, color, cosas así”. No descuide al anfitriónSi lo han invitado a almorzar o a una rica cena, al día siguiente envíe flores o un detalle bonito a la persona que lo atendió. Puede incluir una tarjeta en la que manifieste su agradecimiento al anfitrión. Como mínimo, una llamada al día siguiente le hará saber que valoró la atención recibida.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad